Enlaces accesibilidad

Comando Actualidad. "Donde comen dos, comen..."

  • Los reporteros de Comando conviven con ocho familias completamente distintas
  • Conoceremos desde una familia numerosa hasta otra monoparental

Por
Comando Actualidad - Donde comen dos

REPORTEROS: Juan Carlos Cuevas y Mila Payo.

DIRECCIÓN: Raúl García, Daniel Galindo, César P. Gozalo.

Todos pertenecemos a una. Es la que nos ha tocado y a la que volvemos en las grandes ocasiones o cuando vienen mal dadas. La familia siempre está ahí, numerosa, monoparental, adoptiva o reconstruída. Comando Actualidad convive con ocho familias completamente distintas y sorprendentes.

Estrella tuvo una hija siendo muy joven. Siempre quiso aumentar la familia, pero el segundo no llegaba. 18 años después se sometió a una inseminación artificial y vinieron cuatrillizos. Cuando éstos tenían dos años y ya apenas cambiaba pañales, se quedó embarazada de la pequeña Sofía. Sin duda a su familia, los Giraldo Moreno, les llegaron los hijos de golpe.

Quienes sí que esperan a todos los que vengan son los Dávila Méndez, apenas pasan de los cuarenta y ya tienen diez hijos. Para facilitar las cosas, llaman a cada uno por un número y los mayores se encargan de cuidar a los más pequeños. Todo en esta familia es a lo grande, y eso que Mel, el padre, pensaba hacerse la vasectomía después de la parejita.

Porque para muchas familias no es suficiente con los casi dos hijos que marcan las estadísticas en España: Pepe y Aurora vieron cómo sus hijas mayores se independizaban y decidieron adoptar una niña en China. Después de pedir un préstamo para tramitar la adopción, vieron que la niña necesitaba una hermanita y ahora tienen tres hijas de aquel país.

Bien distinto es el caso de los Gómez Duarte, que no quieren saber nada de hijos porque tienen todo su cariño volcado en quienes llaman sus bebés: tres perros y un gato que forman parte de la familia, llenan sus álbumes de fotos, y comparten su Navidad con regalos bajo el Árbol.

Donde comen dos, comen...los que sea necesario, porque si llega el paro y no podemos hacer frente a la hipoteca, los padres vuelven a acoger a los hijos y a toda su familia en casa aunque sea en una habitación.

También conoceremos a Ana, una madre de treinta años que lleva sóla el día a día con sus dos hijos, o a los Cristóbal, una familia que junta cada día a padres, tíos, abuelos y nietos, lo que se ha hecho en el pueblo toda la vida.

Noticias

anterior siguiente