Enlaces accesibilidad

Volta a Catalunya | Etapa 5

Poels gana la etapa y Quintana asegura la Volta

  • El corredor holandés del Sky se impone en solitario en la antepenúltima etapa
  • El colombiano del Movistar mantiene los 7 segundos de renta sobre Contador
  • Otro ciclista del equipo Sky, Michał Kwiatkowski, gana la E3 Harelbeke
  • Volta a Catalunya en directo, a las 15:30h. en Teledeporte y RTVE.es

Por
Poels (Sky) gana en solitario y Quintana sigue como líder de la Volta

El corredor holandés Wouter Poels (Sky) ha ganado hoy la quinta etapa de la Volta Ciclista a Catalunya, con inicio en Rialp y final en Valls, en una jornada en la que el líder de la prueba, Nairo Quintana (Movistar), ha mantenido el liderato a dos días de la conclusión de la carrera.

Poels ha atacado a 14 kilómetros de meta a sus compañeros de fuga y ha cruzado la llegada en solitario, superando al italiano Dario Cataldo (Astana) y al belga Gaetan Bille (Wanty-Groupe Gobert), segundo y tercero, respectivamente.

Por su parte, Nairo Quintana ha mantenido el liderato de la carrera, si bien el español Alberto Contador (Tinkoff) ha reducido en un segundo la diferencia después de conseguir una bonificación en el esprint intermedio de Àger, a 118 kilómetros de la meta.

De esta manera, el jefe de filas de Movistar mantiene sin problemas la primera posición general, con 7 segundos de ventaja con respecto a Contador, segundo en la clasificación general. Por su parte, el australiano Richie Porte (BMC) continúa tercero, a 17 segundos del líder.

Kwiatkowski bate a Sagan en la clásica belga E3 Harelbeke

El polaco Michal Kwiatkowski (Sky) batió al eslovaco Peter Sagan (Tinkoff) en un duelo que dejó solos a los dos últimos campeones del mundo durante los 30 kilómetros finales de la clásica belga E3 Harelbeke, que junto con la Gante-Wevelgem forman la antesala del Tour de Flandes (3 de abril).

A 250 metros de la pancarta de meta, y con el pelotón a solo diez segundos por detrás, Kwiatkowski lanzó un duro ataque y su compañero de fuga, tras un primer intento de respuesta, desistió inmediatamente y la victoria fue para el corredor polaco, que invirtió 4h55:18, tres segundos menos que Sagan. El británico Ian Stannard cruzó cuarto por la línea y a continuación lo hizo el suizo Fabian Cancellara.

Uno de los favoritos, el belga Greg Van Avermaet, causó baja poco antes de la salida debido a molestias estomacales que le aconsejaron prudencia ante la cercanía de dos carreras de más envergadura, la Gante-Wevelgem y el Tour de Flandes.

El pelotón guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los recientes atentados terroristas de Bruselas antes de emprender la marcha para recorrer 206,4 kilómetros, con 15 subidas en el trayecto y algunas zonas de adoquinado.

La escapada del día se formó en el km 46: Antoine Demoitie (Wanty), Reto Hollenstein (IAM Cycling), Jay Robert Thomson (Dimension Data), Wouter Wippert (Cannondale), Bert De Backer (Giant-Alpecin), Nico Denz (AG2R), Sjoerd van Ginneken (Roompot) y Tony Hurel (Direct Energie).

Cuando su ventaja superó los cinco minutos, los equipos Lotto Soudal y Etixx Quick Step comenzaron a trabajar en el pelotón.
A 73 kilómetros de la meta hubo un movimiento importante en el grupo, del que saltaron Matteo Trentin, Niki Terpstra, Tom Boonen y Zdenek Stybar (Etixx-Quickstep), Fabian Cancellara (Trek), Sep Vanmarcke (LottoNl-Jumbo), Lars Boom (Astana), Jurgen Roelandts y Tiesj Benoot (Lotto Soudal) y Daniel Oss (BMC).

El equipo Sky emprendió las tareas de caza de este segundo grupo, en el que no estaba el eslovaco Peter Sagan (Tinkoff), aunque se incorporó poco después.

La segunda escapada de fundió con la primera y se formó arriba un grupo con mayoría del Etixx. A 30 km del final se adelantaron al grupo delantero los dos últimos campeones mundiales, el polaco Michal Kwiatkowski, que lo fue en 2014, y el actual, el eslovaco Peter Sagan, perseguidos por un corte del que tiraba Cancellara.

El alto de Tiegenberg, a 19 km de meta, era la última dificultad de la prueba. La pareja de campeones mundiales tenía entonces 36 segundos de ventaja sobre el primer grupo perseguidor, una renta que no garantizaba la coronación de la aventura, pero la categoría de los fugados ponía incertidumbre al desenlace.

Pese a los esfuerzos de Terpstra y Stybar por detrás, la ventaja de los fugados se reducía muy lentamente: 30 segundos a 5 km de meta, 19 a 3 del final y 11 bajo el arco de último kilómetro, de forma que ambos llegaron en los últimos 500 en posición de disputarse el triunfo a solas en el esprint, pero el polaco no dejó ninguna opción a su adversario.

Deportes

anterior siguiente