Enlaces accesibilidad

El episodio especial de Euphoria que hace pupa, pero que no puedes dejar de ver

  • La conversación entre Ali y Rue, que literal ocupa casi todo el episodio, te hará pensar
  • La aclamada serie vuelve con dos capítulos especiales. El primero bajo el título de 'Las rayadas no son eternas'
  • En la temporada anterior Rue es abandonada por Jules en la estación de tren 

Por
 Euphoria
Euphoria cropper

Vuelve la serie que todos estábamos esperando. El regreso de Euphoria en forma de dos episodios especiales, que harán de puente entre una temporada y la siguiente, ya está disponible en HBO. Después de ver este capítulo especial nos han quedado claras dos cosas. La primera es que sigue siendo una serie hiperrealista, y en consecuencia, durísima. La segunda, y no por ello menos importante, que nos fascina las reflexiones a las que nos hace llegar. 

Sabemos que el guión de esta serie toca temas que nos afectan y eso lo hace sublime. Los 54 minutos de episodio nos trasladan directamente a la oscura mente de su protagonista, Rue (Zendaya), que mantiene una larga conversación con Ali, su amigo ex adicto. Nos sitúa en Nochebuena y empieza fuerte, con intensidad, como solo esta serie sabe hacerlo. Atacando directamente a cuestiones muy personales como son los fracasos y la vulnerabilidad de los seres humanos. Vemos a una Rue muy real, hundida en las miserias que por su desgracia siguen atormentándola. A cada minuto que trancurre entendemos más su Emmy como mejor actriz de serie dramática. Su interpretación de Rue es tan directa y profunda que nadie más se lo podía llevar, eso que no es un personaje nada fácil. 

Este episodio trata muchos temas, pero sobre todo nos hace pensar en quiénes somos y a dónde vamos. ¿Por qué caemos y nos levantamos, para luego volver a caer? Euphoria supone un retrato tan crudo de la adolescencia que nunca habíamos visto nada igual. Escapa completamente de los temas banales para centrarse en cuestiones de una profundidad que abruma. Por ello no podemos calificarla sólo como una ficción adolescente, pues no estaríamos haciendo otra cosa que subestimarla. 

Un primer capítulo apabullante 

No queremos haceros demasiado spoiler, porque de verdad que merece mucho la pena verla solo por todo los palos que toca dentro de una "simple" conversación entre adictos. Ali y Rue nos hablan de las adicciones, la pérdida, las creencias, la fe, la esperanza, el perdón, el juzgar al otro, la redención... En definitiva, una charla sobre la vida y lo que significa vivirla con todas sus consecuencias. Un capítulo en torno a cómo salir del agujero cuando no ves la luz. Cuando culpar a otros es la vía más fácil, pero no la solución.

En Gen Playz ya hablamos de ello

Viendo este capítulo, nos damos cuenta de que en Gen Playz también hemos abordado muchas de estas temáticas que afectan a toda una generación. En un momento de la conversación Ali habla hasta del racismo que sufren los negros en EEUU y de la lucha por los derechos civiles. Aspecto que ya hemos analizado dentro del programa en el que nos preguntábamos si ahora somos menos racistas que antes. 

No recomendado para menores de 16 años ¿Somos ahora menos racistas?
Transcripción completa

# España. #

Un crisol de culturas, una tierra forjada

por grandes civilizaciones.

Siglos de historia dorada.

Tampoco hay que fliparse.

Los estudios afirman que nuestro país

es de los más tolerantes con la inmigración.

¿Esto es real?

¿Ha fracasado la multiculturalidad?

¿Cómo lo viven los racializados?

¿Son las nuevas generaciones menos racistas que las anteriores?

Dentro "Gen Playz".

(Sintonía de "Gen Playz")

LOL, Darío. Hola.

"Buona sera".

¿Cómo estás? Bien, aquí.

¿Pues tú tranquilo?

Yo estoy muy emocionada con el programa de hoy.

Se viene... Yo quiero sacar a la luz

si de verdad en España podemos presumir

de esta multiculturalidad, aceptación,

de si somos...

racistas o no.

Lo importante es ser buena peña.

Ser buena peña, buena gente.

Buena gente. Te preparamos un vídeo para que sepas de qué va. Hala.

-Nacionalidad.

-Española.

-Sí, no, ¿pero de dónde eres? -De España.

De España. -¿Pero tú dónde has nacido?

-Aquí, en Madrid.

(OFF) "En España,

un 12,9 de la población es inmigrante.

En un mundo

producto de la colonización,

globalizado y en crisis,

la mezcla de culturas estaba destinada a ocurrir.

La multiculturalidad busca reconocer las diferencias

y promover la tolerancia y la coexistencia en sociedad

de los diferentes grupos humanos.

¿Pero es esto posible

o es un anuncio de Benetton?".

Este barrio era, era muy bueno,

pero desde que ha venido toda la gente que ha venido,

lo han deteriorado al 100 %.

"¿Somos los jóvenes menos racistas que las generaciones anteriores?

¿Ha fracasado la globalización

y con ella

el multiculturalismo?".

Las protestas de grupos antiglobalización

no faltaron.

Las sociedades multiculturales. Rompen la escala de valores

que en este momento tenemos en los países occidentales.

LOL. Aznar. Estaba trabajando en ello.

Estaba trabajando. Sí, bueno.

No sé dónde está, pero aquí no. "Thanks God".

Presentamos esta mesa maravillosa. Hoy tenemos un porrón,

un porrón que vienen a hablar de la movida.

Empiezo por mi "esquerra".

Es TJ. No.

Es Daniel Fuman. Fuman.

Correcto.

Le vas a conocer porque es miembro

de Afrojuice 95. 195.

Joder. Cantante, rapero, bailarín simpar.

Eh... Ha estado tutelado en un centro de menores. Ja, ja.

También. Bueno, ¿por qué no? Claro. ¿Cómo estás?

Muy bien. Encantado de estar aquí. ¿Feliz?

Me hace mucha ilusión. Oye, eres muy top.

Tenéis que verlo.

Afrojuice 195, por favor.

Luego también está Jiajie.

Él es director, guionista y productor.

Español de origen chino.

Nominado a un Goya este año. Vamos, que sí. ¡Vamos!

¡Ese Goyita!

Se huele. No, pero te digo una cosa.

Pasad por su Vimeo.

Tiene un curro brutal.

Gracias. No.

Gracias. ¿Te hace ilusión? Me encanta, sí.

¿Cómo te sientes

no estando "behind the scenes"?

De hecho,

prefiero estar "behind the scenes". De hecho, prefiero. Vale. Genial.

Luego, está Sara Bounajm. Correcto.

Ella es una trabajadora social. También técnica de empleo joven.

Sí. Así que, bueno, aportar

esta parte que nos gusta siempre

doctoril en la mesa.

Y en el zoom,

tenemos, bueno, fijaros qué maravilla de zoom.

Todos con el fondo blanco.

Sin gotelé. Esto es una maravilla.

Juan Soto Ivars.

Es escritor y columnista

de "El confidencial". Autor de "Arde en las redes".

Y de "Un abuelo rojo y el otro abuelo facha".

¿Qué hay, Juan? ¿Cómo estás? "Muy bien, encantado de estar aquí".

"¿Qué tal?". Olé que sí.

Tenemos a Imane Rachidi.

Ella es periodista.

Española de origen marroquí.

Imane, ¿cómo estás?

"Bien, bien".

"Gracias por la invitación". Gracias a ti.

Noelia Cortés, escritora y activista gitana. Noelia.

"Hola, ¿qué tal?". Muy bien, corazón.

Espero que tú también.

E Isabel Carmona,

artista y estudiante de moda. Conocida en las redes

como Isa Tofu.

"Sí".

Así es. Voy a empezar lanzando

la primera pregunta para el que la quiera.

Y es si es España un país racista.

Yo creo que no. ¿No?

No, yo creo que es... Todavía no hay racismo.

Pero yo creo que lo va a haber. Ah, bueno. ¿Y eso?

Ahora mismo, yo creo que es un país ignorante.

Somos ignorantes. Yo vivo aquí, he nacido aquí.

Me considero español.

Creo que ahora somos ignorantes. En el momento en que haya racismo,

pienso que va a ser cuando haya profesores negros,

médicos asiáticos,

bomberos árabes.

Yo creo que ahí sí va a haber racismo.

¿Y tú, Sara? ¿Qué piensas?

Pues, a ver,

puedo coincidir en que sí es un país ignorante,

pero, sobre todo, somos ignorantes en nuestros propios privilegios.

Como decía el vídeo, tenemos una trayectoria colonial, perdón,

importante,

y eso nos ha llevado a tener unos estándares y estructuras

racistas en las que nos movemos.

Pensamos que las personas

que nacemos aquí o que son españolas

van a ser mejores que otras.

Sí coincido en la parte de la ignorancia,

pero no puedo evitar pensar que nos movemos en estructuras racistas.

Hay estudios de todos modos que afirman que España

es de los países más tolerantes de Europa.

¿Sentís que seamos realmente tolerantes o pensáis que el listón

está muy bajo por Europa?

Bueno, yo siempre los estudios los cojo con...

con muchas comillas.

Yo sí que creo que España sí que es un país racista.

Yo creo que en general, o sea,

la humanidad es racista.

No quiero parecer muy pesimista, pero creo que en general

el racismo es parte del día a día.

Y, sobre todo, hay un racismo estructural.

Es lo que decía él. Al final,

que no haya personas racializadas en otras profesiones

creo que es algo muy... evidente. Significativo.

Significativo.

Y bueno, yo sí que es verdad que también nací aquí.

Siempre me he movido con gente, bueno, españoles.

De hecho, yo nunca he tenido amigos chinos porque siempre he estado...

Bueno, en colegios de...

Bueno, era de los pocos chinos que había cuando yo empecé

y sí que es verdad en el círculo en el que me he movido

yo he notado tolerancia, no he notado quizás tanto racismo.

Sí que considero que sí que hay racismo en general.

Imane, quería lanzar la pregunta.

¿Crees que desde...

algún sector político, alguna tendencia política,

se entiende la inmigración como producto de la globalización

y como parte del mercado?

"¿El sector político?".

Desde algún sector político.

Por ejemplo, el liberalismo.

A lo mejor, entiende que sirve para rejuvenecer, para intentar, eso,

ayudar a las pensiones. ¿Crees que hay utilización política

por parte de estos sectores? "Sí, claro". "Sin duda".

"Por parte de todos los sectores políticos

se utiliza la inmigración a favor".

"Tanto, digamos, desde la ultraderecha

o para ganar sus votos a...". "Bueno, para ganar sus votos

con un discurso racista hasta la propia izquierda".

"Lo victimiza y... y...

hace ver que está adoptando esa gente de fuera

para parecer más tolerante de lo que es

y luego acaba confundiendo ciertas cosas

que a lo que somos...".

"Bueno, yo soy española de origen marroquí,

con lo cual, también me considero inmigrante a la vez que española".

"Nos duele mucho ver cómo esa izquierda que esperamos de...

esperamos que esté de nuestra parte,

realmente, nos está utilizando

para acabar haciéndonos daño y esto quizá así a simple vista

suena un poco complicado de explicar,

pero sí que creo que...

escuchamos cosas tipo...

de esa superioridad moral, de nuestros valores occidentales".

"Tenemos que hacer a estos inmigrantes adoptar

nuestros valores y es como: 'No, perdona.

No son tus valores, no son unos valores occidentales'".

"Son valores como el respeto a los derechos humanos o igualdad".

"Son valores...

universales que están recogidos

en declaraciones universales, derechos humanos,

protección de los niños, etcétera". "Incluso los propios países

que no los respetan los han firmado".

"Entonces...". Noelia.

"Dime". Eh...

Yo quería preguntarte. ¿Y qué pasa con el caso de,

cuando vemos diferente al que no ha venido de fuera, por así decir?

¿Se es más racista,

en nuestro caso con la etnia gitana

que con, pues yo qué sé, africanos?

"Era justo lo que iba a decir".

"No hace falta ser inmigrante para sufrir racismo según lo que yo vi".

"Al gitano, incluso a gitanos bien vistos

por la mayoría del país, incluso Camarón,

hay comentarios racistas".

