Anterior Todos los grupos, salvo el PP y UPN, respaldan la proposición de ley contra la discriminación del colectivo LGTBI Siguiente Al menos 134 muertos en un fuerte terremoto en México con decenas de edificios derruidos Arriba Ir arriba
 Viñeta de 'Sara Servito', de Laura y Felipe H. Cava
Viñeta de 'Sara Servito', de Laura y Felipe H. Cava Edicions de Ponent

'Sarà Servito', un apasionante juego de máscaras en una Venecia decadente

  • El guionista es el Premio Nacional del Cómic Felipe H. Cava

  • La dibujante es Laura, una de las pioneras en el cómic adulto español

  • El comic y sus autores están nominados a los premios del Salón de Madrid

|

Felipe Hernández Cava (Madrid 1953)

Guionista de historietas y director editorial español. Conocido por ser miembro del colectivo El Cubri, ha trabajado también con otros dibujantes. Durante el boom del cómic adulto, fue uno de los artífices de la renovación del cómic español, junto a autores de su misma generación como Josep María Beá (1942), Luis García (1946), Carlos Giménez (1941), Fernando Fernández (1940), Enric Sió (1942) o Adolfo Usero (1941). También trabaja como guionista de televisión, crítico de arte y curador de exposiciones.En 2009 recibe el Premio Nacional del Cómic junto con Bartolomé Seguí por Las serpientes ciegas (BD Banda, 2008)

Laura Pérez Vernetti-Blina (Barcelona, 1958)

Tras licenciarse en Bellas Artes en la especialidad de pintura, trabajó durante diez años (1981-1991) para la revista El Víbora, incluyendo El Toro Blanco (1989) con Joseph Marie Lo Duca y La Trampa (1990). Entre sus trabajos destacan Las habitaciones desmanteladas (Edicions De Ponent, 1999); Macande (Ikusager, 2000), Nous Sommes les Maures (Éditions Amok, 1998) y 11 M, Once Miradas (2005), con Felipe Hernández Cava; Amores Locos (Edicions De Ponent, 2005) y El brillo del gato negro (Edicions De Ponent, 2008) con Antonio Altarriba y Las Mil y una Noches (Edicions De Ponent, 2002), otra vez con Joseph Marie Lo Duca.

"Queríamos mostrar una sociedad en descomposición que a veces puede recordar a la nuestra pero llevada al límite, y nos pareció que nada mejor que la  Venecia del 700 vista a través de los ojos de una mujer", así describe su trabajo en Sarà Servito (Edicions De Ponent), el guionista Felipe Hernández Cava, flamante Premio Nacional del Cómic por Las serpientes ciegas (BD Banda).

"Nos apetecía contar una historia de época en la que hubiera personajes femeninos menos esteriotipados (Sara es una joven culta que pinta motivos religiosos de día y trabaja de prostituta por la noche, que se ve envuelta en un crimen). Una mujer que fuera creíble y que busca venganza, viviendo una serie de aventuras e intrigas en las que hay erotismo, traición, intriga y amor", nos comenta Laura Pérez Vernetti-Blina, una de las pioneras en el cómic adulto español y una firma indispensable de la histórica revista 'El Víbora".

"Con esa escenografía tan teatral Venecia se presta a un relato en el que nada es lo que parece -asegura Hernández Cava- en el que cobra gran importancia el el juego de máscaras. De hecho los personajes van casi siempre enmascarados salvo en los momentos más intensos como la historia de amor de la protagonista con otra mujer. La forma de expresarse de los personajes, las acuarelas de Laura con esos tonos dulces y atenuados, todo contribuye ha hacer una elegía de la caída de Venecia."

Un apasionante intriga en la que el escenario es fundamental

Para que una historia de este tipo resultase creíble Laura tuvo que hacer varios viajes a Venecia: "Las fotos de Internet son muy turísticas y casi siempre con los mismos planos. La historia requería que yo viajara a Venecia para fotografiar callejuelas, canales y palacios, afortunadamente me alojaba en casa de una amiga y además el proyecto consiguió una subvención a las artes plásticas de la Fundación Arte y Derecho que me permitió dedicarme casi por completo a este álbum al que hemos dedicado 4 años. De otra forma hubiese sido imposible, porque Venecia es una ciudad muy cara".

