Enlaces accesibilidad

Juanma Bajo Ulloa: "Este país desprecia cada vez más la cultura"

  • El director de cine vasco se encuentra feliz y esperanzado después de estrenar Baby
  • Una película que carece de diálogos, ya que para él muchas veces sobran las palabras

Por
Las mañanas RNE con Pepa Fernández - Juanma Bajo Ulloa: "Este país desprecia cada vez más la cultura" - 07/01/21

El director de cine Juanma Bajo Ulloa se encuentra "feliz y esperanzado" tras estrenar su película BabyDesea que "este año sea de renacimiento" donde "todos vamos a coger el camino adecuado". Lo ha contado en De pe a pa, las Mañanas de RNE con Pepa Fernández, donde ha presentado su último filme que está protagonizada por una joven madre drogadicta que es incapaz de hacerse cargo de su bebé y lo vende.

Un película que empezó a gestarse no como ahora la ve el público en el cine, "sino que se fue creando, fue 'esenciándose' hacia una historia cada vez más sencilla, más básica" y "llena de elementos simbólicos", aunque cada espectador la está interpretando de manera diferente. Quería que se viera "simplemente la vida y la muerte, la creación, la maternidad" y fueron "desapareciendo personajes y decorados que no eran necesarios".

Carece de diálogos, sobre lo que ha explicado que le "sobraban" las palabras y ha añadido que tiene la "sensación de que los creadores llenamos las obras de texto porque tenemos miedo de no ser comprendidos. Hemos cultivado un espectador especialmente perezoso y sale más tonto de lo que entró. No ha hecho ningún esfuerzo por interpretar y es muy importante. Lo que hacemos es darle al espectador la posibilidad de interpretar y no habrá dos espectadores que interpreten alguna de las escenas de la misma forma". 

El filme ha tenido "una conexión con el público muy similar en todos los países" donde se ha proyectado como el Festival de Sitges, en Tallin (Estonia), la Seminci de Valladolid o en El Cairo (Egipto). En esta última ciudad explicaba que "recibimos una de las mayores ovaciones". Los espectadores le cuentan que "es una película que les hace soñar, les hace pensar".

A pesar de la sencillez narrativa que tiene la película, "tiene otros planos de interpretación más subsconscientes o más relacionados con lo onírico y con la interpretación precisamente que hace el espectador", sobre quien explicaba que le considera "un ser inteligente y libre. Por eso yo creo que ha conectado con diferentes públicos".

"A mí la música me emociona, me sugiere y me lleva a otros mundos" y fue la canción "Riverman" de Nick Drake la que le empezó a introducirle en el "universo de Baby". Con los años, trata de "evitar que la mente ejerza un control excesivo" y por eso se inspira "muchísimo en los sentimientos". "La mente te empieza a llenar de miedos e intento dejarme llevar por las emociones y la visceralidad que creo que debe guiar al creador", le contaba a Pepa Fernández.

El director vasco explicaba que le dijo a su equipo que daba igual lo que rodaran, que fuera "terrible" o "doloroso", pero que no iban hacerlo con filtros y tenía que ser "hermoso". Buscaban unas escenas que no se pudieran "dejar de mirar, de escuchar", a pesar de la "degradación". Incluso quería que los espectadores quisieran llevarse las imágenes a su casa para "decorar la habitación".

Bajo Ulloa señalaba que es "muy complicado" hacer este tipo de cine "personal". "Cuando no estás metido en un sistema, en un circuito se hace doblemente complicado, pero gracias a Dios hemos encontrado fe. Este país desprecia cada vez más la cultura. Hay unos grandes poderes que se encargan de que la cultura sea menos importante y que lo importante sea el consumo puro y duro". 

Sin embargo, para poder hacer Baby ha destacado que aún hay personas que "sí confían en el poder de la creación, de la cultura, del arte y esta ha sido una película artesanal. Está hecha con las manos. El decorado, la fotografía, el color, la música, los pequeños detalles de atrezzo, la propia interpretación". "La implicación del equipo es brutal. Eso creo que es lo que se puede ver en la pantalla. Ha habido no solamente un equipo, sino personas dentro de las instituciones que han confiado en nosotros o la propia TVE".