Enlaces accesibilidad

Dos muertos y siete heridos por ataques de perro en lo que va de 2010

Por

En lo que va de año, en España han trascendido unos nueve ataques  de perros de razas consideradas peligrosas, siendo el último caso el  ocurrido este lunes en Santa Cruz de Tenerife, donde un niño de apenas tres  años ha fallecido después de haber sido mordido en brazos de su madre  por un pitbull, propiedad de su padre. El niño murió en el Hospital  Universitario de Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) como  consecuencia de las heridas sufridas en el cuello.

Esta muerte se suma a la ocurrida el 15 de mayo en la localidad  pontevedresa de Pazos de Borbén, donde un niño de dos años falleció  tras ser atacado por un perro de su familia, también de la raza  'Pitbull', mientras que el pasado 1 de junio dos niñas, de seis años  y 21 meses, fueron atacadas en Alicante por dos rottwailler. Los  perros se habían escapado de la vivienda de su propietaria y  alcanzaron a las pequeñas cuando se bajaban del coche de su padre.

El primer ataque registrado en 2010 se produjo a finales de enero en el municipio turolense de Fuentes de Rubielos, donde un hombre perdió media oreja y sufrió diversas heridas y desgarros en buena  parte del cuerpo, especialmente en la cabeza y en la pierna derecha,  después de ser atacado por un grupo de diez o doce perros durante una  jornada de caza.

En Torrevieja (Alicante), un perro de la raza 'Rottweiler' mordió  a dos niños cuando se encontraba paseando con su dueña sin llevar el  bozal obligatoria para este tipo de raza. Como consecuencia del  suceso, ocurrido el 29 de marzo, uno de los menores sufrió heridas  leves y el otro tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Otro suceso similar tuvo lugar el 19 de abril en Burgos, donde un  hombre tuvo que ser ingresado en el hospital después de que fuera  atacado por un mastín en un pueblo de la comarca burgalesa de Lerma,  cuando intentaba acceder a una nave en la que se guardaban ovejas.

Pocos días después, el 23 de abril, un policía fue atacado en  Móstoles (Madrid) por un perro de raza 'Doberman', propiedad de unos  de los feriantes ubicados esos días en la localidad con motivo de las  fiestas de la Independencia.

Asimismo, el 11 de mayo un hombre resultó herido en un bar de  Burgos tras ser mordido por un perro, siendo trasladado al hospital  con lesiones graves en una pierna como consecuencia de las  mordeduras, mientras que el 22 de mayo un agente fue atacado en  Ferrol por un perro de la raza 'Rotweiller' cuando participaba en una  detención.

Además, el 19 de febrero, un 'Pitbull Terrier' mató de un mordisco  a otro perro más pequeño que se encontraba en brazos de su dueña en  la avenida Dolores Rodríguez de Aragón, próxima a las nuevas  universitarias de la capital malagueña, donde la mujer paseaba con su  perro, de la raza 'Yorkshire'.

Noticias

anterior siguiente