Enlaces accesibilidad
Operación Triunfo

Martí Rubira vuelve a OT para ser la voz de 'OK Google' y de 'El Chat'

  • Fue una de las sensaciones de OT 2017 por sus zascas a los concursantes
  • Es la primera vez que concede una entrevista y cuenta cómo vivió aquello
  • A través de OK Google narra, en tres boletines diarios, toda la actualidad de la Academia
  • El asistente de voz ha tenido más de 87.000 sesiones la primera semana
  • “Si eres favorito, pero cantas como una cabra, te vas a la palestra”
  • Sigue el día a día de OT 2020 en el Canal 24 horas
     

Por
OT 2020 - Martí Rubira vuelve a OT 2020

OT 2017 tuvo 16 concursantes famosos, como AmaiaAitana Ana Guerra… y alguien que fue tan importante como ellas para los fans: Martí Rubira. El recepcionista de la Academia, que se hizo famoso por los zascas que les metía a los chicos, vuelve en OT 2020… pero solo con su voz. Cada día, a través del asistente de voz de OK Google: “¡OK Google, quiero hablar con la Academia!”, Martí narra tres boletines diarios donde resume lo mejor que ha pasado en la Academia.
Los domingos, además, es la voz misteriosa en “El Chat”. Aunque su misión es dar a los concursantes información del exterior, algo totalmente insólito en “Operación Triunfo”, lo que más hace es repartir a diestro y siniestro, haciendo honor a su fama de borde. entre corte y corte, le ofrece al concursante que haya ganado algún juego, tres posibles premios que van cambiando cada semana: escuchar a un familiar, saber cuántos seguidores tiene en redes o poder leer un tuit que hable sobre él.

Nos consta que, en 2017, todos los medios quisieron hablar con él, pero nunca dio una entrevista porque siempre huyó de la notoriedad. Esta es la primera vez que habla de aquellos días de por qué ha vuelto a OT. Y cómo no, sus respuestas no tienen desperdicio.

¿Por qué no estuviste en 2018?
Sí que estuve, pero decidí pasar a un segundo plano… para el bien del concurso. Básicamente hacía lo mismoservir comidas y calamares, pero anónimamente en la producción de las galas a Rosa López, a Malú, a todos los que venían…

¿Cómo ha sido tu vuelta?
Me contaron que existía lo de OK Goole y querían que fuera una voz un poco familiaralias, “no hay dinero para pagar a alguien famoso…”. Pregunté: “¿Tengo que ir a Terrassa?”. “No, pero tienes que estar informado”. Y después salió lo de "El Chat". “Dije: ¡socorro! Pero cuando supe que era los domingos, no tenía excusa y como la cabra tira al monte, dije: ¡pues venga!”

¿Estás todo el día viendo el canal 24 horas?
Por suerte hay un equipo estupendo de redactores. Lo que veo son los pases de micros y las galas.

¿Y las noticias de la web?
¡Claro, las noticias de la web también, que están muy bien escritas!

¿Dónde grabas los boletines?
El primero, en un cuarto del garaje donde trabajo por las mañanas; el segundo en el baño de la Universidad donde estudio un máster el tercero en mi casa, en mi habitación.
Y yo me autoescucho. Lo sé, es un poco de egocéntrico, pero lo hago. En serio, como iniciativa me parece guay. Cuando vas en el Metro igual no te puedes poner a ver un resumen, o el directo, porque igual, a la sentadilla número 22 te quieres pegar un tiro. Más que nada, porque son las 09 h de la mañana, con todos mis respetos al profesor que hace las sentadillas, Cesc. Pero sí puedes escuchar un boletín de tres minutos. O cuando vas a hacer pis. Te pones los cascos y en un momento sabes lo más top que ha pasado.

Martí Rubira, la voz de OK Google y del Chat, grabando uno de los boletines en su casa
Martí grabando uno de sus boletines

OT 2020 OPERACIÓN TRIUNFO


¿Y no afecta a tu vida privada?  Igual no puedes salir de fiesta porque has de grabar…
¡Por eso me he apuntado a un cursillo para vocalizar borracho y que no se note si estoy ebrio! Mi objetivo es poder compaginarlo con mi vida social y que no se note. Pero bueno, después de hacer “El Chat” un domingo y empezar la semana de culo… Llego a casa a las 04:30 y a las 08:30 me suena el despertador, pero no puedo decir en el otro trabajo: “Llegaré tarde porque estoy haciendo el mamarracho en Terrassa…” 

¿Y "El Chat" qué tal?
En “El Chat”, como ya tiene ese punto de despropósito, me dijeron que diga lo que quiera.