"Nominaron la película de su vida a un Goya

y no invitaron a nadie de su familia".

"Son cosas muy...

muy poco tangibles

porque tampoco hay una mayoría de gente hablando de los gitanos

como se habla de la inmigración". "En los dos casos,

tienen la misma raíz, considerar que una persona está por debajo".

Entiendo.

Y Juan.

A ver, que me... Ahí te veo.

¿Están las nuevas generaciones realmente concienciadas

con el antirracismo tú crees?

"Pues no lo sé". "Los estudios parece que dicen

que algo más que las generaciones anteriores

sí que están. Y luego, si ves...".

Tampoco era muy difícil.

"...vota a partidos de ultraderecha populista".

"Parece que les vota más gente mayor".

"O sea, que quizás sí hay...".

"Se está educando". "Se educa en la convivencia,

y en el respeto a lo diferente, en las escuelas, etcétera".

"Se mete esa idea en la educación,

pero yo creo que a lo mejor el problema es pensar tanto

en las razas, si son racistas o no,

y no advertir que todo ese debate se ha movido muchísimo

a la cultura". "Ahora hay más xenofobia cultural

que racismo porque hasta la gente más de derechas

yo creo que dice que no es racista".

"Y a veces, creo que no son racistas".

"No creen que por tener otro color de piel una persona sea inferior,

pero sí que me parece que está creciendo muchísimo

una especie de xenofobia cultural, es decir, la creencia

de que culturas distintas no pueden convivir juntas

y ese yo creo que es el fenómeno más preocupante,

muy relacionado con el del racismo, pero desplazado, digamos".

"Desde el color a la cultura".

Y Sara, tú, por ejemplo,

¿crees en la convivencia entre razas por así decir?

Lo que tú hayas vivido. Ha habido un objetivo...

O sea, trayéndolo al barro. Vale.

¿Ha habido un objetivo,

racismo, una segregación

o la gente se juntaba "bien, sí"?

O sea, en tu caso. Yo creo que en mi caso

sí que se vieron comportamientos racistas,

pero por esto que estábamos comentando.

De repente, como que hay una fina línea

que separa lo que tú claramente ves racista.

Una agresión es racista.

Sin embargo, ¿no ves racista que paren a alguien en el aeropuerto

simple y llanamente por tener fisionomía que consideran árabe

y le estén interrogando y se sienta incómodo

porque una persona ha decidido que puede ser peligrosa?

¿No ves racista que, a lo mejor, estés en clase

y tu profesor te diga: "Qué bien hablas español"?

Cuando has nacido aquí y tu lengua es el español.

Esas cosas... Ya.

...son las que son

para mí potencialmente peligrosas porque lo podemos definir

como un microracismo. Pensamos que es muchísimo más racista

otras muchas cosas que se nos vienen a la cabeza.

Realmente, que eso está ahí quiere decir

que está ahí enraizado. ¿Es posible una convivencia?

Por supuesto que lo es.

¿Es necesario un esfuerzo para poder identificar esto

y saber que se pueden cambiar? Sí.

El trabajo de la identificación

en el lenguaje. Claro.

Hablábamos de las cuestiones artísticas

que ha sacado Juan y me interesaría preguntarle a Isabel.

Ella, como artista, cómo ha vivido...

Si realmente vives esta polarización que tratábamos,

precisamente, de que ya se ha pasado una cuestión de racismo

a xenofobia cultural.

"Yo en mis propias carnes no lo he vivido".

"Sí que yo creo que es una cosa que se puede ver

en la escena de la música internacional, o sea, por ejemplo,

el año pasado en los Grammys lo decía Tyler, the Creator".

"Su música, su último disco, que estaba nominado,

lo ponen como música urbana, pero él decía: 'No es tanto hip-hop.

También es un poco pop. Como soy negro,

me ponen en música urbana'".

"O, por ejemplo, en los Latin Grammys hay mucha música

que no se podría calificar como, a lo mejor,

reguetón, música latina". "A lo mejor es más pop, rock".

"Al ser hecho por artistas que sí que son de distintas etnias

o distintas culturas, lo están como apartando

de lo que se podría calificar como normal". "Música normal,

más música occidental".

"Es verdad que es una cosa

que se ve en todos lados, que no importa tanto como...

qué estás haciendo, sino el modo en que la gente de fuera

te va a percibir y es lo más peligroso".

"Es el modo de excluir". "O sea, realmente,

la mejor manera, la mejor, obviamente,

ninguna es positiva, pero la mejor manera de excluirte

es hacerte sentir que da igual lo que haces".

"Nunca eres parte de la norma".

Entiendo lo que dices.

Hemos abierto boca así. Hemos aproximado los temas

y vamos a ver lo que ha preparado Danel esta semana.

"Ni hao", peña.

¿Sabías que hasta el año 711 España estuvo llena de gente árabe?

¿Sabías que a su vez este dato político arbitrario anecdótico

se utiliza en bandos muy opuestos

como agravante o aliciente de la multiculturalidad en España

sin darle ningún pensamiento?

¿Ves cómo la gente de otra raza está percibida

como algo secundario de la historia?

La de gente blanca.

¿Ves cómo en la asignatura de Historia Universal se trata

de Estados Unidos y Europa? El resto es irrelevante.

Igual no te has dado cuenta,

pero es mi trabajo tocarte los cojones y contártelo un poco.

Yo no sé de nada. Soy profundamente ignorante.

No estudié Geopolítica. No voy al Parlamento.

No se me llena la boca diciendo que España es un estercolero

y hay que limpiarlo como el Cid

en forma de arcángel con una espada de fuego decapitando a corruptos.

Por suerte,

no me pongo en un escenario a desprestigiar el término humorista

contando chistes racistas que cansarían a un cuñado en los 80

y diciendo: "Es broma, socio. Estoy deconstruido".

La falta de minorías es Superdank.

En fin, tampoco tengo un podcast.

No sé qué autoridad tengo para hablar de racismo.

Soy un chavalín sin pelos en el pubis.

Puedo decir que estoy totalmente y radicalmente en contra

de que menos es más.

Menos es menos. Si no, es más.

Más es más. Es decir,

la diversidad cultural es un crisol que le ofrece a la ciudadanía...

(ERUCTA)

¿Con esto qué quiero decir?

La diversidad cultural es un crisol estrictamente mejor

que la falta de diversidad. Muchas opciones, mucho donde elegir.

Si hay una opción, a la mierda

y hay hegemonía europea.

Puedes elegir ser...

O de los que ven más allá de estereotipos

y no juzgan por el color o por la etnia.

Tú eliges.

Puedes comprarte una gorra roja y un arma

y protestar porque la mascarilla no te deja respirar.

O otra opción muy popular

es que tú no veas colores, no ves nada.

Cuando ves a una persona, ves a la persona, no el color.

Un crimen de odio contra alguien, evidentemente,

alineado por tu etnia y color de piel, eso no lo ves.

"Algo habrá hecho.

Que se joda". Puedes hacer muchas cosas.

Hay muchísimas maneras de ejecutar a la "build" racista

del ciudadano medio y algunas perdonan más o menos

la concepción social. Puedes ser Torrente

o puedes ser racista de manera más guay.

Mucho más chula.

¿Qué pasa? Que mejor no ser, pero bueno.

Yo no sé nada, yo soy muy joven.

No voy a dar un simposio de movidas raciales

porque, al pertenecer a mi etnia,

solo hablo de lo que nos corresponde, así que esto es todo.

Paz, colegas.

La verdad que...

Quería lanzar la pregunta para abrir el segundo bloque a Juan.

Que es... Eh...

¿Crees que este debate de la multiculturalidad

es tan complejo que muchas veces por un extremo o por otro

posicionarse en un lado se elude?

¿Crees que muchas veces pasamos por alto esto

y no entramos realmente,

no nos alejamos de alarmismos e intentamos reflexionar sobre algo

que realmente debemos reflexionar?

"Vaya pregunta".

"Yo creo que es un debate muy envenenado

porque es un debate en el que es muy fácil

que los intentos de encontrar una solución

a un problema que tiene muchas caras,

que está, por un lado, la cultura, está por otro lado

el sentimiento de tribu, está por otro lado la economía,

la competición por los trabajos, etcétera".

"En un debate tan multifactorial, con tantas caras

y con tantos recovecos, al final,

yo entiendo que se tira mucho del eslogan".

"Tampoco se profundiza".

"A mí me preocupa la inmigración

porque creo que es un problema".

"¿Cómo se habla de inmigración?". "Muchas veces, nos quedamos en:

¿acogemos o no acogemos?". "¿Los echamos o que se queden?".

"Pero no se profundiza". "Lo habéis dicho en la mesa".

"¿Qué oportunidad se le da a la gente que viene?".

"¿Cómo se les trata una vez que están aquí?".

"¿Qué se van a encontrar?". "¿Qué se les ha ofrecido?".

"Etcétera, ¿no?". "Creo que es un debate

que es muy difícil de plantear bien porque, además,

no hay una sola forma".

"Al final, la política es tan simplista,

el debate público, digamos, parlamentario es tan de eslóganes

que un asunto tan complicado como este

está muy lejos de tener

una solución hoy día".

"Creo que además lo habéis dicho en la mesa al principio".

"Está muy bien visto".

"Decíais: 'España no es un país racista, pero lo será'".

"Claro, eso es interesantísimo".

"Nos habla de cómo la convivencia

que en España es mucho más reciente entre distintas razas

que en Estados Unidos, un país de raíz racista,

totalmente, la convivencia, a medida que va proliferando,

van surgiendo complicaciones".

"Por eso, tenemos que estar muy atentos

a problemas que surgen en cada momento

más que en las teorías,

más que en el simposio universitario, como decía

ahora en el vídeo". "Tenemos que estar muy atentos

a los problemas que van surgiendo".

"A los tropiezos que surgen en el desarrollo de la convivencia".

Y, precisamente, de esto yo le quería preguntar a Imane.

¿Qué problemas cree ella que se derivan de la inmigración

cuando se producen sin apenas recursos?

Que eso es la mayoría de los casos.

"Eh... Pues, problemas, muchos".

"Y uno de ellos es el que estabais comentando antes

un poco de los guetos".

"Yo vivo en Holanda

y lo veo mucho, que, bueno, es un país

que tiene sus diferencias, digamos, con España,

pero tú cuando llegas nuevo desde un país,

intentas conectar con la gente que está allí".

"Y, al final, aquellos que conectan contigo,

aquellos que te acogen, aquellos que te reciben

de mejor manera son los que también vinieron

antes que tú del mismo país y de la misma cultura".

"Entonces, creo que uno de los problemas en ese sentido

es precisamente ese, que vamos llegando

los inmigrantes nos vamos sumando

a los que vinieron antes que nosotros y, al final,

al final, acabamos entre una sociedad

que nos empuja hacia fuera

porque nos ve distintos, nos ve amenazantes

o lo que sea, el racismo al final".

"Y nos aislamos nosotros mismos

de la propia sociedad". "Al final, nos acogen los nuestros".

"¿No?". Entiendo.

"Y ese yo creo que es uno de los principales problemas

porque es donde comienzan luego todos los otros problemas".

"Es el que estudies

en ese barrio únicamente".

"Entonces, acabas estudiando solo

con los...

digamos, solo los marroquíes

que residen en el barrio". "Creces, acabas trabajando

en ese mismo barrio, te casas con alguien de ese barrio".

"Y, al final, acabas sin salir de allí".

"Muchas veces, se dice que los inmigrantes vienen y viven allí

en esos guetos y es: 'No, perdona'. Es un problema de ambas partes'".

"Una sociedad que empuja

y unos inmigrantes que llegan buscando

en un país totalmente desconocido,

buscando conectar con una sociedad".

"Se encuentran que quien realmente los acoge son los propios".

"Yo sí que creo que ese es el principal gancho,

el principal problema del que luego surgen los demás".

¿Y dónde crees tú, Daniel, que surge el problema de convivir?

¿Una cuestión de religión, en valores culturales?

Yo creo que, al final,

en religiones.

Es complicado porque que haya un...

Es que es muy complicado que haya convivencia entre religiones

porque las normas que tienen muchas religiones,

o sea, incumplen las de otras. No sé si me explico lo que digo.

