Enlaces accesibilidad

Wimbledon 2014 | Semifinales

Kvitova luchará en la final por reconquistar Wimbledon

Por
La checa Petra Kvitova celebra la victoria frente a su compatriota Lucie Safarova
La checa Petra Kvitova celebra la victoria frente a su compatriota Lucie Safarova REUTERS REUTERS

La checa Petra Kvitova, sexta cabeza de serie en Wimbledon, derrotó a su compatriota Lucia Safarova (7-6(6) y 6-1, en una hora y 20 minutos) y estará en la final de un torneo que ya conquistó en 2011.

Kvitova, de 24 años, se medirá el sábado en la pista central del All England Club a la ganadora de la otra semifinal, canadiense Eugénie Bouchard, décima tercera favorita en Londres, vencedora frente a la rumana Simona Halep, tercera.

Kvitova, que hace tres años derrotó en el último partido del torneo a la bielorrusa Victoria Azarenka, jugaba por quinta vez unas semifinales de Grand Slam, una penúltima ronda que solo había superado hasta ahora en este mismo escenario, en 2011.

Consciente de la superioridad de su rival sobre el papel, Safarova optó por una táctica conservadora que le llevó a mantener el marcador equilibrado hasta el desempate del primer parcial.

La tenista número 23 del ránking de la WTA no hacía sufrir a Kvitova al servicio ni le atosigaba con bolas imposibles, pero prácticamente no cometía errores y aprovechaba las flaquezas de su rival para mantenerla a raya.

Kvitova, consciente asimismo de los puntos fuertes de su juego, mantuvo la calma hasta un "tie break" en el que apostó por arriesgarse al servicio y ganó la envite.

Por detrás en el marcador, Safarova se derrumbó, y en apenas media hora, casi la mitad de lo que había durado el primer parcial, cedió el puesto en la final a su rival en un set que Kvitova cerró con un juego en blanco al saque.

Bouchard tumba a la favorita

La canadiense Eugénie Bouchard, décima tercera del ránking de la WTA, se clasificó en Wimbledon para su primera final de Grand Slam al vencer a la rumana Simona Halep, número tres del mundo, por 7-6(5) y 6-2, en una hora y 34 minutos.

A la rumana le tembló el pulso al saque, un pecado que se castiga especialmente sobre la hierba, una superficie rápida que no deja tiempo de reacción a las jugadoras cuando abren el punto en desventaja.

Halep cometió cinco dobles faltas que lastraron cualquier posibilidad de éxito, y no selló su primer "ace" hasta la hora y media de partido, cuando ya perdía por un insalvable 5-1 en contra en el segundo y último parcial.

Bouchard tampoco destaca por su potencia al servicio -acertó dos saques directos en el encuentro-, pero supo sin embargo aprovecharse de la debilidad de su rival y se impuso en casi la mitad de los intercambios que disputó al resto, una estadística que marcó la diferencia entre ambas.

La igualdad del primer parcial, que se dirimió al desempate, no fue más que un espejismo que se evaporó en el segundo set, cuando la canadiense demostró su superioridad y reservó una plaza para optar ante Kvitova a su primer título de Grand Slam.

La canadiense, que tumbó a la española Silvia Soler Espinosa en segunda ronda, logrará situarse entre las diez mejores jugadoras del mundo en la próxima actualización del ránking de la WTA tras su victoria de ante Halep.

Deportes

anterior siguiente