Enlaces accesibilidad

Entrevista al Primer Ministro de Zimbabue, Morgan Tsvangirai

Por
Morgan Tsvangirai, en el transcurso de la entrevista concedida a "En Portada"
El Primer Ministro de Zimbabue, Morgan Tsvangirai, recibió a las cámaras de "En Portada" el pasado mes de mayo. Tsvangirai, que charló con nuestros reporteros en el despacho de su partido y no en el del Primer Ministro, respondió varias preguntas, algunas de las cuales se incluyen en el reportaje de  "Viaje a la finca de Mugabe". Sólo aquí, en la web, podéis acceder a la entrevista completa.


- La última vez que le entrevisté, hace ahora 7 años, usted acababa de perder unas elecciones que toda la comunidad calificó de fraudulentas. En ese momento, usted apostó por no cuestionar la legitimidad de los resultados y encomendarse a la victoria en futuras elecciones. ¿Cree que fue un error aquella decisión de no presionar más al régimen de Mugabe?

Morgan Tsvangirai
Creo que aquella crisis ha sido conjurada y hemos entendido la gravedad de la naturaleza de nuestra situación. Hemos presionado hasta el punto de que Mugabe aceptó negociar con nosotros. Pero también somos realistas y apreciamos el hecho de que una cosa es ser elegido y otra cosa es alcanzar el poder. Y cuando estás en el poder debes entender la dinámica política de un país particular y de una situación en particular. Éramos muy conscientes de que el viejo ZANU-PF (el partido del presidente Robert Mugabe) había perdido el apoyo de la gente, pero estaba en el poder. El equilibrio hubo que encontrarlo en un proceso de negociaciones con el objetivo de suavizar la crisis. Yo creo que ésa era la estrategia.


- Usted ahora es parte del Gobierno ¿Qué opina sobre cómo se está aplicando al reforma de la tierra?

Morgan Tsvangirai
Primero, déjeme decirle que en Zimbabue alrededor del debate político la disputa no es sobre la necesidad de una reforma de la tierra. El debate es sobre su aplicación. 15.37 Nosotros objetamos el proceso de violencia. Un proceso que no ha sido transparente, un proceso con violencia, que ha destruido nuestra base económica. Y por todo eso nosotros lo objetamos. Pero el objetivo de la reforma de la tierra nunca la hemos cuestionado. Diez años después de su aplicación, creo que el ZANU-PF aprecia que el problema es la aplicación de la reforma de la tierra. Porque no ha sido transparente y ha tenido un coste económico y por eso ahora se necesita el trabajo de la Comisión Independiente de la Tierra con el objetivo de escuchar a todas las partes implicadas.


- Mucha gente en Zimbabue me ha comentado que la reforma de la tierra sólo beneficia a los amigos de Mugabe...


Morgan Tsvangirai
Usted debe entender que la gente que se ha beneficiado de la reforma de la tierra no son los desterrados, en sentido amplio. Estoy de acuerdo con ese tipo de juicios. Que la gente que se ha beneficiado de la reforma de la tierra es gente vinculada al ZANU-PF o de la élite gobernante. Funcionarios, militares y otros. Estamos de acuerdo... Pero la gente que necesita la tierra son los desterrados, por eso esto es un trabajo inacabado. Por eso es un asunto pendiente de la nación. Y la única manera de hacerlo bien es que sea transparente, en un proceso aceptable para acercar a todo el mundo a este debate político.


- ¿Y qué piensa usted hacer para recuperar la productividad de la tierra de Zimbabue?

Morgan Tsvangirai
Bueno hay varias medidas. Durante las negociaciones políticas todos tuvimos muy en cuenta este punto. Uno, hay un problema con la tierra. Todos sabemos quién es quién y qué quiere cada uno y por eso podemos aplicar una verdadera política de reforma de la tierra. Dos. Queremos trasladar la pregunta sobre dónde y qué podemos dar a esta gente. Títulos, no licencias de uso. Para que todos vayan al banco y logren financiación para sus operaciones en las granjas. Por eso necesitamos los títulos en la Comisión de la Tierra. También necesitamos confirmar claramente que las actividades de las granjas van a ser protegidas. Los cítricos, los cafés y tes.... Es parte de nuestra política nacional. De modo que creemos que respecto a la tierra, cuando la gente está realmente invirtiendo en la tierra, es prioritario proteger su productividad.


- Usted ha declarado que Zimbabue necesita algunas reformas, pero también necesita la ayuda internacional. La ayuda occidental que sigue sin llegar. ¿Tiene usted claro qué tiene que hacer para que comience a llegar esa ayuda internacional?


Morgan Tsvangirai
Estamos en los que se llama benchmarks. En esos créditos que necesitamos, alrededor de un 80 por ciento, podrá venir a través de un acuerdo político global. Incluso si la comunidad internacional insiste en esos benchmarks, nosotros como zimbabuenses negociaremos el proceso para asegurar la democratización del país, la libertad de prensa, la libertad de expresión, de asociación¿ ¡Y un plan de estabilización!. Creemos que esos son planes gemelos. Y eso llevará al país a superar esta situación económica depresiva. No lo estamos haciendo porque estemos presionados por la comunidad internacional. Lo hacemos porque Zimbabue lo necesita.


