Anterior España somete a Macedonia en el camino hacia las semifinales Siguiente Sainz: "Seré piloto toda la vida, pero llegará el día de dejar el Dakar" Arriba Ir arriba
LLEIDA - ATLÉTICO
El delantero del Atlético de Madrid, Diego Costa (c), celebra tras marcar gol ante el Lleida. EFE ell
Copa del Rey | Lleida 0 - 4 Atlético

Diego Costa sigue siendo Diego Costa

  • El hispanobrasileño, que volvía después de tres años y medio, anotó un gol

  • También fue protagonista por una lesión y encararse con un rival

  • El Atlético venció 0-4 al Lleida y encarrilan el pase a cuartos de Copa

|

Ficha técnica:

0 - Lleida: Oliveros; Aitor Núñez, Marc Trilles, Eneko Satrústegui, Musa Bandeh; Manu Molina (Jorge Félix, m. 63), Valiente, Moustapha, Fernando Pumar (Javi López, min. 63); Iván Agudo (Jordi Martínez, m. 70) y Bojan Radulovic.

4 - Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Diego Costa, m. 64), Saúl, Augusto, Carrasco (Vitolo, m. 59); Torres (Griezmann, m. 64) y Gameiro.

Goles: 0-1, m. 32: Godín. 0-2, m. 37: Torres. 0-3, m. 69: Diego Costa. 0-4, m. 92: Griezmann.


Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó al local Diego Rivas (m. 80) y expulsó por doble cartulina amarilla a Marc Trilles (minutos 68 y 92)

Tres años y medio después de su marcha, Diego Costa volvió a brillar con el Atlético de Madrid y anotó el tercer gol de su equipo que deja practicamente sentenciado el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey tras imponerse 0-4 al Lleida.

El delantero de Lagarto, que saltó al campo en el 64, se convirtió en el protagonista del choque al anotar en el primer balón que tocó, demostrando que la apuesta que ha hecho por él Simeone tiene su fundamento. Además, también metió el miedo en el cuerpo a la parroquia colchonera al llevarse un fuerte golpe en la rodilla derecha en la misma jugada, del gol.

Antes de él, Godín, de cabeza, y Fernando Torres, en fuera de juego, habían encarrilado el partido. Finamente, el tanto de Griezmann, de falta directa ya en el descuento, sentenció el choque ante un Lleida que plantó cara.

Los catalanes, de Segunda B, se olvidaron de la diferencia de categoría y jugaron a los colchoneros de tú a tú, llegando a tener la posesión y las ocasiones más claras en los primeros 20 minutos. De hecho, a los 6 minutos, Aguado ya había protagonizado dos disparos a la meta de Moyá.

Fue a balón parado como el Atlético metió miedo a su rival, por primer vez en el choque, pero el cabezazo de Godín se marchó algo cruzado.

Pero ni aun así, el Lleida se amilanó y tuvo que aparecer Moyá para salvar el primero de los catalanes. Lucas perdió el balón y tras una gran contra del Lleida, Moyá ganó el mano a mano a Agudo en el mano a mano y detuvo el balón picado que bien pudo ser el 1-0, en el 25.

Godín y Torres dan la tranquilidad

Pero poco después, volvió a aparecer Godín y en una jugada calcada a la anterior hizo el 0-1 para el Atlético. Carrasco sacó la falta y el uruguayo, de cabeza, remató al segundo palo y desatascó el partido a los 32 minutos.

Ese tanto fue un jarro de agua fría para los ilerdenses que habían llevado el peso del partido y las ocasiones. Y solo 4 minutos después apareció Fernando Torres para sentenciar, con un tanto en fuera de juego. El ‘Niño’, que estaba ligeramente adelantado, remató en el segundo palo un centro de Gameiro. El gol no debió subir al marcador, pero como el linier no señaló la posición antirreglamentaria, el colegiado concedió el 0-2 con el que se llegó al descanso.

Debut de Vitolo y gol de Costa

En la segunda mitad, el Lleida saltó a buscar el gol pero Agudo se encontró de nuevo con Moya. Entonces Simeone movió el banquillo, quitó a Carrasco e hizo debutar a Vitolo en el minuto 58. 

Cinco minutos después también sacó a Diego Costa y a Griezmann con lo que el Atlético ponía toda la carne en el asador para sentenciar el choque.

Y el de Lagarto fue protagonista casi en el primer balón que tocó. Solo llevaba cuatro minutos sobre el césped cuando anotó el 0-3 rematando desde el suelo un centro raso de Juanfran. Pero en la misma jugada Costa protagonizó un gran susto al tenderse en el suelo y quejarse, ostensiblemente, de su rodilla derecha que tenía clavados los tacos de Marc Trilles.

Afortunadamente, y tras reincorporarse cojeando al encuentro, Costa pudo seguir en el encuentro y se vieron buenas combinaciones entre Costa y Griezmann. Además, el brasileño demostró que sigue siendo el mismo al protagonizar algún encontronazo subido de tono con Satréstegui, después de que este le diera un codazo.

Ya en el tiempo de añadido Griezmann, de falta directa, anotó el 0-4 y dejó la eliminatoria vista para sentencia, pese a que se tiene que jugar la vuelta en el Metropolitano la próxima semana.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente