Enlaces accesibilidad

El Barcelona se estrella contra un muro

Por
Tablas en el duelo Eto'o-Ibra
El Barcelona empató 0-0 en el campo del Inter de Milan en su debut en la Liga de Campeones. Pese a tener la posesión y crear ocasiones, los de Guardiola se estrellaron contra la solidez defensiva del equipo de Mourinho. [Así hemos contado el partido]

El duelo entre Ibrahimovic y Eto'o quedó deslucido ante el planteamiento del equipo milanés, que practicó el "Catenaccio" sin ningún compromiso con el juego ofensivo.

Los azulgranas lo intentaron, pero se desesperaron una y otra vez ante el muro del Internazionale. El empate sitúa al Barça como segundo de grupo, por detrás del Dynamo de Kiev, que remontó  y se impuso en casa por 3-1 al Rubin Kazan.

El Barcelona se tuvo que conformar con el empate, pese a que fue el único que realmente hizo méritos para llevarse el partido. Ibrahimovic y Messi fueron los más activos en el arranque.

Ya en el minuto 1, el delantero argentino dio el primer aviso, disparando desde lejos y obligando a lucirse a Julio César. El Barça lo intentó por activa y por pasiva pero le faltó concreción y velocidad en los metros finales.

El Inter de Milán puso el autobús y se giró hacia su portería. Henry también lo intentó desbordando por las bandas pero sus centros no lograban encontrar un referente claro. En el disparo tampoco tuvo mejor fortuna.

La mejor ocasión para los azulgrnas en la primera parte llegó desde las botas de Keita, que recibió un balón completamente sólo en el área y falló al disparar, cuando Julio César había perdido el puesto en la portería y estaba vendido.

Messi lo volvió a intentar antes del descanso desde lejos, pero no había manera, el Internazionale estaba muy cerrado y no mostraba brechas en su parapeto.


El Inter renuncia a atacar en la segunda parte


La mejor ocasión del Inrter de Milan llegó con un disparo desde fuera del área de Sneijder, que salió desviado a la izquierda de Valdés. A Mourinho le debió de parecer aquello demasiado atrevimiento, porque los suyos no volverían a merodear el área azulgrana, a excpeción de un lanzamiento de Stankovic en el minuto 65, que entró en la segunda parte.

El Barça siguió a lo suyo. Llegando en numerosas ocasiones pero sin acertar. A los azulgranas les sobró balón y les faltó pólvora, por momentos, llegaron a tener el 80% de la posesión.

Ni la entrada de Iniesta en el minuto 76, que salió por Henry, sirvió para escapar del atolladero que había plantado Moruinho en el Giuseppe Meazza, era como arar en el mar.

Eto'o pasó desapercibido, el espectáculo fue escaso. Mucho "Catenaccio" y pocas ocasiones claras. El Barcelona tendrá que esperar a otra ocasión para demostrar su estatus de vigente campeón europeo y sacar mejor partido al juego de ataque que le sigue caracterizando.


Deportes

anterior siguiente