Enlaces accesibilidad

Los ocho españoles retenidos en un hotel de Hong Kong por la gripe A ya están camino de casa

Por
Un cliente del hotel de Hong Kong sometido a cuarentena saluda a los periodistas.
Un cliente del hotel de Hong Kong sometido a cuarentena saluda a los periodistas. REUTERS REUTERS
Los ocho españoles retenidos en un hotel de Hong Kong por la gripe A ya han sido liberados de su cuarentena.

Los 300 huéspedes y el personal del Metropark Hotel que han permanecido en encerrados una semana han recibido los certificados que acreditan que se encuentran en perfecto estado de salud.

Las autoridades tomaron esta decisión tras detectar que uno de los clientes del hotel, de nacionalidad mexicana, estaba contagiado por el nuevo virus, que ha afectado a 2.371 personas, de las que 44 han fallecido, según los últimos datos de la OMS.

Toda la logística está ya preparada para trasladarles al aeropuerto, a otros hoteles o a residencias particulares.

Según informa Reuters, el encierro ha acabado con una "noche improvisada de fiesta" en el vestíbulo del hotel donde algunos de los huéspedes han bailado y bebido cerveza y vino. La agencia recoge también la información de un periódico local, The South China Morning Post, que asegura que se han formado dos nuevas parejas en estos días.

El mismo diario informa de que una de las huéspedes aisladas es una prostituta que ha permanecido en la misma habitación que el cliente que la trajo porque la dirección del hotel rechazó darle una propia.

Ganas de llegar a casa

"Hasta que no lo tienes todo no estás tranquila", ha explicado una ciudadana española en cuarentena en el hotel Metropark, del distrito hongkongués de Wan Chai.

La barcelonesa, que no quiso revelar su identidad y que se encuentra en viaje de negocios en la ex colonia británica, ha expresado su agradecimiento a todo el personal del hotel por el trato recibido, pero dijo que a pesar de ello no prolongará, como harán otros españoles, su estancia en el país.

"Yo me voy, ahora de lo que tengo ganas es de llegar a mi casa y abrazar a los míos", ha subrayado la afectada.

Las autoridades locales han ordenado el corte de algunos tramos de las calles del distrito de Wan Chai, donde se encuentra el hotel, durante siete horas para facilitar la circulación de vehículos durante el desalojo de todos los huéspedes.

Por otra parte, el gobierno local ha asegurado que se elevaron las medidas de control sobre cerdos vivos y carne de cerdo desde que se descubrieron casos de gripe A en el mundo y ha pedido a restaurantes y puestos callejeros extremar las medidas de higiene.

La ciudad elevó el nivel de respuesta a situación de "emergencia" el 1 de mayo tras confirmar el primer caso de gripe AH1N1 en la región en China, un joven mexicano de 25 años que se había alojado durante unas horas en el Hotel Metropark.

Tratamiento preventivo

Los huéspedes han sido sometidos a pruebas médicas y han estado tomando tratamiento de forma preventiva durante todos estos días, pero no se ha confirmado ningún caso nuevo.

El pasado domingo, uno de los españoles aislados, el empresario catalán Javier Boada, explicaba que la gente estaba tranquila y que era "mentira que hubiera gente histérica".

Boada explicaba que el gobierno local les ha mantenido "relativamente informados" sobre la cuarentena y su fin. Las mismas que se han ocupado de hacer más llevaderos estos días haciéndose cargo de los costes extras y regalando camisetas y entradas para el parque de Disney en Hong Kong.

Las cajas con arroz grasiento de los primeros días fueron dando paso a fruta fresca, verduras y alcohol. En la fachada del hotel se puede ver una sábana colgada con las palabras: "Todavía nos gusta Hong Kong".

Noticias

anterior siguiente