Por ejemplo, en su religión, en la religión árabe...

-¿En qué religión? -Árabe, perdón. No, perdón.

-No, pero quiero decir... Yo, por ejemplo, yo no soy musulmana.

Me he educado en una casa con una persona musulmana y una católica.

Y no hemos tenido... Han surgido problemas.

Como dices tú, a veces, la convivencia es complicada,

pero me parece que la base de esos problemas

se puede solucionar dialogando. -Creo que lo que diré,

con lo que diré me vas a entender. Por ejemplo, eh...

el tipo de normas, el tipo de...

De costumbres. De costumbres. La estructura que hay

que hay en una religión,

en una religión y en otra,

al juntarse, o sea, chocan.

Es como que la norma de una religión

o la costumbre de una religión, aquí, por ejemplo, es como...

Por ejemplo, hablo del velo. Pongo el ejemplo del velo.

Entonces, es difícil. O creamos una cultura común

entre todos o es muy complicado.

¿Cuál crees tú que es el mayor problema de convivir?

El mayor problema de convivencia es que no se plantea

un diálogo porque estamos en España

y hay como una especie de homogeneidad cultural y religiosa.

Es lo que dice él.

Aquí hay unas normas ya.

De repente, llegan otras personas con otras identidades,

con otras culturas y normas.

Asumimos que, necesariamente,

se tiene que doblegar a lo que tenemos.

A lo que teníamos. En lugar de decir,

hablemos de cómo podemos hacer para que haya un encuentro

entre ambas partes sin necesidad de que nadie

resigne a sus creencias

ni con lo que se siente cómodo

ni a lo que le hace sentirse que está como viviendo

su cultura y su religión.

Yo creo que depende de las religiones.

Del 11-S para acá, tenemos todos el foco muy puesto,

por ejemplo. Un estigma.

En el islam, claro, eso hace que la gente

se sienta muchísimo menos abierta a sentarse y dialogar.

Eso es un reto que tenemos por delante.

Pero sí, yo creo que la base podría ser.

El diálogo. Yo, precisamente...

Bueno, Noelia, que llevas mucho callada. Perdona.

Nada. ¿Es posible además que no surjan problemas

entre dos culturas que conviven?

Que no surjan problemas.

"Es que también la convivencia es un poco mentira".

"Lo estaba pensando".

"En mi pueblo, por ejemplo, en Águilas,

hay gitanos, claro que hay gitanos".

"¿Pero dónde están?". "En un barrio apartado a las afueras,

con los techos que se les caen".

"Si los niños tienen asma, las paredes tienen mucha humedad".

"Nadie va a mirar eso".

"O sea, realmente, ¿en Águilas los que no son gitanos

conviven con los gitanos o se los encuentran

en el supermercado

y, por eso, tampoco tienen problemas?".

"Esa es la cosa". "En Águilas, un ejemplo,

y en muchos sitios más hay guetos gitanos".

"Las Tres Mil Viviendas es el mayor ejemplo".

¿Y cómo...? "Entonces, realmente,

¿convivimos o estamos en un mismo sitio, pero cada uno en su zona?".

Claro.

¿Y cómo resolverías tú ese conflicto? Por ejemplo.

¿Qué cosas que tú digas que hay una carencia objetiva?

¿Cómo podríamos diluir ese problema?

"Eso es muy complicado". Es muy complicado.

"He estado en política, además,

en mi pueblo,

y no hay una forma lógica de hacerlo".

"Por ejemplo, fui al barrio de los gitanos, que vive familia mía".

"Pusimos un huerto ecológico, muchos proyectos".

"No es suficiente". "Quieren poder trabajar

como trabajamos los demás". "Yo, que he estudiado Farmacia,

la gente me decía: '¿te ha dejado tu familia?'".

"¿No me va a dejar?" "Están contentísimos".

"Es como entender que son

iguales que tú". "Pueden estudiar lo mismo que tú".

"Lo que ha dicho el muchacho de Afrojuice". "Cuando haya chicos

árabes, rusos, lo que sea que aquí no concebimos

en profesiones importantes, habrá más racismo es verdad".

"Es porque lo que hay ahora

pensamos que son una minoría que le ha dado por estudiar

y ha tenido suerte de estar, pero no es la norma".

Y yo quería preguntar.

Te quería preguntar a ti si la convivencia de culturas

en realidad... Está Afrojuice, como un anuncio de Benetton,

si molaran los de Benetton.

¿Y crees que existe

o, al final, cada uno tira para su casa?

Yo... Bueno, yo no estoy tan de acuerdo

con que el racismo, que el principal problema

de la convivencia sea la religión, sino que creo

que la base son los prejuicios y las etiquetas que tenemos

en que se basa una religión,

una cultura, en lo que sea.

A partir de aquí,

te quedas con esa idea.

Lo que decía Noelia. ¿Tus padres te dejan estudiar Medicina?

¿Por qué no?

Entonces, quizás,

hay prejuicios de lo que se supone que estudia alguien

de etnia gitana o lo que sea.

Y yo creo, me parece muy interesante esto,

es que yo creo que la convivencia puede nacer en gran parte

por nosotros, que somos esa segunda generación

que ha...

que ha nacido en dos culturas.

Creció en dos culturas: la de sus padres

y la suya propia.

Y yo creo que...

somos nosotros que estamos, al menos, me gusta verlo así,

como que abrimos un camino y poco a poco

empezamos a tener otro tipo de profesiones distintas

a nuestros propios prejuicios.

También a nivel cultural.

La parte cultural es como muy clave, cómo puede de alguna manera

cambiar los prejuicios de la sociedad.

Creo que poco a poco esta segunda generación

puede hacer de puente un poco entre...

Sí, entre lo que vino asentándose. Entre diferentes generaciones.

Hay cuestiones así. Isabel, por ejemplo.

¿Tú piensas que en estas cuestiones que estamos tratando

se invisibilizan problemas, por así decir, problemas de fondo

en el entorno del racismo con tal de combatir los mensajes,

por así decir, más mainstream? O sea.

Si al final solamente se queda en la...

en la superficie, no se combate un problema de raíz.

"Total, total". "Yo creo que es una cosa

que es tan difícil de combatir desde la raíz

que es como que lo primero que queremos hacer,

como decía antes Imane, como que quiere decir:

'Yo en mi empresa, por ejemplo, tengo 50 %

de personas que son inmigrantes'". "De momento, eso no puede ocurrir".

"Imagínate que ocurriese y alguien lo dijese".

"En ese caso, dices: 'Vale, muy bien'".

"Realmente, esto, ¿de qué sirve?". "¿De dónde viene? O sea...".

"Es como una cosa que es la puntilla del iceberg,

pero luego lo que hay que combatir realmente sería eso,

el día a día de la gente inmigrante, de la gente de otros lados,

que no se siente español,

por mucho ser español, porque la gente les excluye".

"Es como algo que, a lo mejor,

simplemente, poniendo: 'Mirad, que somos tan multiculturales

y la diversidad'". "Eso no se va a curar

porque es un país, una sociedad que llevaría décadas

de desarrollo para llegar a eso". "Como dice Daniel, es muy difícil

saber qué va a pasar en diez años".

"De aquí a diez años, en este tema,

porque no estamos acostumbrados".

"O sea, realmente, en mi propia experiencia,

la gente que me ha tratado de tú a tú

o con comportamientos racistas,

ha sido por ser la primera vez

que se encontraban en la vida con una persona que no era blanca".

"¿Esto es racista o simplemente es que esta persona

no sabe cómo tratarte?". Es un paleto.

Claro. Yo quería lanzar, Juan.

¿Debe la persona inmigrante

adaptarse al país al que va o debe el Estado

adaptarse a los inmigrantes que llegan?

"De hecho, eso acerca un poco la cuestión

a lo que decía Daniel".

"Yo creo que ponía el dedo en la llaga

con lo de la religión

porque yo estaba pensando que aquí

uno de los problemas es que estos debates

siempre los hacemos gente bien intencionada

que está por la convivencia y por la diversidad y tal".

"Pero es que cada grupo, cada grupo de la multiculturalidad,

es esclavo de sus integristas". "Es uno de los grandes problemas

a los que se enfrenta este movimiento de integración".

"Tanto, digamos, el español muchas veces

es esclavo del integrista, que es el que dice que cada uno

en su sitio y que Europa cristiana y todo este rollo".

"El musulmán, muchas veces,

mirad lo que pasa en Francia con las caricaturas".

"No tiene ninguna culpa el musulmán

de que hagan eso".

"Acaba siendo esclavo de esa...

de esa reivindicación". "Se le tiende a ver

como parte de ese problema".

"Pasa con todos los grupos".

"Yo creo que este es el problema".

"¿Debe integrarse una persona que viene de fuera, con otra religión,

con otra cultura?". "En ciertas cosas, sí".

"Respeto a la libertad de expresión,

a los derechos humanos,

a la igualdad entre el hombre y la mujer".

"En lo básico, como había dicho creo que Imane".

"Sí, hay cierta adaptación".

"Luego, habrá gente que quiera que no solo se adapten,

sino que se alienen, que se conviertan

en lo mismo".

"Sí, habrá esa gente". "Esos serán, seguro,

los integristas de los que hay entre nosotros en España".

"O sea, yo creo que lo que tenemos que intentar también

es dejar de ser esclavos de la pureza

que siempre defienden los integristas de nuestro grupo".

"Ese es el gran problema para la integración

y es el, digamos, es el factor que intenta que, o sea,

o sea, o vivamos en una sociedad donde cada uno esté en su celda

y en su gueto

y se comporte como se espera que se debe comportar

debido a su color de piel o a su pelo, su velo o lo que sea,

y entre, o sea,

entre estos y los buenistas que esperan que por arte de magia

gente que tiene visiones del mundo tan diferentes

y tal, se acaben comportando

pensando en el bien común".

"Yo creo que, para eso, para acercarnos a lo segundo,

hay que tener mucho cuidado con los integristas de cada grupo

y plantarles cara desde dentro". Guau, sí.

Es muy interesante lo que ha dicho, la verdad.

Bueno, vamos a ver. Dejando de lado

este momento rancio paleto de la peña a la que debemos exterminar,

vamos a ver qué ha preparado Kilgore

en relación al asunto que nos ocupa hoy.

Pero hoy queremos hablarles de Melilla

desde otro punto de vista,

desde la Melilla, ejemplo intercultural.

Esa Melilla que convive entre diferentes culturas en paz.

Un ejemplo para que todos aprendamos a cómo la convivencia pacífica

es una posibilidad.

Multiculturalidad e interculturalidad.

Eso son dos conceptos totalmente diferentes.

La interculturalidad es cuando convivimos realmente.

Eso es lo que venimos trabajando. Trabajamos la interculturalidad.

Cuando conocemos al otro,

al diferente, es cuando más respetas

y más aceptas y más lo quieres.

En Melilla tenemos la gran suerte de vivir muchísimas culturas.

Ah. Así, ¿eh?

Estábamos justo hablando en este pequeño corte

un poco de cuál era el problema profundo

de la adaptación en muchas ocasiones.

Al final, aquí hablamos como de conceptos

muy idílicos, de la multiculturalidad,

de cómo podemos integrar,

pues eso, o desintegrar el racismo

desde una cuestión educacional. Y, al final, estamos llegando

a una conclusión muy sencilla. En muchas ocasiones,

la persona que emigra no se la deja ni adaptar lo suyo

ni tampoco le dejan que se adapte a esa situación.

Y vosotros, en tu caso, tú decías "yo soy de segunda generación".

Al final, ni soy marroquí ni puedo ser española tampoco.

Ya. O sea, eh...

Al final, es como que te ves obligada

a vivir en una especie como de limbo, pero en mi caso

yo tengo muchos privilegios. Yo he nacido aquí, tengo un papel.

Mi primera lengua es el castellano.

Pero claro, ¿qué pasa con esa otra gente?

A esa gente hay que ofrecerle un espacio libre de violencia.

Un acompañamiento, una escucha activa, un sitio donde puedan decir:

"Tengo dudas de hacer mis trámites. Quiero aprender el idioma".

O "me preocupa que no me integro con las mamás del cole".

