Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Condenados 131 controladores aéreos de los aeropuertos de Barajas y Torrejón a pagar multas de hasta 31.000 euros por la huelga que en 2010 generó el mayor caos aéreo en España hasta la fecha. Provocó que se decretase por primera vez el estado de alarma. El juzgado absuelve a dos controladores, entre ellos, el entonces portavoz del sindicato, César Cabo.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado a 131 controladores aéreos al pago de multas de entre 15.000 y 31.500 euros por la huelga de diciembre de 2010 que obligó a cerrar el espacio aéreo y dejó en tierra a miles de viajeros. La sentencia les considera culpables de un delito de abandono del servicio público. Además, el Tribunal condena a los acusados a abonar a los perjudicados, de forma conjunta y solidaria, junto con ENAIRE, 13 millones de euros.

El laudo arbitral con el que terminó la huelga de 2010 que colapsó los aeropuertos le dio la razón al sindicato de controladores: estaban sobrepasados de horas de trabajo

El decreto ley que regulaba su trabajo fijaba 1670 horas de trabajo anuales, pero los controladores defendían que no podían ser más de 1420 horas anuales por seguridad y salud. Desde entonces, ¿cómo han cambiado sus condiciones?

700.000 pasajeros sufrieron una crisis inédita. En pleno puente de diciembre las torres de control de los distintos aeropuertos españoles se vaciaron. El caso es que entre el 3 y 4 de diciembre de 2010 se cerró el espacio aéreo durante 20 horas, dejando en tierra a unos 5.000 vuelos. La situación llevó a que el Consejo de Ministros declarase por primera vez en democracia el estado de alarma, movilizando a los controladores aéreos bajo autoridad militar.

Los controladores estaban entonces negociando su convenio colectivo. Ante la opinión pública, tenían imagen de privilegiados, pero el laudo arbitral con que terminó el conflicto les dio la razón en que hacían un exceso de horas.

Seguro que muchos de ustedes la recuerdan. La huelga de controladores aéreos afectó a 700.000 pasajeros y obligó a cerrar el espacio aéreo y decretar el estado de alarma en España. De esto hace ya casi 10 años y este miércoles va a comenzar el último juicio a los controladores. La mayoría de los acusados han reconocido el delito de abandono de funciones y han pactado reducciones de penas con la fiscalía.

La huelga salvaje de los controladores aéreos en vísperas del puente de la Constitución en 2010 provocó que ningún avión sobrevolara el espacio aéreo español durante 22 horas. Por primera vez desde la democracia se decretó el estado de alarma. Radio Nacional y Radio 5 unificaron sus emisiones para contar ese caos aéreo que dejó en tierra a cerca de 700.000 pasajeros. Blanca Pascual recuerda cómo transcurrieron las primeras horas. 

La Constitución de 1978 reguló por primera vez un marco de seguridad ante la amenaza del terrorismo en el artículo 55. Otro artículo, el 116, regula los estados de alarma, excepción y sitio. Pero esa garantía de la seguridad plantea a veces conflictos con la libertad de los ciudadanos.

Un reportaje de Araceli Sánchez | Especial 40 años de Constitución en RTVE.es | 40 años y 40 artículos en RNE

En París, los atascos han sido monumentales, las estaciones de tren y el metro estaban abarrotadas, y la visita a algunos de los principales atractivos turísticos, ha sido imposible. Cuatro de las grandes centrales sindicales y dos organizaciones estudiantiles se levantan contra la reforma laboral del Gobierno de Francois Hollande. "Una suma de regresiones históricas que devolverán a los trabajadores al siglo XIX" dicen. Muy contestado desde las primeras filtraciones, el Ejecutivo dio marcha atrás en algunos puntos: retiró el tope para indemnizaciones por despido improcedente y también algunas causas para despedir por razones económicas. La Ministra de Trabajo se ha mostrado dispuesta a modificar parte del texto para que los motivos de despido por razones económicas sean diferentes en pequeñas y medianas empresas. Sostiene que eso facilitaría los contratos indefinidos. Los sindicatos creen que el proyecto facilita el despido y conduce a la precariedad. La huelga de los controladores franceses está afectando a los aeropuertos españoles que se han visto obligados a cancelar, 76 vuelos de los 225 que tenían previsto sobrevolar el espacio aéreo galo.