- Pero quizá la detención hace sólo unas horas -primera semana de mayo-  de varios defensores de los Derechos Humanos no va exactamente en esa línea...


Morgan Tsvangirai
No, no, no. Soy consciente de ello. Por eso hicimos lo que hicimos anoche. El proceso, legalmente, es cuando la gente tiene acusaciones en un tribunal, ahí es cuando tienen que ir al tribunal... Y si están acusados se tiene que llegar a un acuerdo entre la defensa y el Estado. Y eso es lo que va a ocurrir.


- Usted ha dicho que entre sus prioridades está la lucha contra la corrupción. Dígame resultados concretos


Morgan Tsvangirai
Por supuesto. Usted tiene que valorar que la corrupción está en vías de eliminación como consecuencia de la dolarización. Tanto tiempo como hemos manejado los dólares de Zimbabue ha supuesto un parón en los mercados, en la actividad, ha minado la integridad de las reservas del banco y la integridad de todo nuestro sistema financiero. Ése es, evidentemente, el caldo de cultivo de la corrupción. Pero también usted debe valorar que algunas de las actividades físicas que hemos hecho están en la línea de unas medidas para luchar contra la corrupción. En el fondo la corrupción se va a eliminar como consecuencia de la dolarización. Pero por supuesto hay otras prácticas que nosotros debemos rectificar y por eso vamos a proponer varias reformas.


- Mucha gente aquí en Zimbabue me ha pedido que le pregunte quién controla realmente el Ejército, la policía y las cárceles

Morgan Tsvangirai
Ah, ya... El asunto de la seguridad. El asunto de la seguridad está controlado por el Gobierno, que según la Constitución está compuesto por el presidente, el primer ministro y el gabinete. Esto es de la enmienda 19, que dice que la autoridad ejecutiva del Gobierno es la composición del presidente, del primer ministro y del gabinete. Por lo tanto, las fuerzas de seguridad están controladas por el Gobierno.


- Y cree usted que esa respuesta va a ser suficiente para toda la gente que me ha pedido que le pregunte al primer ministro¿ Porque quizá estén pensando en otra persona.

Morgan Tsvangirai
Sonríe. Estoy seguro que están pensando en un general o algo así...Esa gente está sometida a la autoridad civil y la autoridad civil es el Gobierno. Probablemente esas percepciones¿ Pero hasta dónde yo sé el Ejército, la policía y toda esta gente están controlados por el Gobierno como autoridad civil que como autoridad ejecutiva controla esas tres instituciones. Este Gobierno lleva trabajando tres meses y muchas de las cosas que la gente ha soñado que iban a pasar, podrían no pasar con un Gobierno unitario. Este es un Gobierno de coalición y muchas cosas hay que negociarlas, hay que valorar las sensibilidades y navegar entre esas sensibilidades porque si no lo haces, se viene abajo el Gobierno. Y la consecuencia final de que el Gobierno se derrumbe es que habrá más sufrimiento entre la gente. Por eso creemos en este Gobierno. La gente debe ser capaz de distinguir entre lo que sería un Gobierno unitario del MDC (Movimiento por el Cambio Democrático, el partido de Tsvangirai) y que el MDC sea responsable de esas decisiones y un Gobierno de coalición en el que están en el Gobierno el ZANU-PF y el MDC. Y todas las coaliciones en el mundo tienen problemas, pero estoy seguro de que lo que está ocurriendo en este país es extraordinario.


  -Para mucha gente es difícil entender que usted forme parte de un Gobierno que tiene como presidente a Mugabe. Las relaciones entre Mugabe y Tsvangirai son universalmente conocidas como al menos "no perfectas". ¿Cómo funciona ahora la relación personal entre ambos?

Morgan Tsvangirai
Sonríe. Primero quiero decir una cosa. Ningún matrimonio es perfecto, aunque tenga las mejores de las intenciones. No digo que esté de acuerdo con el pasado de Mugabe, con sus actuaciones, sobre todo por cómo trató al MDC. De modo que la graduación dentro de la coalición es una graduación significativa. Hay algunas cuestiones positivas entre él y yo que mucha gente no logra entender. Fuimos enemigos ayer, pero podemos estar en desacuerdo sin que eso genere necesariamente un nivel de odio.


- ¿Y durante este tiempo ha llegado a apreciar al señor Mugabe?


Morgan Tsvangirai
Tenemos diferentes formaciones políticas y tenemos que mezclarlas para alcanzar el éxito y creo que alcanzaremos progresos. Es todo lo que podremos lograr por la gente, no para nosotros como actores políticos, si no por la gente. Tenemos que llegar a acuerdos para la economía, las necesidades humanitarias y otras prioridades y así tendremos éxito. A pesar de todas esas percepciones de que Mugabe se ha caracterizado durante estos últimos 30 años.


- Una pregunta muy formal para terminar. ¿Cómo se desarrollan las relaciones con España?


Morgan Tsvangirai
Para ser sincero, no he establecido ningún contacto directo concreto con¿ Conozco a la embajadora aquí, muy bien. Creo que son unas relaciones muy cordiales. Nunca he estado en España, pero espero que los dos países fortalezcan sus relaciones.

Noticias

anterior siguiente