"Mi profesor me ha dicho esto". Eso es lo importante.

¿Tú qué dices, Daniel?

Es que, Daniel, en cuanto grabamos, se calla la boca.

Es un, dos puntos, sinvergüenza.

Al final, durante la historia de... remota,

el ser humano

ha estado constantemente emigrando.

Ahora se le pone nombre. Cuando se pone nombre a las cosas,

en plan, adaptación, hay un problema porque...

Yo lo veo...

Le pones el foco como problema. Sí.

Como dejarlo estar. Sí.

Al final, yo lo veo un problema.

Si no vieses que esa persona

viene porque la acojo, se está adaptando,

sino que es una persona que está aquí

por ciertos motivos, ya sea...

porque no puede estar en su país, por condiciones económicas...

Al final, no acoges a nadie.

Yo creo... Le pregunto a Jiajie,

precisamente, si él pensaba que se agudiza, precisamente,

a raíz de una crisis económica, como la que tenemos ahora.

O sea, el foco se puede poner más en la inmigración por eso.

Sí, totalmente.

Al final,

siempre, como decíamos antes, al final, desde la política,

muchas veces se focaliza desde eso, desde el problema de la inmigración,

como una especie...

Echarle la culpa a alguien. Claro.

Es como un chivo expiatorio, tener como la excusa

de culpar a alguien y, al final, es ese discurso.

Es muy fácil que la gente lo acabe como asimilando, ¿no?

Y creyéndoselo, ¿no?

Al final, es como lo peligroso. Noelia.

Por traer las cosas más a ti,

¿cuáles crees, o sea,

cuál es tu forma más...?

La forma más frecuente que puedes sufrir tú discriminación.

En el día a día.

"Una de las formas más curiosas es cuando alguien me dice:

'¿Eres gitana? No lo pareces'".

"Y pregunto: '¿Por qué no lo parezco?

¿Por qué mi madre no lo parece? Porque tiene el pelo corto,

porque trabaja todos los días...'".

"'¿Y yo por qué no lo parezco, porque he estudiado,

porque escribo y hablo y te sigo una conversación inteligente?'".

"'¿Por qué no parezco gitana para ti? ¿Qué debería hacer

para parecerlo y que lo creyeras?'". "Es una de las formas

más frecuentes porque las demás las imaginaréis".

"Esa me llama la atención bastante".

Imane, ¿y en tu caso?

"Totalmente de acuerdo".

"Esa es una de las peores cosas

que dices: '¿Te llamas Imane? ¿Pero ese nombre...?'".

"'Sí, es de origen marroquí'".

"'Ah, ¿eres marroquí? Es que no lo pareces'".

"Y entonces, es como: '¿A qué se parece un marroquí?'".

"¿Se supone que tengo que llevar una bandera aquí

que lo ponga?". "Y yo creo

que esa es una de las cosas que más te hacen sentirte,

quizás, no parte de la sociedad, y te empujan un poco hacia fuera".

"O sea, es verdad que yo he tenido este...

este problema desde que llegué a España".

"Yo llegué con 11 años". "Entré a un colegio

donde era la única chica de origen marroquí".

"Y allí ya empezó el 'es que no lo pareces'".

"Fue además poco después, por desgracia,

del 11 de septiembre". "Luego, llegó el 11-M

y ya los marroquíes nos parecemos cada vez más

a una persona con un cinturón bomba, etcétera".

"Y, al final,

es un poco ese estigma que te acompaña toda la vida".

"Y bueno, pues sí. Eso es un poco

el tema, el que no te pareces". "Y yo creo que eso es

la bandera que siempre te va a hacer no sentirte parte de una sociedad

y el problema es que no te hace sentirte parte de la otra

porque... eh... un...

un problema, un símbolo grave

de esa otra sociedad, digamos, es el velo".

"Es lo que Juan llamaba

los integristas de la otra parte,

que, como no lo llevas, tampoco te ven parte de ellos".

"¿No? 'Porque tú tampoco

eres de nosotros. No llevas nuestra simbología.

Tú actúas de otra manera.

Tú sales con esos occidentales'".

"Esos occidentales son la hija de la señora de abajo".

"Y bueno".

"Al final,

una cosa lleva a la otra y ahí acaba creándose

todo el problema".

Sara. Dime.

Lista negra.

Oveja negra, trabajar como un negro,

tengo la negra...

¿Cuáles son las coletillas

y cosas que utilizamos muchas veces sin saber que son racistas,

pero caemos en racistadas?

Al final, es que es... Bueno.

Al final, está integrado tanto en nuestro lenguaje

que forma parte de nuestra identidad y a la gente cuando se lo dices,

lo comentábamos antes,

a veces, te deberían decir: "Eres un poco racista".

Es ese tipo de cosas que decimos

y te callas porque piensas:

"Si es un uso normal del lenguaje". Al final, es como...

Si les parece que eres una persona sobreprotectora

o eres una persona machista al comentario: "Es que es moro".

O si eres una persona...

O sea, si estás trabajando mucho,

es que trabajas como un chino. O cualquier estereotipo horroroso

que hemos comentado antes, en plan, quedar como un gitano.

Entonces, claro. Son cosas

que están muy integradas. Es muy importante...

Un aplauso para toda la gente

que con una barbaridad así dice:

"Perdona, estás siendo un poco racista".

Al final,

está tan integrado que no lo vemos.

Isabel, ¿alguna más de este repertorio de:

"No, yo no soy racista, pero..."?

"No al 100 %".

"Todos los días, como decíamos antes".

"Yo me acuerdo mucho de un chico

con el que fui al colegio que hablábamos de la inmigración

y decía: 'Deberían poner más barreras en las fronteras

para que no entre la gente latina'".

"Se dio cuenta de que yo estaba". "Mi madre es panameña".

"Decía: 'Pero tu madre igual sí'".

"Me hizo mucha gracia".

"Yo digo:

'Entonces, hay que ponerle a él en la frontera'".

"Él diría quién puede pasar y quién no".

La madre de Isabel sí.

"No, yo no soy racista porque te tiene delante,

pero luego dice cualquier barbaridad,

en plan: 'Contigo no, tú eres de las latinas,

de las buenas, pero de las otras igual...'".

Latinas de las buenas. "No sé".

"Las que tienen más acento, igual no pueden pasar".

"Bueno, ya decidiremos más tarde".

"En plan, es como una cosa que ni siquiera es coherente".

Juan, ¿tú crees que se ha desinflado el interés antirracista

después del "black lives matter"?

"¿Desinflado?".

Sí, desinflado. "No, yo diría que este movimiento,

bueno, este movimiento empezó con Obama".

"No ha empezado con Trump, sino que empezó en 2013".

"La respuesta a los asesinatos de la Policía en Estados Unidos

de 'black lives matter' empezó entonces".

"Y yo creo que es un signo de la tensión racial

de aquel país, que es exacerbada y que nunca

había terminado de solucionarse".

"Después de la marcha por los derechos civiles de los años 60,

allí no se cerraron las heridas".

"La estructura racial de este país

es, desde nuestro punto de vista europeo,

a lo mejor, abominable incluso". "Piensa que en Estados Unidos

hasta en la partida de nacimiento ya están indicando

la raza, es que están...".

"Prestan mucha atención a esto".

"No es un asunto...". "Aquí en España en ningún documento

pone que seas negro o blanco". "Creo, vamos".

"En Estados Unidos sí". -Oh.

-"Entonces, esa estructura racista de la sociedad",

yo creo que es lo que acaba produciendo el 'black lives matter',

que es un signo de la tensión".

"Una tensión muy bestia que no se ha solucionado y que yo creo

que va a peor". "A mí me preocupa mucho

que en Estados Unidos la tensión racial llegue a esos extremos".

"Casi me parece impropio del siglo XXI, pero bueno".

Y, por ejemplo, Daniel.

¿Cómo ves tú la lucha antirracista en España?

¿Solamente genera interés si viene de Estados Unidos?

Claro, no lo entiendo.

El nombre mismo lo dice. Ya, ya.

No es español, o sea.

Primero, para erradicar el problema, no puedes ir a solucionarlos

de otro país cuando en el tuyo hay.

Vamos, empieza por tu casa primero.

Entonces, ese movimiento aquí no lo entiendo.

Estamos llegando al punto

de que comercializamos todo. Sí.

Vale todo ya. No lo entiendo.

Sí, sí. No, tal cual. Guau.

Eh... Noelia.

Eh... ¿Cuál crees que debería ser el cambio más urgente

para combatir el racismo?

"Como ha dicho ahora mismo Daniel, darnos cuenta

de que el 'black lives matter'

tiene un equivalente aquí y analizar primero este

antes de, bueno, lo típico, de poner la fotito negra ese día

o cosas así". "Primero, mira lo que pasa aquí,

analiza la historia de tu propio país,

los hechos más recientes".

"Del Holocausto no se ha cumplido el siglo,

pero pueden pasar muchas más cosas en España".

"Podéis buscar el incendio que hubo en Martos, en Jaén".

"Le quemaron la casa para que se fuesen".

"Ese tipo de historias, buscadlas

y decid 'las vidas gitana importan' y empezaremos a construir algo".

Y Jiajie, ¿el...

cambio más urgente para ti para combatir el racismo?

Yo creo que justamente es ese.

Poner encima de la mesa y ser consciente

de que aquí también hay racismo. No digo España, Europa en general.

Creo que al final, aunque creo que lo de "black lives matter"

ha sido importante, lo hablé con muchos amigos, me indigné mucho

porque es muy fácil. Parece que sea casi un postureo el decir:

"Como toca hacerlo, tengo que hacerlo".

Poner la fotito negra.

Y luego lo banalizas y no reflexionas

qué significa poner eso negro.

Y al día siguiente, eres igual de racista

como el día anterior. Entonces, creo que es como...

que está muy bien poner el foco a ese problema,

pero también, sobre todo, ser conscientes

de que uno también lo es.

Incluso,

yo también he hecho expresiones así. Yo supongo que todos en esta mesa.

Creo que, aunque sea un pequeño cambio,

darte cuenta de cómo afecta el idioma, el lenguaje,

lo que tú dices, afecta.

Y entonces, empezar ahí

es un cambio importante.

Al final, un poco en el día a día.

Empezar a ser consciente de esos problemas.

Y ya para ir cerrando, vamos a intentar ser constructivos.

¿Cómo veis el futuro

de las personas racializadas en España? Daniel.

¿O no quieres? Sí, sí. Empiezo yo.

"Daniel". Y ha hecho... ¿Cómo yo lo veo?

"Gracias". ¿Cómo lo veo?

Yo creo que nosotros, nuestra... nuestra...

No sé cómo decirlo bien.

Nuestra generación sí.

Yo creo que ya está un poco... Y más con las redes sociales.

Yo creo que estamos contaminados por decirse así.

Lo primero, la base está por ser conscientes de cómo somos.

De verdad. Yo creo que no somos conscientes.

No nos vemos cómo somos.

A lo mejor, no somos tan buenas personas como creemos o somos...

Por subir ese tipo de fotos o...

Y la humanidad está así y la sociedad porque algo hacemos mal.

En conjunto. Lo primero, ser conscientes de cómo somos.

Lo segundo, estamos demasiado contaminados ya.

Y con la información que hay y la que manejamos,

es muy difícil.

Deberíamos más preocuparnos en la generación que viene

después nuestra para intentar que no...

sufran porque si no...

Sara, el futuro de las personas racializadas en España.

Pues yo creo que va a pasar un poco

porque les dejemos y también nos reclamen espacios

en los que puedan dar su voz y que aprendamos a hacer una escucha

para entender y no una escucha para responder.

Saber realmente qué piensan. Qué es lo que pasan,

como dice Daniel, qué es lo que sufren, para que podamos llegar

a ese momento de empatizar y dejar esa idea...

(SE EQUIVOCA)

Multiculturalidad.

Perdón. Tan festiva

así como de coexistencia y pasar a interculturalidad de convivencia.

Imane.

"Pues, en fin,

yo creo que necesitamos dar mucho, mucho, mucho más espacio

a la inmigración en la sociedad para que quizás algún día

se empiece a normalizar como una parte más,

tanto en un Parlamento como en la persona

que trabaja de cara al público en un supermercado,

como la profesora de tus hijos, como la persona

sentada al lado de un autobús".

