Enlaces accesibilidad

Todos detalles de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

  • Los novios mostraron tres estilismos diferentes durante la celebración
  • Europe fue finalmente el grupo de rock que salió al escenario
  • La boda podría haber costado medio millón de euros
  • Toda la información en la página web de 'Corazón'

Por
Costes y anécdotas de la boda del año

Sergio Ramos y Pilar Rubio se han dado el ‘sí quiero’ por todo lo alto. Una gran celebración en la que el matrimonio no ha escatimado en gastos y que no ha estado exenta de curiosidades. La pareja fue el centro de atención de una emotiva ceremonia en la Catedral de Sevilla a la que asistieron sus tres pequeños. Antes habían posado para los cientos de medios que se agolpaban a sus puertas para captar la mejor instantánea. Por entonces, los novios mostraban el primero de los looks que mostraron durante la larga jornada. Más tarde, darían un giro a su estilismo para hacer alarde de un tercero llegada la noche. 

Una vez finalizada la ceremonia, hicieron falta una treintena de minibuses para trasladar a los invitados a la finca que el futbolista tiene en la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación. Para entrar necesitaban tener puesta en su muñeca la calcomanía que los identificaba como asistentes al gran evento. Allí degustaron un menú elaborado por el chef Dani García, con cuatro Estrellas Michelín. Cuatro platos en los se pudo degustar salpicón de bogavante, guiso de ternera trufado, rape y hamburguesa de Kobe. De postre, los comensales pudieron disfrutar de un frescor andalusí.

El grupo sueco de rock Europe fue finalmente el elegido por los invitados para la gran actuación que se esperaba para esta celebración. Hasta el momento, no habían sido pocos los comentarios que señalaban que lo haría la banda australiana AC-DC o la legendaria formación Aerosmith. La fiesta se alargó durante toda noche e incluso a primeras horas de la mañana siguiente con un after hour. De hecho, el futbolista de Camas aguantó en pie hasta que se marchó a dormir a las diez de la mañana. Piar Rubio aguantó media hora más que el jugador.

¿Cuánto ha costado la boda del año?

Las cifras de los costes de este enlace pueden llegar a poner los pelos de punta. Solo en bebida la pareja se habría podido gastar unos 25.000 euros. En el exquisito menú del chef Dani García la cifra habría sido mucho, situándose cerca de los 78.000 euros.

Los novios instalaron un parque de atracciones en la finca en se celebró el convite. En su interior pusieron en marcha varias atracciones como unos coches de choque o la famosa noria que ya ha copado tantos titulares. Su puesta en marcha les habría costado otros 30.000 euros.

La cifra ya alcanzaba cotas estratosféricas antes de caer la noche, cuando comenzaron a sonar los acordes de Europe. Se estima que la actuación del emblemático grupo podría haber alcanzado los 75.000 euros. Después llegó el DJ italiano Gianlu, aunque es posible que su show fuera gratuito, ya que el también empresario mantiene una estrecha relación con Sergio Ramos.

El vestido de Pilar Rubio tampoco ha pasado desapercibido. El atuendo que llevó la gran protagonista de la ceremonia podría alcanzar los 30.000 euros. Contando con este último detalle la ceremonia podría haber tenido un coste total de medio millón de euros, de acuerdo a los datos que arrojan algunos medios. Una cifra en la que sin embargo, no se tiene en cuenta la próxima luna de miel. En la mente del matrimonio está viajar hasta Asia, aunque por ahora se desconoce con exactitud el lugar y la fecha.

Los Beckham: Invitados 'vip'

Los Beckham han sido posiblemente los que más han disfrutado de esta esperada celebración. David y Victoria ha acudido a la capital hispalense con tres de sus cuatro hijos. La familia ha podido disfrutar de las calles de la ciudad andaluza mientras celebraban el día del padre del Día del Padre, que en el calendario de Reino Unido está señalado el 16 de junio

Victoria Beckcham fue además una de las invitadas que más llamó la atención de la boda. La diseñadora fue una de las pocas que saltó la norma de los colores prohibidos, acudiendo al gran evento atiavada con un vestido blanco.