Enlaces accesibilidad

Cuéntame un cuadro: El paso de la laguna Estigia, Patinir

Por
El paso de la laguna Estigia, Patinir rne

Los que conocen al conservador del Museo del Prado Alejandro Vergara Sharp, especialista en Rubens y pintura flamenca del siglo XVII, los que alguna vez han asistido a sus clases saben de su "asombro y veneración" por la pintura de Joachim Patinir -en concreto por la manera en la que utiliza el color azul-, una atracción que sintió también el rey Felipe II a mediados del siglo XVI. Gracias a él, hoy podemos disfrutar de las tablas de este pintor flamenco especialista en paisajes. Amplias extensiones de tierra con detalles reales hasta el extremo que contrastan con el aire irreal, fantástico, del conjunto. Durero se refería a él como "el gran pintor de paisajes".

El paso de la laguna Estigia, Patinir

El paso de la laguna Estigia, Patinir rne

1480. Orillas del río MOSA, en lo que hoy es el sudeste de Bélgica. Allí nace Joaquim Patinir. Poco se sabe de la vida -y nada de la formación artística- de este paisajista enigmático, más allá de que en 1515 ingresó como maestro en el gremio de San Lucas de Amberes... Allí, en uno de los centros artísticos y comerciales de la Europa de la época, desarroló su carrera. También sabemos que se casó dos veces; a la segunda de sus bodas asistió el pintor alemán Alberto Durero, que le tenía en gran estima. Fue en agosto de 1521. El entorno natural en el que vivió y las arquitecturas que le rodeaban cobran mucha importancia en las pinturas de Patinir. Son su inspiración. También lo es la pintura del Bosco. Bajo esta autoría, la del Bosco, figuraba en los antiguos inventarios del Alcázar y el palacio del Buen Retiro El Paso de la laguna Estigia, una de las tablas de mayor calidad salidas de los pinceles de Patinir.

A las 15.00H (CET) en La hora azulJon Bandrés y Bernardo Pajares nos contarán este cuadro con músicas de Preisner Desplat. Puedes escucharlo aquí.

Radio

anterior siguiente