Enlaces accesibilidad

Hamás ofrece un año de tregua en Gaza

  • El enviado israelí a las conversaciones de El Cairo trasladará la oferta a su Gobierno
  • Egipto le ha trasladado la oferta de Hamás, que pide la retirada de Israel en una semana
  • También demanda que se abran todos los pasos fronterizos, especialmente el de Rafah
  • Tras escucharle, Olmert, Livni y Barak  tomarán "decisiones", según una fuente oficial israelí
  • Ban Ki-moon desea que la decisión israelí "será la correcta"

Por
Ban Ki-moon se reúne con Olmert
Israel decidirá esta noche si acepta la última oferta de tregua de Hamás, que le ha comunicado a Israel a través de Egipto que estaría dispuesta a declarar un alto el fuego renovable de un año si retira sus fuerzas en los próximos siete días y reabre los pasos fronterizos de manera inmediata.

La oferta ha sido presentada al enviado israelí en El Cairo y, aunque estaba previstao que este se la comunicase a su gobierno en una reunión de urgencia este jueves a la que asistirían el primer ministro, Ehud Olmert, la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y el ministro de Defensa, Ehud Barak, Livni ha volado a Washington para tratar con el Gobierno de Estados Unidos un acuerdo sobre contrabando de armas.

No obstante, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había desvelado tras reunirse con los tres dirigentes políticos que "entiendo que hoy el gobierno israelí tomará una importante decisión sobre el alto el fuego". "Espero que esa decisión será la correcta", ha añadido.

Peticiones de Hamás

Según han desvelado fuentes de Hamás y de Egipto, en la propuesta de la organización se pide que se garantice la apertura de los pasos fronterizos a través de representantes de Egipto y de la comunidad internacional.

Hamás también mostró a Egipto su disposición al despliegue de monitores turcos en la franja, pero se negó a aceptar la presencia de miembros de la guardia del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, en el paso de Rafah, que regula la entrada a Gaza por Egipto.

La milicia islamista también quiere una conferencia de reconstrucción de la franja dentro de las condiciones para el alto el fuego.

El líder de la organización en el exilio, Jaled Meshal, ha detallado también las condiciones para que Hamás pueda aceptar un acuerdo de alto el fuego.

"Primero, la agresión debe para; segundo, las fuerzas israelíes deben retirarse de Gaza...inmediatamente, por supuesto; tercero, el asedio debe ser levantado y cuarto, queremos todos los puntos de acceso a Gaza reabiertos, el primero de ellos Rafah", ha reclamado en declaraciones a dos televisiones árabes.

"No aceptaremos ningún movimiento político que no satisfaga estas demandas", ha advertido.

Israel "ha perdido la cabeza"

Además, el máximo dirigente de Hamás, ha acusado a Israel de encubrir su derrota con masacres en la franja de Gaza y ha asegurado que el Ejército israelí ha sufrido más bajas en sus filas que los combatientes palestinos.

"Cuando el Ejercito de Israel teme una derrota, perpetra masacres contra niños y civiles. Ellos (los israelíes) se vengan matando a civiles", ha denunciado.

Para Meshal, "Israel ha perdido la cabeza y comete masacres, porque siente que están siendo derrotado en el campo de batalla", ha comentado en respuesta al ataque contra el edificio de la ONU en Gaza, un hospital y un centro de prensa.

Además, afirmó que "las víctimas entre los combatientes (de Hamás) son menores que las muertes del enemigo israelí".

Aún así, el secretario general de Hamás, grupo islamista palestino que controla Gaza, ha admitidola lucha en la franja está siendo "dura y dolorosa", pero que su organización todavía no ha perdido la batalla.

Noticias

anterior siguiente