"Y yo creo que esa va a ser la clave y, bueno, no sé".

"No sé muy bien, no soy precisamente una persona muy optimista

en ese sentido". "Es verdad que en el país que vivo

lo veo a diario, veo que la presidenta del Parlamento

es una mujer marroquí". "La mitad de un Parlamento

cuando está debatiendo, la mitad son turcos,

surinameses, marroquíes, etcétera, y la otra mitad

son holandeses puramente blancos y no pasa nada

y me encantaría poder ver eso algún día

en España sin que nadie realmente se diera cuenta del color,

del origen, que te pregunte por tu religión o tu apariencia".

Noelia.

"Yo creo que la gente debería hacer un trabajo como de equivalencia

porque parece que cuesta más protestar en redes sociales,

un canal superimportante de comunicación".

"Parece que cuesta más protestar por una actitud racista de alguien

que por las demás".

"O sea, si yo veo claro que una persona hace un comentario homófobo,

tránsfobo, misógino o lo que sea, hay que señalárselo,

¿por qué cuando el comentario es racista

o clasista

no se forma el mismo revuelo?".

"Creo que hay que darle la misma importancia".

"La misma equivalencia". "Cuando tú apartas a una persona

por pertenecer a un colectivo que crees que está por debajo,

por ser mujer, porque es gay, por lo que sea,

si tú entiendes que está mal en ese caso, también tienes que entender

que está mal por ser negro, pobre". "¿Dónde dibujamos la línea?".

"¿Por qué no le perdonamos a un cantante un comentario homófobo,

pero a C Tangana le permitimos que le tire el champán

a la limpiadora para que lo limpie y lo grabe?".

"La equivalencia".

Isabel.

-"Yo creo que soy

un poco optimista". "Me gusta pensar

en términos más positivos y decir que igual,

igual que decía antes Daniel, todavía no somos tan racistas

porque todavía no hay tanta gente racializada o de otras etnias

entre nosotros". "Como referencia, cuanta más haya,

al final, el roce también hace como que nos acostumbremos".

"Yo creo que es lo que más hace falta". "Yo creo que también,

entre que nuestra generación y la que viene estará más acostumbrada

a ver gente de distintas culturas y distintos países con nosotros,

eso es bueno, porque, al final, se va a acostumbrar".

"Y además, pienso que va a abrir el camino a que también

las personas tengan voz para decir sus experiencias

y que no lo veamos como una cosa tan rara".

"Al final, el postureo en redes sociales y tal,

es verdad lo que decís". "Tener en cuenta lo que pasa".

"Eso es muy importante, pero eso puede abrir el debate

y poner eso sobre la mesa y que la gente escuche más".

"Entonces, yo creo que...". "Lo veo bien". "Ya veremos".

Eh... Juan.

"Pues yo digo que miremos

a algunos modelos que han salido mal".

"En Estados Unidos, llevan 30 años

observando mucho el lenguaje, las expresiones,

teniendo un cuidado, una frialdad, una educación fría

hacia la no ofensa con la corrección política y tal

y les ha salido muy mal". "Trump fue elegido presidente

hace cuatro años". "Ha perdido por fortuna,

pero la tensión racial sigue creciendo, así que yo creo que,

por un lado, defender, o sea, vigilar a los integristas

de cada grupo, unirnos gente de distintos grupos

contra los integristas y, por otro lado, tampoco caer en la...

en la hipocondría". "Estar todo el día examinándonos,

a ver si nos notamos un bultito de racismo o de ofensa

o que alguien nos ha ofendido". "Yo creo que huir de esa hipocondría

de estar tan atentos al daño, etcétera,

puede ser bueno para que acabemos cambiando, pasando de pantalla".

"Yendo a un lugar en el que no estemos tan encerrados

en nuestro grupo y podamos tender

hacia la única solución a todo esto, que es el mestizaje,

es decir, abandonar la pureza".

Jiajie.

Yo también soy bastante optimista, la verdad.

Eh...

Y bueno, a mí me gusta, de alguna manera,

creer que formamos parte de una generación

que podemos cambiar las cosas y creo que una cosa que no comentamos,

y lo dejo ya como conclusión, es el tema de los referentes.

Nosotros hemos crecido sin referentes en general

y creo que nosotros, de alguna manera, con nuestro trabajo,

con lo que podemos hacer, podemos ser referente

para futuras generaciones y creo que Estados Unidos,

a pesar de ser muy racista,

tiene referentes, grandes referentes

que tú puedes de alguna manera aprender.

De alguna manera, tenerlo como una inspiración.

Y en Europa no existe de personas racializadas me refiero.

Yo creo nosotros estamos en ese camino

de poder aportar eso y ayudar a cambiar un poco

la perspectiva que se tiene de los prejuicios o las etiquetas

de tiene sobre las personas racializadas.

Darío. Muy breve.

Eh...

Yo, simplemente, vengo a hacer de, un poquito, servicio público.

"Warning". Hay mucha gente que dice muchas barbaridades

en redes sociales que se escudan bajo la palabrita

políticamente incorrecto. Amigo. Hola, ¿qué tal?

No eres políticamente incorrecto. Eres gilipollas.

Bueno, pues la verdad es que muchas gracias a todos por participar.

O sea, y enseñarnos tanto

y aportar una visión tan completa. Eh...

Ha llegado a su fin el programa.

Me ha parecido top. Seguidnos.

Seguidles. Y bueno, el próximo, que es ya,

nos toca filosofía y ética, que desaparece de los "tutos".

A ver qué te parece esto. Nos vemos el próximo jueves.

Además que sí.

¿Somos ahora menos racistas?

También sale a colación el exceso de revoluciones. Aquí Ali confiesa que nunca había visto tantas revoluciones como ahora. ¿Nos creemos ahora todos muy revolucionarios por poner un post o una foto en nuestras redes? ¿Somos revolucionarios de postureo o nos preocupan realmente las causas sociales? ¿El capitalismo al final lo engulle todo?

No recomendado para menores de 16 años ¿Somos revolucionarios por postureo o por convicción?
Transcripción completa

Si el capitalismo te vende cosas que nadie necesita,

como una bata-manta o una pizza de nachos con queso,

¿cómo no una camiseta feminista o un cepillo de dientes

ecosostenible de bambú? Las causas sociales

se mercantilizan como marcas de champú

y no es solo culpa de quien lo vende,

también nuestra por comprarlo. ¿Por qué definirnos ideológicamente

mediante el consumo? ¿Somos más activistas

porque queda bien en Twitter o porque nos preocupa?

¿Cuántos activistas habría si se cayese Internet?

¿Somos revolucionarios de usar y tirar, de teclado?

¿Se puede salvar el planeta a base de pajitas reciclables?

(Dentro "GENPLAYZ".

(Sintonía "GENPLAYZ")

"Bona tarda". Me quedé pillada, pero no pasa nada,

soy más básica que el mecanismo de un calcetín.

¿Qué tal, Darío? ¿Te levantaste con alguna inquietud, revolución,

con ganas de cambiar el mundo? Depende del día.

Hoy no, pero mañana quizá.

Yo recurriré a este recurso que nos pusieron aquí,

que es: 17 de noviembre;

hashtag: día mundial de la diabetes.

Ah... "Fuck" diabetes.

Hashtag: "free the sugar". ¿No?

Que la... No sé yo, ¿eh?

Que la saquen, que la liberen. "Free the sugar" de la "blood"

pa' que no te dé un caput. Muy bien.

O lo que sea correcto. Eso no es una causa, ¿eh?

¿Cómo que no? No.

La peña que lucha por mejorar lo de la insulina, seguro que...

Condición. Bueno, solamente te digo una cosa,

traemos un programa de enjute, que verás abajo,

que no tengo claro ahora, pero nos ayudan siempre

estos vídeos maravillosos que preparan nuestros compañeros.

"Jasca". (OFF) "Feminis".

"Jasca". -"Kuir".

"Jasca". -"Antirracista"

"Jasca". -"Recicla".

"Jasca, jasca, jasca, jasca". -"Dicen que somos la generación

más comprometida y concienciada

con las causas sociales de la historia.

Pero también porque mola serlo,

que el activismo es un producto de consumo más,

que vivimos en una suerte de supermercado de las revoluciones

en el que si un día se rompiera Internet,

nadie sería activista.

¿Consumimos disidencia y activismo de manera identitaria?".

Hay que ser muy hombre para ser una reina.

"¿Por qué de rédito social? Porque mola y vende.

¿Está el capitalismo encantado con nuestras revoluciones

porqueno cuestionan sus bases o son luchas justas

en las que nos implicamos?". -¡Bailo por las que ya no están

y por las que sufrieron! "¿Estamos más comprometidos

que nunca..." -"Assassins!"

-"...o vivimos en un McDonalds de las causas sociales..."

(MEGAFONÍA) "It's open..."

-"...en el que cada día aparece un whopper de reivindicaciones?".

De una, por la cara. Venga, a presentar la mesita,

que me gusta mucho. ¡Ah!

Un corazón. A ver...

"He is Ernesto Castro". Por fin dejó su silla decimonónica

del museo este..., ¿cómo se llama? El museo que está ahí,

bueno, Whatever, el museo del romanticismo.

Me refería a otro en Plaza España...

¡El Museo Cerralbo! "Grazie" al pinganillo.

El Museo Cerralbo. Su silla de Luis XVI, que no es de ahí,

pero la dejó, está aquí sentado y ya sabéis, si no, lo digo,

es divulgador, filósofo, youtuber,

autor contra la posmodernidad y el realismo poscontinental.

Ni una cosa me he dejado. Y es un encanto

y tiene una sonrisa espectacular. Estoy muy pillada de la cabeza

con esta persona, nos folla las mentes.

Ella es Samantha Hudson, es mocatriz,

pero sobre todo reina.

Se define en su cuenta de Instagram como la Miranda Makaroff

de los pobres. Ya quisiera Miranda Makaroff.

¡Reina, ole que sí! ¿Has dicho exmocatriz?

No, mocatriz. Digo: "Aún no me he muerto".

No... De momento, dame tiempo,

quizás muera aquí. Pues estaría...

Es lo que buscamos. Por lo que me trajisteis.

Sí. Él es Javi Alonso,

estudió Fotografía, pero se dedica a crear contenidos para YouTube.

La bio me encanta, porque es...

(EN INGLÉS)

Bueno, ¿cómo estás? ¿Qué significa eso?

Lo más importante de la vida es la hidratación, beber agua.

Me alegro de que bebáis todos agua. -A beber agua.

Me lo ha recordado. Ya...

Justo me habéis traído para esto. La intención es tener en cuenta

a todas las personas que puedan estar afectadas

por una causa y no solamente a las personas blancas,

heteros, ricas, etc.

Entendido. En pantalla tenemos

a María Palmero, periodista. Ha escrito en El Confidencial

y está ahora en Voz Populi.

¡Qué gracioso el gato, por favor! ¡Ay!

Ojalá... Hacedle protagonista. Hola, ¿qué tal?

Es una gata. ¿Cómo estás, María?

Muy bien.

Y desde Inglaterra tenemos al sociólogo, ¡ojo!,

por la Universidad de Cambridge, Iago Moreno,

que actualmente hace allí su posgrado.

Me encanta, porque esas casas moqueteras,

sin persianas y con ese radiador que gotea en la moqueta siempre.

Muy simbólico. Amor, desmuteate.

(Risas)

Mucha sociología, pero... Es un...

Al final, gajes del oficio.

Es de las pasiones ocultas de los ingleses.

Yo no me llevo bien con la moqueta. Es un placer estar aquí, gracias.

Ya está, abrimos boca. Lanzo la primera pregunta.

Venga, a ti Samantha. ¿A mí?

Porque buscaba por este... Las travestis primero, ¿verdad?

Exacto, eso es. ¿Estamos más preocupados que nunca

por las causas sociales o las defendemos sin preocuparnos?

Creo que la realidad y la preocupación es un poco

es una histeria colectiva, ¿no? De repente hay un germen,

empieza a brotar... Creo que sí hay una preocupación,

sobre todo de las nuevas generaciones,

por luchar por tener más conciencia,

intentar solucionar estos problemas que surgen,

como puede ser el racismo, el machismo, la LGTB-fobia...

