Enlaces accesibilidad

Nadal: "No es la peor derrota de mi carrera"

  • El número uno del mundo reconoce que jugó "sin agresividad" y "sin calma" ante Soderling
  • "Será la primera vez que no celebraré mi 'cumple' sin ganar aquí", explica el tetracampeón
  • "Es una pena que este público no tenga nunca un detalle conmigo. Ojalá un año lo tengan"
  • Soderling: "Jugué exactamente como quería jugar antes del partido, haciéndole correr"

Por
Nadal pierde en París 31 partidos después
El español Rafael Nadal sólo piensa ahora en la piscina de su casa, tras caer en los octavos de final de Roland Garros ante el sueco Robin Soderling, y allí, en su hogar de Manacor, celebrará por primera vez en un lustro su 23 cumpleaños, aunque sin la Copa de los Mosqueteros al lado.

"Ahora, mi preparación es para la piscina de mi casa. Dadme tres días más para pensar en mi puesta a punto para Wimbledon", dijo Nadal, para responder a la típica pregunta de los medios de comunicación ingleses cuando un campeón cae en París.

"Será la primera vez que no celebraré mi 'cumple' sin ganar aquí. Perder en París no es una tragedia, porque tenía que perder aquí algún día. Es un pinchazo que hay que asumir, y olvidar cuanto antes", dijo.

Nadal asumió la derrota sin excusas. "Hay que aceptarla. Jugué muy corto, sin agresividad, sin calma durante todo el partido. Fue mi culpa más que...pero él lo hizo muy bien. Hoy no jugué mi tenis, ésa es la razón de mi derrota", dijo el español, "no tengo ninguna excusa".

"Ójala algún año el público tenga un detalle conmigo"


El español fue irónico y demasiado caballero con el público francés, que siempre acostumbra a animar a todos sus rivales. "No siento nada, estoy acostumbrado (al público), a oír el nombre de los rivales con los que juego, y me los tengo bien aprendidos cuando acabo. Es una pena que este público no haya tenido nunca un detalle conmigo. Ojalá un año lo tengan", señaló.

"No es mi mejor día, no estoy feliz", dijo Nadal con la calma que le faltó en el partido. "Es duro cuando pierdes en Grand Slams, y especial en uno en el que tienes las mejores oportunidades para ganarlo, pero tengo que tener confianza para seguir trabajando y luchando", expresó, "ganar aquí era un objetivo más pero al final es un partido más también".

Nadal comentó que ahora ve en el suizo Roger Federer al principal favorito para ganar el título. "Todos los que están en cuartos tienen opciones pero para Federer sería bueno para completar su Grand Slam. Lleva muchos años insistiendo y ha tenido mala suerte de perder tres finales y una semifinal", dijo.

Nadal insistió en que en "ningún momento" tuvo calma. "En realidad el partido empezó muy mal para mí, y el segundo set debí ganarlo por 6-4, cuando tuve saque a favor y lo perdí, un síntoma de que no tenía calma. Luego lo salvé con lucha, pero para ganar no es suficiente, hay que jugar bien al tenis. Hoy, he luchado mucho pero he perdido por falta de calma y de jugar bien", dijo.

"Las derrotas no engrandecen nada por desgracia, pero también uno se da cuenta de la dificultad de lo que he hecho hasta hoy. Ayuda a valorar todo lo que he hecho anteriormente", comentó.

"En el calentamiento, me había sentido bastante bien pero en el partido no. Me he parado en seco y hay que aceptar la derrota, lo mismo que se han aceptado las victorias, con la cabeza abierta para aprender. Hay que aprender perdiendo y trabajar en lo que he fallado y afrontar mejor los siguientes torneos", fue su plegaria.

"Todos los que practicamos deportes sabemos que salimos para ganar o perder. Hay que aceptar las dos cosas. Uno no se puede venir abajo para perder un partido o muy arriba para ganarlo. Nadie se acuerda de las victorias, sólo de las derrotas. Para Wimbledon, hay poco tiempo pero hay que seguir adelante y prepararme lo mejor posible", dijo.

"No he perdido una final, sólo un partido de octavos de final. No es la peor derrota de mi carrera", finalizó.

Soderling: "Espero, al menos, un SMS de Borg"


El sueco Robin Soderling, que con su victoria evitó que Nadal rompiese de su compatriota Björn Borg, que también ganó cuatro veces consecutivas el torneo, se tomó con humor su triunfo y dijo que espera que el legendario jugador "al menos" le envíe un SMS.

El de Tibro, al sureste de Suecia, comentó que él no llamará a Borg, que acaparó la Copa de los Mosqueteros entre 1978 y 1981, después de haberla ganado ya en otras dos ocasiones en 1974 y 1975.

"No voy a llamarle", indicó Soderling, pero "estaría genial que él me llamase", apuntó un tenista que cumplirá 25 años el próximo agosto y que durante su duelo contra Nadal se repetía "este es sólo otro partido", según confesó. En realidad, reveló después, intentaba "no pensar" y terminó ganando en cuatro sets, algo que "ni siquiera podía soñar antes del partido", dijo.

Ahora, "tendrá que pasar tiempo hasta que pueda pensar" en su gesta "de manera adecuada", razonó un tenista que, al acabar el encuentro necesitó un tiempo para sí mismo.

El sueco se medirá en cuartos de final contra el ruso Nicolay Davidenko y le quedan en el cuadro nombres como Roger Federer, Andy Murray, Juan Martín del Potro, Jo-Wilfried Tsonga, Tommy Robredo o Fernando González, entre otros.

"Son todos grandes jugadores. Creo que puedo ganar a cualquiera pero en un mal día, puedo perder contra cualquiera", dijo con humildad Soderling en una abarrotada sala de prensa por la que instantes antes había desfilado Nadal.

Sin arrogancia, el 25º mejor jugador del mundo explicó que frente al español no jugó el mejor partido de su vida y que ha habido otros partidos en los que ha desplegado mejor tenis, aunque reconoció, no obstante, que estuvo a un gran nivel.

"Jugué exactamente como quería jugar antes del partido, haciéndole correr", comentó el sueco, quien subrayó que sacó "extremadamente bien" durante un partido en el que mantuvo siempre la sangre fría, incluso cuando Nadal le ganó el segundo set en el desempate, cuando se dijo "no pienses", recordó.

Deportes

anterior siguiente