Te hiciste famoso en la edición de OT 2017 por tu humor y tus zascas a los concursantes…
Creo que más que humor es sarcasmo. El curro de recepcionista de la Academia es muy aburrido. Hay gente que me decía: “Yo quiero ser recepcionista de OT, ¿qué he de estudiar?” Pero si tienes un mínimo de interés en disfrutar tu corta vida, no puedes aspirar a estar en la recepción de “Operación Triunfo”. Tus tareas son poner la comida, decir: Alfred, te has puesto mal el micro”, “Amaia, llevas la petaca colgando, póntela bien” y servir la comida, pero mientras ellos están en la clase de Mamen tú estás sentado en la recepción. Yo me leí tres libros en tres meses. Las tareas son muy básicas. Ese aburrimiento en mi cuerpo de persona que me cuesta callarme las cosas, hacía que me saliera decir las cosas tal cual las sentía. Yo no era consciente de que hacía gracia porque la broma se la hacía a la persona que tenía delante, sin ser consciente de la repercusión. Pero eso me parece bonito, porque creo que la gente empatizaba porque decía algo que me salía de la peineta, pero era verdad: que tenía una carrera universitaria era verdad, y que servía calamares también era verdad. Esta transparencia ligada a mi manera de ser, que tiene un punto cínicohizo estallar el boom de Martí que a mí me costó mucho entender”.

Pero huías de esa fama; dijiste que no a todas las entrevistas
Obviamente. Me llamaron de muchos sitios, pero es evidente que querían información del programa a la que yo tenía acceso porque estaba dentro. Tenía muy claro que no iba a hablar de nada con nadie. “Y para ir a mentirte, pues no voy”.

Tú futuro está en otros campos
He estudiado Negocios y Marketing Internacionales y estoy haciendo un máster en Producción Ejecutiva Audiovisual. Ni quiero ser cantante ni quiero ser presentador de tele. Aunque al final, con la precariedad laboral tengo cuatro curros y además estoy estudiando. Hago 30 horas en otra productora; de lunes a domingo grabo boletines; los domingos estoy en "El Chat" y algunos sábados trabajo en un barLo del bar es porque puedo beber gratis. Y esto lo hago porque, aunque haga broma de todo, OT es un formato muy potente y se trabaja muy bien con el equipo. Y me hace ilusión formar parte de algo pionero como lo de OK Google.
Lo de "El Chat" es el remate: representa que soy un puto cubo de coloreste estás sobando a esas horas te dicen: “Martí, habla”. Y te das al divertimento. Pero diversifico porque no me gusta estar quieto y todos los trabajos que hago me gustan. El problema va a llegar cuando tenga que hacer la declaración de la Renta, porque con tantos pagadores

¿Sientes presión por tener que ser gracioso?
Ya he contado que los boletines los hace un equipo y son divertidos. Recordemos que no estamos hablando de EE. UU e Iránhablamos de una muchacha que se ha sentado en una pelota ha explotado
En “El Chat” hay más presión porque es directo, tienes que ser espontáneo... igual esperan al Martí gracioso de OT 2017. Entonces yo no sabía que había una chica en su casa que se reía, pero ahora sí sé que la hay. Entonces a mí me fascinaba que mis amigos me enseñaban un tuit donde me mencionaban yo pensaba: “¿En qué momento hay alguien a quien le parece gracioso que un pobre chaval de 20 años que ha estudiado tiene 5 idiomas está ahí no triunfando?”.

Parece ser que OK Google está siendo todo un éxito… (La primera semana ha tenido más de 87.000 sesiones y los tres concursantes más demandados coinciden con los favoritos de la Gala 1)
El mérito es de quien redacta los boletines; que yo no sepa pronunciar Anajú o Maialen o que no distinga a los tres del pelo rizado no es importante. Pero repetimos, no estamos salvando el mundoSi un día nos dejamos algo en un boletín, que nadie se enfade, pedimos perdón desde aquí.

¿Qué te gusta de esta edición?
Me gusta muchísimo que se pueda nominar a cualquier persona y no “Te nomino porque has cantado peor que… Si has cantado mal, te nomino y punto. Cuando vas a una entrevista de trabajo, no te dicen: ‘Te cojo porque eres el menos malo de los tres que he entrevistado’. Si los tres son malos, hay que seguir buscando, la vida es así. Pues aquí igual.
Y me parece bien que el favorito no tenga la inmunidad. El concurso va a ser más justo. Si eres el favorito, pero has cantado como una cabra, te vas a la palestra. Serás la cabra más favorita de Españapero te vas a palestra igual.

No hay mejor frase para acabar una entrevista, pero si quieres oír más respuestas de Martí: