Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes, a propuesta del Ministerio de Universidades, el anteproyecto de Ley de Convivencia Universitaria, que considera como falta muy grave las novatadas, el plagio de Trabajos de Fin de Grado, de Máster o Tesis Doctoral, o el acoso, lo que supondrá la expulsión de la universidad de dos meses a tres años o la pérdida de derechos de matrícula parcial durante un curso académico. "El objetivo de este anteproyecto de ley es dotar a las universidades publicas de un marco común de resolución de conflictos adaptado al ordenamiento constitucional", ha explicado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

FOTO: Imagen de archivo de alumnos en la Universidad Complutense. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno ha hecho público este viernes la declaración de bienes y derechos patrimoniales de los miembros del Consejo de Ministros. A la cabeza se sitúa el ministro de Universidades, Manuel Castells, con 4 millones de euros netos en patrimonio, siendo dos de ellos en bienes inmuebles; mientras que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, cierra la lista con poco más de 50.000 euros. Hasta nueve ministros cuentan con más patrimonio que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha declarado cerca de 400.000 euros.

[Sigue la actualidad política de la jornada, minuto a minuto]

El Gobierno quiere acabar con las carreras universitarias de tres años para que los estudiantes amplíen su formación. A partir de ahora todos los grados de 180 créditos pasarán a tener 240, o lo que es lo mismo, una duración de cuatro años. La medida afectará a una veintena de titulaciones de las más de 3.000 que existen en la actualidad. La mayoría de esos títulos se imparten en universidades privadas. Desde el sindicato de estudiantes creen que el cambio sigue sin resolver el alto coste de las tasas, y reclaman una rebaja y que aumenten las becas. Con el nuevo decreto los másteres podrán ser de entre uno y dos años.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha vuelto a insistir en hacer exámenes a distancia a los estudiantes universitarios para evitar las aglomeraciones en las aulas. Los rectores, que priorizan los exámenes presenciales, consideran que estas declaraciones son un ataque al trabajo de los profesionales de los campus.

Informa Ainhoa Caballero

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha opinado en La Hora de La 1 que le parece "exagerado que se proponga inhabilitar al presidente de la Generalitat, Quim Torra". El mandatario catalán se enfrenta a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia, por incumplir la orden de la Junta Electoral Central durante las primeras elecciones generales en abril de 2019 de retirar una pancarta con un lema a favor de los líderes independentistas en prisión y un lazo amarillo.

"La actitud de Torra es mantener que la voluntad del pueblo catalán es mayor a la de cualquier órgano administrativo", ha valorado Castells, quien cree que se deberían convocar elecciones autónomicas en Cataluña cuanto antes porque "la coalición de gobierno está rota en la práctica".

El ministro de Universidades, Manuel Castells, en una entrevista en La Hora de la 1, ha afirmado que "la llamada del rey me parece improcedente. El soberano es el pueblo, no el rey. Con la intención que fuera la Casa Real hizo un acto imprudente". Además, Castells, ha añadido que "lamento mucho que los jóvenes jueces que recibían sus despachos vieron empañados su día por la politización que algunos asistentes hicieron del acto".

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ve "improcedente" la llamada del rey al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, sobre su ausencia en Barcelona en el acto de entrega de los despachos a los nuevos jueces. Así lo ha manifestado el ministro en La hora de la 1 de TVE donde ha añadido que "el soberano es el pueblo, no el rey" y en este sentido lo que hizo la Casa Real "fue un acto imprudente", ha dicho.

"Lamento mucho que los jóvenes jueces que recibían sus despachos vieron empañado su día por la politización que algunos asistentes hicieron del acto", ha añadido Castells, que cree que las críticas del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, se enmarcan en la "libertad de expresión" y que este último en ningún caso debe dimitir.e un acto imprudente", ha dicho.