Felipe también tuvo que documentarse: "Sarà Servito es una especie de juego de espejos, me sirve para hablar de cosas contemporáneas llevadas al pasado y  hablar de la Venecia del pasado con una mirada que salvo algunos pensadores especialmente lúcidos, la mayoría de los venecianos del 1700 no poseían. Las memorias de Jean-Jacques Rousseau como secretario del embajador de Francia en Venecia (Les Confessions) me han influenciado más que el juego de galantería y perversión de Las amistades peligrosas de Choderlos de Laclos, con el que algunos nos han comparado. Hay una pequeña trama de intriga que es un mero pretexto para mantener la atención y para pasear por distintos rincones de esa sociedad en la que, menos la libertad de pensamiento, se permiten todas las demás."

Laura siempre ha confesado que Felipe es el guionista con el que mejor trabaja: "Hemos colaborado tanto que casi no tenemos que consultarnos cosas. El me enviaba las páginas cada dos o tres meses y yo las iba dibujando sobre la marcha. Los primeros planos me llevaban mucho menos tiempo que los largos en los que aparecían escenarios de Venecia, y quise usar acuarela porque nuestra referencia era la pintura de la época y queríamos tonalidades y una atmósfera mas pictórica que la que se consigue con el guache o el ordenador, como era una época del pasado requería una técnica más antigua".

"En lo que me compete -asegura Felipe- he querido que los personajes se expresaran de la forma más parecida posible a como lo hacían en las obras de teatro de la época que he podido consultar. Aunque reconozco que lo más difícil ha sido para Laura que ha tenido que recrear ese mundo para conseguir que la atmósfera fuera creíble.

"Lo mas difícil ha sido viajar una época tan lejana y recrear los peinados, el calzado, los gestos, la atmósfera, he tenido que buscar documentación para dibujar todo, desde un zapato a un vaso", asegura Laura.

Uno de los equipos más sólidos del cómic español

"Laura y yo nos sentimos muy a gusto trabajando, aunque ella viva en Barcelona y yo en Madrid -asegura Felipe-. Y hemos hecho muchas historias cortas aunque sólo una larga, un álbum que paso desapercibido pero al que le tengo mucho cariño: Macandé (Descatalogado), que fue muy celebrado por el mundo del flamenco porque trataba de un cantaor gaditano que existió realmente y que no grabó  ningún disco porque no quiso. Pasó buena parte de su vida en un psiquiátrico de Cádiz a donde iban a verle figuras como Antonio Mairena o Manolo Caracol y salían sobrecogidos. Tenía un tono muy especial que ha sido transmitido por la Casa de los Sordera. Era un personaje oscuro y misterioso, pero fascinante"

"Es el mejor guionista con el que he trabajado", así de contundente se muestra Laura al hablar de Felipe. Aunque de momento no tienen proyectos en común. A pesar del éxito de Sara Servito que es candidato a varios premios en el próximo Salón del cómic de Madrid, entre ellos mejor álbum, guionista y dibujante.

"El cómic se está vendiendo bien -nos comenta Laura- por lo visto la crisis no ha afectado tanto a los cómics porque el fan se gasta el dinero y recorta en otros gastos".

Futuros proyectos

"Yo trabajo en muchas cosas que no tienen que ver con el cómic, asegura Felipe,  pero ahora estoy terminando una historia en dos álbumes junto a Bartolomé Seguí (su compañero en Las serpientes ciegas) que saldrá al mismo tiempo en España y Francia. El primer álbum saldrá en febrero. Es una historia muy enrevesada de espionaje ambientada en los años 50. El elemento común es la historia de Yugoslavia y es un homenaje a las novelas de John Le Carré en las que nada es lo que parece. El primer tomo ya está terminado y estamos trabajando en el segundo, para que no se dilate la salida".

Laura recuerda con cariño sus tiempos en 'El Víbora':  "Cuando las grandes editoriales extranjeras querían publicar la revista debido a su calidad, pero mantener ese nivel es muy difícil y los autores se cansan. Sin embargo creo que no hubo nada igual en su época dorada, entre 1979 y 1990. Creo que desde entonces he mejorado mucho como dibujante. Ahora quiero hacer una adaptación de una novela. Será un álbum de unas cien páginas en la que también invertiré unos cuatro años, pero todavía no he elegido el texto. Lo que sí tengo claro es que será en color y que esta vez lo aplicaré por ordenador".

Estaremos pendientes del trabajo de esta pareja de lujo del cómic español capaces de crear obras tan fascinantes como Sarà Servito.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente