Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, ha presentado este jueves al jefe del Gobierno británico, el conservador Boris Johnson, la propuesta formal para que acceda a negociar un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido. En una comparecencia en Bute House, la residencia oficial del ministro principal en Edimburgo, Sturgeon afirmó que los resultados de los nacionalistas escoceses en las elecciones generales del 12 de diciembre -que ganaron 48 de 59 escaños en Escocia le otorgan el "mandato" de celebrar un segundo plebiscito a finales de 2020.

Paseo triunfal de Boris Johnson por el norte de Inglaterra, donde los conservadores han hecho historia ganando en feudos tradicionales del laborismo. "El Brexit es ahora imparable", ha dicho un eufórico primer ministro, que ahora tiene el control absoluto del Parlamento para aprobar el acuerdo que alcanzó en octubre con la Unión Europea y ejecutar el Brexit el 31 de enero.

Varios equipos de TVE han seguido las elecciones británicas y sus consecuencias. Esta noche se emite en Informe Semanal un reportaje que analiza la fractura política que reflejan los resultados de las urnas. El ganador indiscutible ha sido Boris Johnson, pero hay otra persona con mayoría absoluta, la escocesa Nicola Sturgeon, del partido independentista, aunque su voto tiene muchos matices.

El investigador del Real Instituto Elcano y profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid, Ignacio Molina, analiza la importancia del 'Brexit' a la hora de polarizar el voto rompiendo el tradicional reparto entre izquierdas y derechas. También responde a la pregunta de si ya está todo hecho para que los británicos se vayan de la Unión Europea.

Tras la debacle electoral del Laborismo, Jeremy Corbyn ha anunciado que no repetirá como candidato del laborismo y ha abierto la puerta a un cambio de liderazgo y una reflexión sobre el programa de futuro del partido. Hablamos con David Mathieson, antiguo asesor del ex ministro de exteriores laborista Robin Cook.

Arrancamos por segundo día desde Londres para analizar las elecciones británicas que han dado una clara victoria a los conservadores de Boris Johnson. Repasamos las consecuencias con nuestro corresponsal y enviados especiales y escuchamos las palabras de David Mathieson, ex alto cargo del Laborismo que hoy tiene que digerir una dura derrota. Además, también nos acercamos a las reacciones desde Bruselas y del empresariado español y escuchamos las sensaciones de profesionales sanitarios españoles que trabajan en el Reino Unido.

El primer ministro británico Boris Johnson ha comparecido esta tarde desde su residencia oficial en el 10 de Downing Street para valorar su clara victoria electoral y con la vista puesta en la culminación del brexit.

El líder conservador no ha explicado cuándo dará los primeros pasos en esa dirección, pero ha aprovechado su discurso para enviar varios mensajes.

Johnson se ha dirigido a los ciudadanos hartos con tres años de bloqueo político y ha asegurado que "este país merece un descanso de las riñas, de la política, y un descanso permanente de seguir hablando del brexit".

El ganador de las elecciones se ha comprometido a tener en cuenta los sentimientos de los proeuropeos y ha llamado a todos los británicos a cerrar un capítulo político y sanar las heridas. 

Jeremy Corbyn ha cosechado la mayor derrota laborista desde antes de la Segunda Guerra mundial. Las encuestas que auguraban una remontada han resultado ser el canto del cisne, el preludio del mayor batacazo desde 1935. El propio Corbyn ha anuciado un proceso de reflexión sobre los resultados y las políticas a seguir para recomponer el partido y su intención de liderarlo en ese periodo. Nada puede maquillar esta derrota y tras nueve años alejado del poder el laborismo está en shock. Muchos responsabilizan a Corbyn por su giro a la izquierda, su abmigüedad frente al 'Brexit' o su supuesto antisemitismo.

El resultado de las elecciones en Reino Unido, en las que el candidato conservador Boris Johnson ha conseguido una aplastante mayoría, ha provocado este viernes una diversidad de reacciones entre los líderes políticos mundiales. Una de las más esperadas ha sido la del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quién tras felicitar a Johnson por el resultado electoral, ha pedido al Parlamento británico ratificar "rápidamente" el acuerdo para el Brexit, para "iniciar con serenidad, tranquilamente, pero con gran determinación, la negociación sobre la fase siguiente". En cuanto al primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha asegurado sentirse "aliviado por mi país" ante la posibilidad de que no haya "una frontera dura". El resultado, según Varadkar, ha sido "decisivo" cree que facilitará que el Parlamento británico apruebe el acuerdo al que llegaron Johnson y la UE.