Enlaces accesibilidad

La Batalla de Tetuán, de Mariano Fortuny

  • Juan Carlos Ortega descubre La batalla de Tetuán de Mariano Fortuny
  • El programa se ha rodado en Tetuán (Marruecos) y en Barcelona
  • La mitad invisible se emite el 8 de febrero, a las 20.00 horas, en La 2

Por
La mitad invisible - La batalla de Tetuán, de Mariano Fortuny

'La mitad invisible' es un programa sobre arte que pretende conocer en cada capítulo una obra de arte y a su autor, si lo tiene

Emisión:
Sábados a las 20h. en La 2

El viaje a Tetuán fue una sorpresa para todos. No imaginábamos que finalmente podríamos pisar el terreno de la famosa batalla. Pocos días antes de salir, conocimos que nuestro experto en el tema iba a estar allí esos días. Era magnífico poder contar con él en el lugar y dejarnos conducir por esa historia con alguien que ha dedicado y dedica todavía esfuerzos en completar lo que ha sido la vida y obra de este pintor… Ya en Marruecos era fácil poder reconstruir el escenario con el que se había fascinado el artista así como también nuestro experto.


Tetuán está lejos de Tánger. La carretera en primavera es una auténtica fiesta de flores. Nuestra llegada de todos modos no fue bucólica aunque sí estábamos rodeados por ese ambiente. De momento nos enfrentábamos a un rodaje sin trípode, elemento esencial para poder encajar la cámara y rodar con cierta estabilidad. El trípode en lugar de viajar con nosotros hasta Tánger, se había quedado en nuestra ciudad de origen pese a que lo habíamos embarcado y facturado siguiendo los requisitos de la compañía aérea.

Desconcierto y demora nos recibieron en Marruecos, sin embargo, una vez conseguimos saber que no volveríamos a tener noticias del trípode sino pasadas al menos 24 horas, decidimos aventurarnos a conseguir el material a través de los colegas en Marruecos. Y es curioso observar cómo aparentemente en un lugar en el que no reina precisamente la organización, finalmente todo se consigue.
Tras unas horas de espera en un café de Tánger, la tarde nos sorprendió con la llegada de Suahil, salido de no se sabe dónde pero oportunamente aparecido en nuestra historia de forma providencial. Nos facilitó un trípode, en principio hasta el día siguiente, pues sólo estábamos dos días más y contábamos en recuperar el nuestro en 24 horas. Menos mal que Suahil existió esa tarde. Nuestro trípode , mientras tanto, viajaba a Casablanca y se volvía perder en su recorrido por Marruecos. Nunca coincidimos con la pieza durante el rodaje.

Aprendimos que en Marruecos existe la baraka. Una especie de bendición o fortuna que hace más fácil nuestro discurrir. Así pues la baraka nos acompañó en nuestra Batalla de Tetuán.

El cuadro, una tela de 10 metros de largo, no se pintó hasta tres años más tarde y además nunca se terminó. En Barcelona, en el Museo Nacional de Arte de Catalunya, Juan Carlos Ortega contemplará la tela junto a Cristina Mendoza, conservadora, y Pere Gimferrer, escritor. Los dos son amigos y además tienen una relación muy particular con el objeto. El pintor Perejaume le desvelará el último secreto en un final inacabado.

Televisión

anterior siguiente