Enlaces accesibilidad

El consumo privado y la inversión mitigaron la caída de la economía en 2010 hasta el 0,1%

  • Los hogares consumieron un 0,7% más, frente al descenso del 2,3% de 2009
  • Las exportaciones aceleraron la recuperación en el cuarto trimestre de 2010

Por
La economía española creció dos décimas entre octubre y diciembre

La recuperación del consumo privado y la menor caída de la inversión permitieron a la economía española mitigar su retroceso en 2010 hasta dejarlo en una caída del 0,1% respecto a un año antes, según los datos de Contabilidad Nacional publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La caída de la economía española el año pasado en una décima mejora la previsión del Gobierno, que apuntaba inicialmente a un descenso del 0,3% y que posteriormente fue corregida hasta un retroceso del 0,2%. Asimismo, contrasta con el retroceso del 3,7% que experimentó el Producto Interior Bruto (PIB) español en 2009, aunque España, por primera vez en 15 años, creció menos que la media de la zona del euro.

Esta mejora de la economía se basó en la evolución favorable del gasto en consumo final, que avanzó un 0,7% en 2010, frente a la caída del 2,3% en 2009, y al comportamiento menos negativo de la inversión, que registró un retroceso del 7,6% en contraste con el derrumbe del 16% de 2009.

El aumento del consumo, en cualquier caso, fue de origen privado, ya que los hogares elevaron su gasto en consumo un 1,3%, mientras que las administraciones públicas lo redujeron un 0,7%. En 2009, la situación había sido a la inversa: los hogares consumieron un 4,3% menos, en tanto que las administraciones públicas incrementaron su gasto en consumo un 3,2%.

Aceleración en el cuarto trimestre

Parte de la mejora del PIB durante el año pasado se debe a la aceleración de la actividad en el cuarto trimestre de 2010, ya que, entre octubre y diciembre, la economía subió un 0,2% respecto al trimestre anterior -en el que la economía permaneció estancada- y un 0,6% en comparación con el cuarto trimestre de 2009.

La tasa interanual del PIB del cuarto trimestre de 2010 supone además la segunda tasa en positivo después de registrar caídas desde el cuatro trimestre de 2008 hasta el primer trimestre de 2010, que oscilaron entre el -1,4% y el -4,4% en el segundo trimestre de 2009.

A esta aceleración contribuyeron decisivamente las exportaciones de bienes y servicios, que crecieron un 10,5% (frente a un 9,4% en el tercer trimestre), mientras que las importaciones, aunque también aumentaron, lo hicieron de forma más leve, al pasar del 5 al 5,3%. De este modo, el conjunto de la demanda nacional redujo una décima su contribución negativa al PIB, al pasar de un -0,7% a un -0,6%, y la demanda externa la elevó tres décimas, desde un 0,9% al 1,2%.

En cuanto al empleo, en el último trimestre del añomoderó su descenso en dos décimas, pasando del -1,6% al -1,4%, lo que representa la reducción de más de 238.000 empleos netos a tiempo completo en un año, una pérdida que se ceba en mayor medida en la industria, en los servicios de mercado y en la construcción.

El Gobierno habal de "recuperación débil"

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha valorado que el dato "cierra un año 2010 en el que se ha iniciado un etapa de recuperación de la actividad productiva, aunque de forma débil", por lo que ha señalado la necesidad de "apuntalar el crecimiento en 2011". "Un descenso del 0,1% no es un dato positivo y es peor que el de los países de nuestor entorno"; ha reconocido.

Es de esperar que en 2011 nuestro crecimiento se vaya apuntalando

Campa, en cualquier caso, ha señalado que el crecimiento efectivo mejora las previsiones del Gobierno y ha avanzado que a lo largo de 2011 se consolide el aumento de la actividad, para contribuir a crear empleo. "Es de esperar que en 2011 nuestro crecimiento se vaya apuntalando sobre las bases de la exportación, el consumo de las familias, la contribución menos negativa de la construcción y la mejora sostenida de la inversión en bienes de equipo".

Aunque ha admitido el impacto que las medidas de ajuste han tenido sobre el PIB, Campa ha señalado que esas medidas, en especial las aprobadas en mayo para reducir el déficit, han contribuido por otro lado a mejorar la competitividad de España: "La consolidación fiscal, que contribuyó de forma más negativa de lo que habíamos esperado en el consumo público, se compensó con esa competitividad en las exportaciones.

Noticias

anterior siguiente