Entonces, sí que creo que las nuevas generaciones

están más concienciadas. Además, salta a la vista,

los de la generación Z somos superbuena onda,

tenemos buen rollo. Creo que sí hay mucha conciencia

de los cuidados sobre todo. ¿No es objeto de consumo,

como aparecía en imagen? Claro que sí.

Es una de cal y otra de arena, lo cortés no quita lo valiente.

Cuando surgen nuevas preocupaciones,

el sistema intenta amoldarse y a sacar partido económico de eso.

Siempre intentan sacar parné y obtener ventaja a nuestra costra.

A nuestra costra total.

Cuando hablamos de políticas de identidad,

para adjudicar al individuo en nuestro debate,

¿de qué estamos hablando?

Políticas de identidad es un término que se utiliza

a partir de los 80 para referirse a derivas de antirracismo

y feminismo, y la idea es que en lugar de luchar por objetivos,

se reivindica un punto de partida. Es una identidad de un colectivo

que se reivindica, no por lo que opina, sino por quién es.

Frete a esta crítica esbozada desde el liberalismo,

desde el centro-derecha, se debería reivindicar

que casi todas las luchas históricas

han sido por el reconocimiento. La lucha de la clase trabajadora

era de que unas personas que no eran reconocidas

en sus derechos, en su contribución a la economía, lo fueran.

El valor del reconocimiento de quién es uno y qué hace,

es valioso en el siglo XIX, en el XVIII, en el XX y en el XXI.

Para Iago y María,

para establecer conexión con muchachitos de Zoom,

¿mola ser activista en Twitter, es guay,

pero a la hora de llevarlo a cabo como que hay más pereza?

¿Existe una brecha en esto? Que conteste él primero.

¡Ole, que sí! Yo creo que, realmente,

es como espejismo lo de que nuestra generación actual,

como generación Z, se implica más en política que las anteriores.

De hecho, si tenemos hoy algún legado en los movimientos,

es porque existió la juventud que se movilizó

contra el Plan Bolonia

o en la etapa de Juventud sin Futuro, etc.

Más lo que hay es una estridencia cultural

que surge... Yo había pensado

en el caso, por ejemplo, de cuando Almeida fue a Telemadrid

a este programa en el cual se tiene que entrevistar

con 20 niños de primero de Primaria,

quizás lo más contundente y afilado que un periodista.

Los niños le preguntaban: "Si tuvieses que elegir

dónde donar, ¿donarías Notre Dame o para salvar el Amazonas?".

Y Almeida, en un destello de brillantez, decía:

"Esta me la sé. A Notre Dame". Los niños se quedaban ojipláticos,

no entendían nada de lo que pasaba.

Porque al final hay cosas que ahora son de sentido común,

pero por transformaciones que son de fondo, de largo calado.

Y por mucho que uno eleve el tono, frunza el ceño

o haga "cosplay" de los Tercios de Flandes,

esas ideas quedaron ahí, ahora son de sentido común.

Es más lo vivimos, no que haya una gran movilización juvenil,

sino que ha habido cambios culturales que han puesto

en retaguardia esa idea de país patrimonialista y rancio

que tenían en género, raza, identidad social,

participación ciudadana e incluso de justicia social

a todos los niveles. ¿Y para ti, María?

Qué bien habla este chico. Yo estoy giñada,

con lo ordinaria, lo vulgar...

Yo igual, por eso que dices.

Bueno, creo que sí, estamos más concienciados,

sobre todo se ve con el medio ambiente,

el feminismo, los animales... Yo, por ejemplo,

que muevo en el ambiente animalista,

porque creo que no se les defiende nada,

sí que es verdad que hay mucho "merchandising"

de "no comas animales" y tal, y muy mono,

que no sirve de nada comprarlo, pero también hay "merchandising"

que sí que con los beneficios apoyan esas causas.

Entonces, creo que sí, es una sociedad más concienciada.

Yo vio con una niña de 11 años

y está con el medio ambiente hiperconcienciada,

y eso en mi época no pasaba: no reciclábamos, nos daba igual;

no pensábamos en contaminación... Ahora los niños,

yo sí que veo, y los más jóvenes, que están más concienciados.

Las redes sociales simplemente les dan voz

a que eso se hable.

Vale. Una cosa, Iago,

déjate el máster pa' luego. Perdón...

No sabía que sonaría. Precisamente decía...

Perfectamente estaba yo con los orangutanes,

intentando prestar toda la atención del mundo,

pero mi TDA me lo permitía de aquella forma.

Javi, ¿crees que hay un rédito social y económico

a día de hoy para aquellos que se declaran activistas?

¿Se ha mercantilizado la profesión de ser activista?

En parte sí. Estoy de acuerdo con lo que dijo él

de que se sentaron unas bases antes de las que tenemos

que ser conscientes, pero a lo mejor el activismo ha cambiado.

En los 80, si querías ser activista,

tenías que salir a la calle, estar en ciertos espacios

y ahora está democratizado en las redes.

Puedo ver un vídeo en YouTube de una conferencia de Angela Davis

y en su momento no podría haberla visto.

¿Si hay un incentivo económico activista?

Sí.

Diría que no, a no ser que hagas algo superbarato.

¿Y social?

Creo que puedes quedar mejor si te estás dando cuenta

de ciertos problemas,

pero no creo que alguien se exponga

a las críticas sociales y al dolor que puede causar

ciertos activismos porque la gente le vea mejor.

Por ejemplo, ¿la viralización de ciertas luchas sociales

está un poco inducida por los medios y por otras entes

o piensas que no? Creo que nuestra generación

está más concienciada y sí que nos importan esos temas,

pero es verdad que sí que como movimiento social

nos interesa ser parte de ciertas identidades y movimientos.

¿Qué piensas tú, hay tendencia en la viralización?

Sí. Lo que pensaba es que una lucha histórica de izquierda

era que se remunerara a los políticos por su trabajo,

porque desde la antigüedad se pensaba que la política

era un honor por el que no debía remunerar

y lo que se reivindicaba es que si no se pagaba a políticos,

serían esos puestos copados por gente rica.

En ese sentido no veo mal que los de oenegés tengan salario

por hacer un trabajo que debería cubrir el Estado.

En cuanto a la mercantilización, el asunto principal

es que el capitalismo es un sistema amoral,

solo maximiza el valor económico y el ético le da igual.

Si ciertos valores éticos dan dinero, apostará por ellos,

o viceversa. Si en algún momento lo que vende es el fascismo,

se venderá, así de sencillo. Al mismo tiempo,

el capitalismo, siendo amoral, pretende que sus mercancías

sean formas de vida. Es la doble paradoja

de que el capitalismo no genera valor moral ni ético,

pero vampiriza lo que está en los márgenes.

Todo movimiento levantado contra el capitalismo termina devorado

y es de lo que se nutre. Si no existiera el contracapitalismo,

no habría nuevas modas para ser vampirizadas.

¿Entonces nunca dejaremos de ser vampirizados, será eterno?

Mmm.. Es posible.

Me encantaba... "Free the sugar".

(Risas)

Vale... Iago, en los últimos tiempos

parece que surgen oleadas, o lo que está ahora de moda...

¿Qué es lo que se pone de moda de ser activista?

¿Por qué surgen esas oleadas? ¿Por qué de repente hay feminismo,

ahora "Black Lives Matter"?

¿Por qué van yendo y viniendo? ¿Por qué sucede?

El origen de esas...

modas en la publicidad de penetrar en luchas sociales

que se van metiendo en el orden del día

de comunicación y tal, está en la movilización popular,

o sea, es eso lo que antecede a la moda y no al revés.

Lo digo porque ahora está también muy de moda

hablar como que todos los activistas en realidad

son simplemente marionetas de un poder global oculto,

financiado por George Soros y tal.

Creo que cualquiera en su sano juicio entiende

que esas intenciones publicitarias por comprar nuestra atención

que normalmente son ajenos a la ideología de consumo

y a la centralidad de las marcas,

lo que con estas estrategias se puede cambiar,

eso todo viene de los jóvenes que se organizan una asamblea

de estudiantes para ir al "Fridays for Future",

o que asumen compromisos en sus estudios

para investigar el cambio climático.

Son oleadas de cambio y todo proceso de transformación histórica

va con flujos y reflujos, y durante estos últimos meses

hemos visto un estallido en contra de la violencia estructural

y racista que hay en los EE.UU., igual que en otros muchos países

occidentales, pero igual que en otras partes del mundo,

pueden ser otras movilizaciones las que van alcanzando su cénit.

En Bolivia hemos visto durante el último año

cómo la identidad de los pueblos indígenas

y la lucha contra el golpe de estado

se convertía en un furor en "Tik Tok",

y salían canciones, actuaciones, cortos, vídeos humorísticos,

bailes..., absolutamente todo. Porque al final,

detrás de toda lucha por la justicia social,

Siempre hay una efervescencia cultural

que genera este tipo de cosas. A raíz de eso quería preguntarte,

Samantha, que si crees que estamos construyendo un mundo más justo

con nuestro ciberactivismo o se está polarizando cada vez más

la sociedad con los "Social Justice Warriors",

y todo el activismo y el policía de balcón?

Creo que son cosas distintas.

Además, si entiendes cómo funciona el mundo,

luego leyendo redes, comentarios y reivindicaciones,

los reproches que se hacen,

te das cuenta de quién lo hace con una intención

divulgar un conocimiento, de enseñar o corregir

un mal comportamiento o una mala actitud,

o quien lo hace para ponerse una medalla.

Y en la mayoría de ocasiones como para volcar todo el odio

contra alguien que lo ha hecho mal o no se expresó bien,

y en vez de intentar corregir ese fallo, por así decirlo,

lo único que hacen es ir todos en masa a por él,

pero creo que eso es porque por dentro están un poco amargados,

frustrados. Entonces, volcar esas frustraciones

con alguien que no ha hecho nada malo,

les sabría mal a ellos mismos, porque estoy siendo injusta

con alguien que no ha hecho nada. Pero cuando ven a alguien

que ha hecho un comentario desafortunado sobre transgeneridad,

te cancelamos, van a por eso. Creo que algunas veces

es una reacción desmedida e infundada,

porque precisamente lo que se quiere es lo contrario,

que no se genere... La polaridad que hablas.

Que no haya extremos, bandos, sino el que no está tan informado,

no sabe qué significa un concepto o se expresó inapropiadamente,

cambie su forma de ser, de abordar esos temas

y avance un poco hacia esa mentalidad progresista

que es de la que alardea la gente que cancela a otras personas.

Quería preguntar a María y a Javi si hay luchas cada vez más guais

o más "edgy" que otras y por qué ocurre esto.

Creo que hay mucho postureo en los activismos.

Hay mucha gente, sobre todo los jóvenes,

que se unen a modas porque queda bien.

En "Black Lives Matter" Instagram estaba lleno

de fotos en negro y es como... No creo que toda esa gente,

ni influencers ni niños que son casi, sepan...

O sea, saben el concepto que defienden,

pero como uno y otro lo hacen, se convierte en una moda.

Entonces, igual que las manifestaciones feministas,

es lo mismo, ¿uno hace huelga? El otro también.

Nos vamos todas a pintarnos con pinturas moradas,

a pintarnos la cara, camisetas y banderitas,

y lo subimos a Instagram.

Es como que no creo que ese postureo,

esa clase de activismo en redes sociales sirva de algo

a la larga, se queda en un postureo de redes sociales.

No sé si era la pregunta... Bueno, pero la apreciación

me ha parecido bien. -Creo que sí que el activismo

de las redes sociales puede servir si lo aplicas en tu vida.

Si simplemente haces un "Tik Tok" y piensas que es activismo máximo,

a lo mejor no estás suficientemente ubicado.

Pero solamente el hecho de hacer un"Tik Tok",

si lo haces desde una conciencia,

no deberíamos desprestigiar ciertos formatos

por ser un formato en el que vemos a gente haciendo chorradas.

Y tenemos preparada una cosa que es el activismo mercantilizado

en su máxima potencia, que es Danel.

