Enlaces accesibilidad

La mañana

Los cruceros contaminan cinco veces más que los vehículos

  • Son una fuente de riqueza, pero generan un gran impacto ambiental
  • Un solo crucero puede llegar a dar 60 mil partículas, mientras que un área sin contaminación sería solo mil

Por
La mañana - Los cruceros contaminan cinco veces más que los vehículos

Muchos son los que eligen un crucero para disfrutar de sus vacaciones veraniegas, de ahí la gran fuente de riqueza que suponen, pero también el gran impacto medioambiental que tienen. Un reciente estudio ha demostrado que la contaminación generada por los cruceros que atracan en los puertos españoles es cinco veces mayor que el total de los vehículos que circulan por todo el territorio de la península.

Científicos y ecologistas han advertido del peligro y tienen sus dudas en que pueda llegar a ser un turismo sostenible. En La mañana hemos querido corroborarlo de primera mano, y hemos ido hasta el puerto de Palma, el segundo más contaminado de Europa después tras el de Barcelona.

Gran impacto ambiental

El último informe publicado por la Federación Europea de Transporte y Medioambiente alerta de que estos buques, cuando llegan a puerto, generan elevados niveles de óxidos de azufre, contaminando cinco veces que los vehículos de la península.

En nuestra investigación nos ha acompañado Axel Friedich, químico, ecologista y experto internacional en mediciones. Nos ha enseñado los elevados niveles de partículas ultrafinas en suspensión, unas de las más contaminantes. Un solo barco puede llegar a dar 60 mil partículas, mientras que un área sin contaminación sería solo mil. “Aquí hay unos niveles de contaminación tan altos como en Madrid”, ha declarado el especialista.

En el puerto de Palma hay varados cinco cruceros, con una media de cuatro mil personas. Además, hay que tener en cuenta que gran parte de la concentración de cruceros se da en Mediterráneo, un mar muy vulnerable al estar cerrado.

Joan Forteza, presidente de la Federación de Vecinos de Palma, destaca que los cruceros contaminan cuando vienen al puerto, cuando están parados y también cuando se van, ya que cuando los barcos atracan en el puerto los motores no descansan y continúan utilizando combustible. Este podría ser gasolina, diésel, fuel oil marino, residuos altamente tóxicos.

Un peligro para la salud

La contaminación que sale de las chimeneas humeantes se dirigen a la ciudad de Palma. La epidemióloga del Instituto de Salud Calos III, Elena Boldo, nos ha contado los efectos a nivel respiratorio, como la aparición de asma o una enfermedad obstructiva crónica, pero también a nivel cardiovascular. Puede provocar insuficiencia cardiaca, accidentes cerebrovasculares como un ictus, infartos, etc. Este tipo de contaminación también puede derivar en cáncer, especialmente el de pulmón.

A raíz de los efectos que produce en la salud, también reduce la esperanza de vida. “Ya no es que vivas 85 o 90 años, sino cómo has llegado a esos 85 años, a esos 90. Lo importante es la calidad de vida que tengas hasta el final de tus días”, comenta la experta.

Un turismo de moda sin regulación

El turismo de cruceros está de moda en los últimos años, y solo en España, durante el primer trimestre de este año, 50.300 españoles se embarcaron en alguno de estos barcos. Son datos de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, y supone un aumento del 3,8%.

También denuncian que en Europa no haya una regulación, mientras que, en Estados Unidos, Canadá, el Mar del Norte, el Báltico y el norte de Europa sí está limitado el contenido de azufre. Una solución propuesta por el Gobiernos es usar drones con sensores que detecten si se supera el 0,5% de contaminación en masa, el máximo exigido a partir de enero de 2020.

Científicos y ecologistas piden también que se conciencie de que la contaminación no solo afecta a los barrios cercanos a la costa, también a la producción agrícola, ya que el dióxido de nitrógeno que generan se convierte en ozono, afectando a los cultivos y a la acidificación de los ecosistemas.

Pero la contaminación que generan no solo afecta al aire que respiramos, también lo hace y de manera muy grave en el cambio climático. Por eso se pide que se obligue a consumir un combustible de mejor calidad, ya que tanto el transporte marítimo como la aviación escaparon de los acuerdos de París, y no tienen compromisos con el clima que sean vinculantes. Por ello se está trabajando en la posibilidad de fabricar cruceros totalmente eléctricos.

Televisión

anterior siguiente