Con reducción de aforo y mascarilla obligatoria, las clases en la universidad serán presenciales si lo permite la evolución de la pandemia y si se puede garantizar la distancia de seguridad de metro y medio, lo que supone reducir el aforo un 25%. En el inicio del curso, que arranca este mes, se dará prioridad a la asistencia de los alumnos de primero, para los que se destinarán los espacios más amplios. [Coronavirus: última hora en directo]

Radio Nacional ha tenido acceso a más detalles sobre la reunión entre Sanidad y Educación a principios de semana: La ministra Isabel Celaá quiere que en septiembre vuelvan a las aulas el número mayor de alumnos, pero admite que el gran problema para ello es el espacio.

Ha preguntado al Ministerio de Sanidad si es posible que la distancia entre los alumnos sea de un metro y medio, y no los dos recomendados, para aprovechar al máximo las áreas. También plantea, además de utilizar los espacios de los centros educativos como los gimnasios, utilizar algunos espacios fuera del centro educativo como las bibliotecas municipales o centros culturales.

La ministra pide también separar etapas educativas o dotar tecnológicamente tanto a los alumnos como a los centros por si la educación a distancia se retoma por un posible rebrote de la pandemia. El jueves conoceremos todas las respuestas de las autonomías. 

Terminada la reunión entre Ejecutivo y autonomías parece haber acuerdo, pero la puesta en marcha del plan del ministerio de Universidades se retrasaun año: la bajada del precio de matrículas de primer año no llegará el próximo curso, sino dentro de 3. El techo fijado que no podrá superar ninguna CC.AA. es menor al de 2012: en 2022 y 2023, no se podrán superar los 18,46 euros por crédito, cantidad casi duplicada por Cataluña y Madrid.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha asegurado este viernes en una entrevista en Los Desayunos de TVE que "a partir de ahora" el sistema universitario español funcionará en "una doble modalidad": presencial y virtual, no solo por la emergencia del coronavirus, aunque ha matizado también que "lo presencial será lo más importante".  Sobre cómo acabará el curso, Castells ha confirmado que se acabará en los plazos previstos, con exámenes y evaluaciones "on line", aunque teniendo en cuenta lo que hagan los estudiantes.

"El mundo ya ha cambiado". Ese fue el principal mensaje de Manuel Castells en la que fue su primera rueda de prensa desde que ocupa la cartera de Universidades. El sociólogo explicó que el curso actual no se alargará ni el siguiente empezará más tarde, salvo que "el mundo se hunda definitivamente". El ministro de Universidades apuesta por una enseñanza bimodal en el futuro, que combine lo presencial con lo online, y pide a las universidades que en menos de dos semanas especifiquen cómo evaluarán el cuatrimestre: de forma presencial, con una evaluación continua o mediante exámenes online.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha informado este jueves durante una rueda de prensa que debido al estado de alarma se van a llevar a cabo una serie de medidas para evitar que los estudiantes vean alterado el curso universitario y los conocimientos adquiridos. Entre estas medidas están los exámenes online y la posibilidad de tener en cuenta la evaluación continuada. Castells ha asegurado que todavía se desconoce si los exámenes se podrán realizar de forma presencial y admite que en caso de que se pueden realizan no se llevarían a cabo de la misma manera que se ha hecho hasta ahora y habría que tener en cuenta, por ejemplo, el distanciamiento social. 

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha informado este jueves en rueda de prensa que el curso universitario terminará en los plazos establecidos en docencia y en evaluación. De esta manera ha explicado que la primera medida de adaptación que se ha llevado a cabo es la continuación de las clases de manera online para evitar que los alumnos puedan perder lo que resta de curso. 

Salvo casos excepcionales, todos los alumnos pasarán de curso. La ministra de Educación Isabel Celaá explica que las materias impartidas de forma telemática no se evaluarán y el tercer trimestre se utilizará como uno de repaso y para recuperar las asignaturas de los dos anteriores. Así, el próximo curso deberá adaptarse para impartir lo que no se ha dado en este. Se podrán abrir los colegios en julio para dar clases de refuerzo y actividades lúdicas en julio que darían otros profesores distintos de los titulares. La última palabra la tienen las autonomías, pues son ellas las que tienen las competencias.

En paralelo, el ministro de Universidades Manuel Castells ha tenido una reunión con las CC.AA. y mantendrá el calendario: el curso acabará en mayo.