Saludos, querido público. Hoy estamos para celebrar,

para hablar de alguien que es muy cercano

a todos nuestros corazones, que lleva con nosotros toda la vida

y que no sabemos qué sería de nosotros sin él:

el capitalismo. De pequeño tuve mi fase neoliberal

de 13 años, pensaba que era el sistema de las oportunidades,

que era genial, porque daba visibilidad a todo el mundo,

donde tenemos la posibilidad de hacernos ricos,

donde todo era negociable, se valoraba lo más eficiente,

no sé qué... A pesar de que hay gente

de 35 años que sigue teniendo el mismo flequillo

y los mismos pensamientos que yo a los 12, he madurado.

¿Hay que llegar al extremo neoliberal

de reducirlo todo a sumas y restas? No, no soy una calculadora.

Abogo por un mundo en el que el valor monetario de las cosas

esté en un segundo plano frente al humanístico, al lógico

y demás cosas. Hablaremos de ámbitos concretos del capitalismo

y es una virtud que adulaba a los 12 años

y que a día de hoy aún me parece impresionante,

y es la capacidad del sistema de adaptarse, filtrarse

y meterse en todas partes de tu cuerpo,

en todos los orificios, por todos los poros en todos los ámbitos.

Jesús. Un ejemplo de esto

sería el hecho de que el capitalismo

se alimenta del odio hacia él mismo.

Hay chavales bangladesianos cobrando un bol de arroz al día

por manufacturar chapas del movimiento antifa.

Dices: "Hay camisetas de Inditex con eslóganes

en contra del capitalismo". Y esto no está muy bien".

Bienvenidos a la violencia estructural,

que siempre gana, es como la banca.

Estamos configurados de nacimiento de manera que nuestro cerebro

solo puede computar los comportamientos en este mundo.

Estamos programados para cuando nos zarandeen una zanahoria,

nosotros relinchemos, "hi, ah". Eso no sé si es relinchar.

Si vas al Orgullo a manifestarte con una fuerte convicción

de que defiendes los derechos, que haces un acto político, etc.,

cuando la gente empiece a rociarte con vodka, ¿no vas a alzar la boca?

Has venido a divertirte, relájate. ¿Quieres un masaje?,

¿quieres un algo?, ¿quieres una carroza,

un cubata personalizado con la bandera del arcoíris?

El abanderamiento, la chapita, la medallita de aliado

de la representación: capitalismo rosa,

capitalismo verde, capitalismo morado.

Todas las vertientes ideológicas sobre el mundo

son corruptibles por el capitalismo y eso lo hace tan eficaz.

No digo justo, no dio bueno, no digo ético, digo eficaz.

Porque es evidente que si toda la población mundial

baila al son de la batuta del dinero,

es porque nos gusta y cuando te lo ponen delante dices:

"Sí, me gusta, dame de eso". Moraleja:

no puedo pensar por vosotros, pero pensad,

desarrollad pensamiento crítico en vuestras casas

y no os dejéis engañar por los floripondios,

los logotipos de arcoíris y el corporativismo multimillonario,

que por mucho que los "Javis" se suban a la carroza del Orgullo,

la patrocina KFC. La gente rica es vuestro enemigo,

es mi mensaje, porque soy Lenin. Adiós.

Lenin en la Plaza Roja de Moscú hecho momia,

lleno de paja por dentro. Esas camisetas de Chimamanda

de 200 euros, de Dior, efectivamente, Amancio Ortega,

¿qué más cosas?, Nike haciendo hiyabs,

Gilette y el anuncio de la deconstrucción,

Uber antirracista... Con todo esto quiero decir

que si crees, Ernesto, que se aprovechan la empresas

del activismo para hacer negocio. Sí, por lo que dijimos.

El capitalismo necesita de esos valores extracapitalistas

o precapitalistas... Lo del límite del capitalismo

es que tengo que hacerlo en mi cabeza.

Además, retomando algo que dijo Javi sobre, esto,

la polarización, creo que justamente

ha sido una cosa característica del gobierno Donald Trump,

y que justamente después de ese gobierno

puede abrirse, y lo veo como mayoritario,

una política de discusión, de calidad interpretativa,

de no ataque, de no linchamiento, etc.

Ya es un discurso "mainstream"

la crítica de la polarización social que en España

puede parecernos excesiva, pero comparado con el siglo XIX,

tres guerras civiles, la guerra de la independencia,

la guerra civil española, me parece que no estamos

en nuestro peor periodo histórico en polarización social.

Mercantilización, lo que dijo Danel va a misa.

Se aprovechan las empresas.

¿Hay luchas más fácilmente absorbibles por el capitalismo?

Sí, sobre todo la lucha por los derechos de los animales

y el medio ambiente. Es muy fácil

que las empresas se aprovechen de ello

porque se crea un nuevo mercado que son los productos "eco funding"

y los que intentan paliar el cambio climático,

pero te los venden las mismas empresas que lo causan.

Hay un montón de empresas que sacan una línea eco

en la que te ponen palabras abstractas en plan

"con productos naturales o vegetales",

pero a lo mejor es un ingrediente. La cocaína es vegetal

y no quiere decir que sea buena. -Yo lo como.

Ah, vale...

Entonces conozco a muchos vegetarianos. Claro, vale.

No te entró a las 6 de la madrugada, solo eso.

María, ¿blanquean los poderosos, las grandes marcas,

su imagen a través de estas luchas?

¿Lo utilizan para blanquear un poco?

Yo creo que no.

No sé...

Las grandes corporaciones, las grandes empresas...

Tengo un ejemplo... Ah, eso sí.

Pensaba que te referías a grandes políticos.

Sí, claro, es como lo que pusisteis de la hamburguesa, igual.

Ahora vegan es como más guay y al final es lo mismo,

siguen matando animales, los siguen teniendo

para consumo humano y es la misma mierda de siempre.

Creo que la causa que menos se puede mercantilizar

es el animalismo, porque si comes verduras,

legumbres y tal, no hay ningún agricultor

dándote publicidad, es lo que hay.

Entonces, creo que es la única causa

que menos está mercantilizada, el resto está supermercantilizado.

-También vemos a Burger King, a un montón de restaurantes

sacando opciones veganas, yo soy vegano,

me parece muy bien que en estos sitios haya opción

si estoy en una isla desierta. Sí que lo utilizan,

pero porque ven que hay un mercado.

Cada vez hay más vegetarianos, veganos o incluso que no lo es,

pero le apetece comer algo para sentirse mejor.

Creo que se están aprovechando de ello ya.

Es que el dinero va para más empresas.

Yo voy al McDonalds: "Soy vegana, ayudo al medio ambiente,

soy animalista, me compro la whopper vegana".

Pero el dinero de la whopper va para la misma empresa

que financia esos actos que atentan

contra los derechos de los animales.

Pero en otras ocasiones a lo mejor lo que se quería era

reducir el consumo, ese gesto, no venderse como vegano

en McDonalds, porque sería... El consumo sigue siendo el mismo,

o sea, la gente que quiere comer carne en esas empresas

sigue yendo a comer carne, no se sustituyen los productos de carne

íntegramente por productos vegetales

o que no contengan "cruelty free",

es que hace un aditivo de productos veganos,

pero el resto de de la carta se mantiene igual.

-Es una línea extra para quedar bien

tipo damos opciones a todo el mundo...

Como Uber antirracista y no respetando

los derechos de los trabajadores. Es antirracista

porque discrimina a todos igual. Iago, ¿qué querías decir?

Creo que...

el grado en el que estas estrategias de márquetin funcionan,

creo que lo vemos en cuántas asambleas, organizaciones

o movimientos dedicados a estas luchas

seríamos capaces de mencionar a voz de pronto

sin consultar en Internet absolutamente nada.

Mientras que luego, cuando hablamos de campañas de márquetin,

podemos hablar muy fácilmente que si Burger King,

que si Uber, que si Starbucks... Evidentemente...

O sea, hay cuestiones que son por nicho de mercado.

Nike, evidentemente, venderá velos de fibra

para gente que quiera hacer deporte,

porque es una multinacional que vende en países

de mayoría musulmana y también hay una comunidad musulmana

que crece en Europa y quiere consumir

ese tipo de productos. Hay otros que son de polémica,

para explotar una economía en la atención,

en la que tú te posicionas como marca en base

a estar en boca de todos. Luego hay otras cuestiones

que son casi por virtud para los movimientos sociales,

es un síntoma positivo. Es decir, Starbucks,

para venderte su último café moca, es verde,

"fairtrade" y viene de economías comunales,

estaría dispuesto a irse a la Selva de Lacandona

a hacerte un anuncio con comandantes zapatistas y Rosalía.

Pero a la vez, eso tiene que ver con que vivimos en un mundo

en el que la opinión mayoritaria no es la negacionista,

no somos Hungría.

Ya. Ya.

¿Las empresas fomentan la redistribución,

cualquier causa que diluya

la redistribución de riqueza,

los derechos laborales?

Sí. El merado es un gran aliado de las políticas minoritarias,

no impositivas, identitarias, sectoriales...

Si tuviera que decidirse por votación mayoritaria

qué comen los españoles saldría chuletón, tortilla o...

Justamente este tipo de políticas que consisten

en transformarse uno mismo antes de transformar al mundo

tienen como aliado el capitalismo, que permite ese mercado.

David Foster Wallace, sobre lo políticamente correcto,

dice algo curioso: "La gente de izquierdas

dice que lo hace por los pobres, pero lo hace por sí mismo,

y si reconociera que lo que quiere es quedar bien y que ser generoso,

solidario, caritativo sienta bien y te hace mejor persona,

serían sus políticas más populares".

Me pareció un argumento interesante,

a la vez crítico con el postureo y la hipocresía

de ciertos movimientos, pero al mismo tiempo que muy...,

esto... Dios mío, estoy fatal. La presencia física me ha matado.

Al mismo tiempo que muy honesto,

verdaderamente popularizador de ciertas causas ¿no?

Es que ser generoso en lugar de estar cobrando tantos euros al año,

te hace mejor persona y por ese motivo

te comprometerás con lo que sea... Una consecuencia.

Una consecuencia, eso es. Pero la clase política,

que se supone que tendría que ir de la mano

con este tipo de causas o al menos muy cerca

en cuanto que al final es una corriente ideológica,

¿se aprovecha de esto? Muchísimo, viven de esto.

La política es la "praxilización" de los movimientos sociales,

mucho más que las..., y en ocasiones su financiación,

su promulgación, su intento de extensión,

eso clarísimamente. ¿También crees que pasa esto

como ahora en EE. UU.? Yo creo sobre todo que...

A mí me crispa mucho que se responsabilice

a la gente con menos recursos que intenta como concienciarse

y siempre se genera este sentimiento

de desdén o de fatiga: "Ay, voy a reciclar".

Mi tía Alicia, por ejemplo, está ahora como una loca

con el reciclaje y me sabe mal, porque a veces

es como un aditivo extra que te chupa energía,

que tienes que invertir tiempo y dinero,

y no eres responsable como individuo de estas cosas que pasan.

Con que 100 grandes empresas cambiaran sus políticas

y tuvieran..., se comportaran de forma más ecológica

o tuvieran más miramiento ya bastaría.

Entonces, me da la impresión de como que intentan

hacerte culpable o responsable de las cosas que suceden,

a ti, como individuo, y por eso sientes la necesidad

de irte a manifestarte, de comprar cosas con motivos feministas,

de apoyar o comprarme algo que sea LGBT...

Entonces, tampoco creo que la gente de a pie sea plenamente consciente

y se haga partícipe de todas estas nubes de "pinkwashing"

o "greenwashing" de forma consciente,

de estoy apoyando al capitalismo, sino que están algo engañados

y piensan que haciendo eso contribuyen a una mejoría,

porque en el fondo se sienten responsables como individuos

de las cosas que suceden a su alrededor.

¿Puede hacerse algo contra la mercantilización de luchas?

Difícil. Tiene razón Samantha,

las empresas están mejor cuando nosotros estamos insatisfechos

y sentimos que no hacemos suficiente,

porque así compraremos más cosas, cuando sobre todo

en temas medioambientales lo más eco es no comprarte nada,

quedarte en tu puta casa y no hacer nada,

así no generas residuos. Partiendo de la base

de que ninguna empresa será "eco frienly"

porque pondrá el beneficio por encima de lo sostenible,

a no ser que sea reciclado, hay parámetros en que no lo serás.

