Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado este lunes que la Unión Europea analizará la situación del Brexit el jueves después de que la primera ministra británica haya pospuesto la votación en el Parlamento. Tusk ha advertido de que Bruselas no va a renegociar el acuerdo y por eso abordarán los preparativos para un escenario sin acuerdo esta semana.

La primera ministra británica Theresa May ha suspendido la votación del acuerdo de Brexit para evitar una derrota segura. Dice que buscará garantías adicionales en Bruselas sobre Irlanda del Norte y que dialogará con los líderes de la Unión Europea antes de la cumbre de esta semana para tratar de aclarar los términos del mecanismo de salvaguarda previsto para evitar una frontera. Nuestro corresponsal en Londres, Jordi Barcia, nos explica cómo ha sido la jornada para la primera ministra y cuáles son los escenarios posibles a partir de ahora.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea trae de cabeza a la primera ministra, Theresa May, desde hace dos años. La conservadora hizo campaña a favor de la permanencia y llegó a Downing Street tras la dimisión de David Cameron en 2016. Dos años después, sus esfuerzos por salvar un acuerdo con la Unión Europea le han costado decenas de dimisiones y duras críticas en el Parlamento británico.

La primera ministra británica, Theresa May, ha cedido a la presión parlamentaria al posponer, indefinidamente, la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento británico ante la previsible derrota de la mayoría de la Cámara. Su decisión ha agravado las críticas de los diputados, sobre todo del Partido Laborista, que pide la dimisión de la conservadora. 

La primera ministra británica, Theresa May, ha decidido retrasar la votación sobre el acuerdo del Brexit en el Parlamento ante la previsible derrota. En su comparecencia, la líder conservadora ha pedido apoyo a los parlamentarios, pero también les ha pedido que expongan sus deseos. "Sean honestos si quieren un segundo referéndum para revertir el resultado del primero", ha dicho. 

Los parlamentarios británicos han arremetido contra el Gobierno de Theresa May el análisis legal sobre el Brexit porque consideran que la solución para evitar una frontera física en Irlanda liga al país indefinidamente a las normas europeas. En el segundo día de debate sobre el divorcio, la primera ministra británica ha defendido que la Unión Europea no busca un vínculo permanente ante el rechazo de escoceses y norirlandeses, que se sienten discriminados.  

El Parlamento autónomo de Escocia ha votado hoy en contra del acuerdo del Brexit. Lo cierto es que se trata de una una decisión no vinculante pero es un hecho sintomático de cara a la votación que tendrá lugar el próximo martes. Mientras tanto en el parlamento de Westminster la segunda jornada del debate sobre el texto no parece traer vientos favorables para la primera ministra británica Theresa May, que se ha visto obligada a hacer público el acuerdo legal sobre el Brexit. 

Empezamos en Londres para que nuestro corresponsal Jordi Barcia nos cuente cómo están las cosas a menos de una semana de la votación del acuerdo. Nos marchamos después a Ginebra. Allí se celebra una mesa redonda en la que se sientan representantes del Frente Polisario y de Marruecos y también de Argelia y Mauritania. Mauritania de manera más neutral, Argelia más posicionada en la cuestión de la disputa del Sahara Occidental. Siguiendo esta reunión se encuentra el investigador Bashir Mohamed Lahsen. Hablamos del brote de ébola que afecta a noreste de la República Democrática del Congo con el coordinador del Centro de Médicos sin Fronteras en la localidad de Butembo. Y también nos detenemos en Hungría, país que ha concedido un polémico asilo al ex primer ministro macedonio Nikola Gruevski.

La primera de cinco jornadas de debate sobre el acuerdo del Brexit pactado con Bruselas ha arrancado este martes con la mayoría de la Cámara en contra, que acusa al Gobierno de desacato por no publicar todas las implicaciones legales del texto. La primera ministra británica, Theresa May, ha apelado a la unidad para salvar el pacto ante el rechazo de la mayoría de partidos, que por ahora votará en contra el próximo 11 de diciembre.

La primera ministra británica, Theresa May, se enfrenta este martes al examen del Parlamento en la primera de las cinco sesiones en las que la Cámara de los Comunes debatirá el acuerdo con Bruselas para el Brexit. El acuerdo será sometido a votación en el Parlamento el próximo día 11.

May pedirá a los diputados que respalden el acuerdo al que ha llegado con Bruselas a fin de asegurar un "futuro mejor" para el Reino Unido tras su salida de la UE.

La comparecencia de May viene precedida por la polémica de la difusión de un informe legal sobre el acuerdo pedido por su gobierno. May ha rehusado publicar el informe legal completo, algo a lo que estaba obligado por una moción aprobada en la Cámara días atrás.

El Partido Laborista y otras cinco formaciones políticas han instado al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, a iniciar una investigación contra May por "desacato" al Parlamento. Bercow ha reconocido que existe base para esa acusación.