Enlaces accesibilidad

Irán juzgará a medio millar de personas por los disturbios ocurridos tras las elecciones

  • Se realizará una investigación completa a consecuencia de los altercados
  • Según el Fiscal General del Estado, dos tercios han sido ya puestos en libertad
  • Asociaciones de derechos humanos denuncian que un millar de personas siguen detenidas

Por
Irán juzgará a unas 500 personas arrestadas durante las protestas ocurridas tras las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, en las que resultó reelegido el presidente Mahmud Ahmadineyad. "La Fiscalía General ha aceptado los casos de medio millar de detenidos que aún se encuentran en prisión", ha explicado el diputado Mohamad Reza Tabesh, quien este miércoles se ha reunido con el Fiscal General del Estado, Qorban Ali Dorri Najafabadi.

El parlamentario ha detallado que "los casos serán trasladados a los juzgados preceptivos". Después, algunos podrían pasar a disposición del Consejo Supremo de Seguridad Nacional.

En cualquier caso, Najafabadi ha señalado que de las 2.500 personas detenidas en las últimas dos semanas "2.000 han sido ya puestas en libertad", según Reza Tabesh. Horas antes, el jefe de la Policía iraní, Ismail Ahmadi Moghadam, anunciaba la puesta en libertad de un centenar de personas detenidas durante las tres semanas de protestas.

Posturas en contra

Sin embargo, asociaciones de defensa de los derechos humanos aseguran que todavía quedan más de un millar de personas detenidas en todo el país. La noticia ha coincidido con el llamamiento del Frente Islámico de Participación, una de las principales plataformas reformistas de Irán, para que se libere a los miembros de su agrupación detenidos durante el último mes.

Así mismo, la plataforma alerta a las autoridades de que deberán asumir la responsabilidad "si algo les pasa". Entre ellos se encuentran figuras del reformismo iraní como el ex vicepresidente Mohammad Ali Abtahi, o los periodistas Maziar Bahari y Saeed Hajjarian.

El pasado lunes 6, el ex presidente iraní Mohamad Jatamí y los dos candidatos reformistas derrotados, Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí, pidieron igualmente la liberación de los detenidos y el fin de las "extremas medidas de seguridad".

Noticias

anterior siguiente