La única forma de cambiar esto

es que seamos conscientes de que no es problema nuestro,

que podemos aportar ciertas cosas,

pero por comprar una botella reutilizable

no acabará la contaminación mundial.

Iago, Samantha. Iago, empiezo por ti.

¿Qué hay de los creadores de contenidos,

cineastas, músicos, escritores, etc.,

ellos también mercantilizan las luchas?

Empiezo por Iago, lleva mucho callado.

Creo que si hacemos un recorrido mínimo,

veremos que la gente que entrega el pincel, sus acordes,

sus versos a las causas justas, realmente ha tenido que pagar

grandes precios por ello. Estamos en un país

en el cual ha habido bastantes artistas

represaliados por decir cosas que hoy salen en informativos,

sobre instituciones y personalidades

de la política que conocemos todos. Es decir,

no sé hasta qué punto hay momentos de fervor

respecto a determinadas luchas, pienso ahora

el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo en Argentina.

Evidentemente, si ahora alguien saca una canción

en favor del aborto en Argentina sin tener implicación en esa lucha,

conseguirá que tenga un gran eco. Rompería una lanza por ello,

casi prefiero asumir ese precio a pagar,

porque los arribistas y quienes lo hacen por interés,

no se la recordará... O sea, recordamos a Víctor Jara,

a Miguel Hernández, a Violeta Parra,

a la gente que vive el arte como herramienta de transformación,

no al que hace un gesto puntual.

Pero aun así, que existan esos arribistas

es casi algo positivo. Yo prefiero vivir en un país

en el que la gente que no tiene tanto interés puede coronarse

un día haciendo una canción por egoísmo,

a vivir en un país donde quien quiere expresarse artísticamente

porque realmente cree en una causa tiene que afrontar

la persecución, el boicot o el silenciamiento.

Esto, María, recogiendo un poco lo anterior,

has hecho una pequeña crítica antes a los influencers

por el "Black Lives Matter",

¿qué diferencia hay entre lo de los artistas

y lo de los influencers? ¿No es igual de positivo

que la gente coja cualquier cosa y diga: # "We are he world..." #?

Es que los artistas tienen más peso

porque, no sé...

Supongo que si alguien ha perdido su tiempo

en hacer un proceso creativo para apoyar una causa,

es porque sabe de qué va.

No es lo mismo que una chica que se dedica a ponerse ropa

suba una foto en negro. No sé...

No es por desprestigiar,

pero creo que los artistas, si hacen algo así,

es porque saben qué hay detrás.

¿Hay una burbuja en todo esto,

una burbuja como de izquierdas,

y cuando salen los "cayetanos" a la calle en plan de "Coletas",

quiero unas croquetas, a caceroladas o lo que sea,

es una auténtica revolución o no?

A ver, yo también me manifestaría para ir al Corte Inglés,

porque es supermercado es buenísimo,

en eso es en lo único que coincido con la ultraderecha,

pero tengo mucha esperanza,

Cómo viaja a los años 60.

Soy muy positiva,

entonces sí que creo que aunque las cosas

que se están haciendo cumplan un cupo de políticamente correcto,

porque el capitalismo te deja ser lo revolucionario

que le viene en gana. Mientras no te algas de unos parámetros,

puedes pronunciarte en cuestión de feminismo,

de LGBT, de identidad, de orientación,

porque ahora mismo se ha generado una nube de tolerancia,

que no es lo mismo que respeto. Es como: "Apruebo que hables

de estas cosas, entiendo que lo hagas,

distrae a la población general de lo que ocurre

para que se genere una especie de neblina,

de bruma que te haga pensar que las cosas van bien

y en realidad están igual. Pero quiero ser positiva

y pensar que sí sirve de algo que los artistas, cineastas

o la gente que cree algún contenido,

aunque sea forzado: pondré un actor negro, una actriz trans.

Aunque sea premeditado, que no nace de forma orgánica,

sí que entiendo que lo hagan, porque es necesario

que esas historias y narrativas entren en circuitos "mainstream"

y no solo sea el cineasta LGBT el que pueda contar sus historias,

que también es necesario, porque suelen ser más acertadas

y consecuentes con la realidad.

Creo que sí es necesario que gente que está en lo "mainstream",

gente normativa, se posicione aunque sea por postureo,

a favor de estas cosas. Qué bien hablas.

Tengo que dar paso al vídeo de Kil Gore, pero te dejaba...

Habláis fantásticamente. Hace: "Sí sí sí sí...

Somos todas divinas. ¡El vídeo de Kil Gore, coño!

(OFF) "En el ámbito de la cadena de producción trabaja

junto a sus proveedores para garantizar

los derechos de sus trabajadores y ofrecer mejores condiciones.

La realización regular de controles y auditorías es solo una parte

de este trabajo, que se complementa con programas de apoyo

en ámbitos como el diálogo social, la salud y seguridad en el trabajo

o la Formación Profesional". -Persigue la mejora continua

de las condiciones sociales y laborales del conjunto

de los trabajadores de nuestra cadena de producción.

Para ello vigilamos el cumplimiento de nuestro código de conducta

y establecemos planes de acción que nos permiten avanzar

en esta dirección. -"Con este objetivo,

los equipos de responsabilidad social

mantienen una estrecha relación con todos los proveedores".

Nótese ironía, claro.

Hay mucha gente en el mundo, por si acaso hago las aclaraciones.

Antes de nada, nos despediremos de Iago y de María,

Antes de marcharos, primero muchas gracias

por haber estado con nosotros, espero que lo hayáis pasado bien,

y lo segundo, que nos digáis una frase de cierre

para dejar vuestras declaraciones por todo lo alto

y que nos tuiteen mucho.

Yo quiero decir, como dijo Samantha,

que cualquier cambio es positivo

y que si las revistas

cada vez meten a más gente negra,

con sobrepeso, etc., todo se normalizará.

Y que cada cambio pequeño cuenta,

o sea, que si reciclamos, usamos pajitas de caña

y todas estas cosas, creo que funcione.

Gracias por invitarme. A ti, María. Iago.

Os doy las gracias por invitarme

y decir que por mucho que quieran tergiversar las luchas,

al final es la organización popular y el esfuerzo anónimo y cotidiano

el que transforma la historia

y eso no hay campaña de márquetin que lo oscurezca.

Muy bien, Iago, hijo, que no se oscurezca.

Sácate bien ese Oxford, que está muy bien valorado en el mundo.

Cambridge, perdón.

Es Oxford. Esos son los enemigos.

Ah, vale, yo qué sé. Los de Gryffindor, vale.

Gryffindor, O.K.

Muchas gracias por haber estado aquí.

Damos paso a nuestra juventud del pavo.

Sergio Velasco, 21 años, estudiante de Ciencias Políticas

y de la de la Administración, Derecho Administrativo Común.

Y Pepe Belló, 25 años, estudiante y escritor.

Muchas gracias. Me gustan vuestras casas,

uno de ellos parece que vive en un entorno más rural

y el otro en una "asepticidad" digna del SEPE.

Es como "Scary porno". Me encanta.

Tengo aquí unas preguntas preparadas para vosotros.

La primera es que si creéis que vuestra generación

es la más comprometida de la historia o solo es postureo.

Pepe, empieza tú, rey.

Yo la verdad es que creo

que tenemos una generación de la que estar orgullosos,

porque hay un montón de movimientos

como el "Black Lives Matter", el Fridays for Future",

que no es solo postureo de Internet,

salen a la calle, hacen muchas demandas

y trasversalizan mucho las peticiones que hacen.

¿Y tú qué piensas, Sergio?

Creo que es verdad que es una generación

que está dispuesta a salir más, que tiene más actividad

y creo que las redes sociales, aunque es verdad que hay postureo

como hemos visto, es verdad que hay gente

que gracias a ellas ha descubierto movimientos...

Yo, como no estoy tanto con lo de la izquierda,

pero el liberalismo, el paleolibertarismo

todas estas cosas sí que son una buena herramienta.

Me gusta: "Como no estoy tanto con lo de la izquierda..."

En fin, ¿creéis que el activismo de vuestra generación

se queda en Internet o pensáis, como decía Pepe,

transgrede las líneas de las redes sociales?

Tú, en tu Universidad, ¿montas movidas o qué onda?

Creo que es verdad que hay un alto porcentaje

que se queda en las redes sociales,

porque cuestas salir un poco, dar la cara,

depende qué movimientos también, pero es verdad que ahora mismo

en las universidades se están haciendo otro tipo de asociaciones,

que siempre vimos en las universidades públicas españolas

que había mucho movimiento de izquierdas,

en Cataluña independentistas, y ahora en Barcelona

está SACABAT, una organización constitucionalista.

Luego también estuve en "For Liberty",

una asociación liberal. Y creo que se está empezando

a intentar salir un poco y dar la voz por el otro movimiento.

¿Y tú, Pepe?

Creo que la juventud siempre empuja,

creo que tampoco es algo característico

de nuestra generación,

pero también hay que ver lo positivo de Internet

y lo positivo de tener esa interconexión

entre tantos puntos del mundo, la forma de crear,

la forma de poder...

aunar esas luchas, esas fuerzas.

Entonces, creo que también Internet es positivo, no solo postureo.

¿Y piensas que se están olvidando otro tipo de luchas,

como de clase social, de derechos laborales?

O sea, como más luchas clásicas,

que también están en unos índices de precariedad extremos.

No, creo que al final todas van un poco de la mano.

Creo que es tan importante la lucha feminista,

la lucha poscolonial,

que la lucha de clases.

Creo que siempre se tienen en cuenta unas a otras.

Creo que es muy importante ver esas trasversalizaciones

entre todas las luchas. Sergio,

¿participas en algún tipo de movimiento o lucha actualmente?

Movimiento como tal, no, pero sí que tengo canal de YoyTube

y mis redes sociales que sí que intento divulgar el liberalismo

en sus distintas ramas, y también pertenezco a "For Liberty",

a "Acción Liberal" y distintas organizaciones liberales

que hacen eventos e intentamos movilizarnos por redes.

¿Te critican por ello?

En el entorno más familiar o de amigos sí que lo ven bien

como activismo, pero es verdad que en la Universidad

no lo ven tan bien valorado porque creo es una idea distinta

y si no comulgas con la izquierda, automáticamente

te catalogan como facha aunque seas liberal,

que no tiene nada que ver una cosa con lo otro.

En el caso de Pepe, no sé si os influye que la gente

a la que admiráis, que admiras, Pepe...

A ver si se me enchufa Pepe. Tose o algo.

¿Te influye que la gente que admiras

se manifieste en favor de algún movimiento

o te la chupa un poco?

Sin influir. Creo que al final somos personas...

con mucha interrelación entre nosotras

y al final implica mucho

que tengas una visión parecida a las personas

a las que te sientes más afín culturalmente,

con respecto a la música o a la escritura.

Entonces, sí, claro que me afecta

que hagan cierto tipo de actos, que tengan cierta mentalidad.

Sé que eres muy de Albert Espinosa...

Es broma. ¿Qué pasa si alguno de los autores o cantantes

que te gustan mucho la lía

a nivel activismo? ¿Qué haces ahí?

Es que directamente...

ya deja de llamarme tanto la atención

y me produce cierto rechazo sentimental.

O sea, no separamos

la obra del artista, por así decirlo.

Me cuesta bastante.

Chicos, hasta aquí ha llegado vuestra participación,

muchas gracias por arrojar luz. No tenemos más tiempo,

entonces, necesito quedarme aquí con mis pollitos veganos.

Adiós, chicos, muchas gracias.

Muchas gracias, que tengáis buena tarde.

(SAMANTHA) "Kikirikí". Total.

(JAVI) ¿Puedo decir una cosa? Di lo que quieras,

es tu cierre, tu minuto. Gracias.

Arriba.

Con lo que hablaba quiero defender algo a Internet,

porque parece que hablamos de que algo solo se queda ahí

como si fuera un juego donde no sucede nada,

pero todo el activismo que he visto ha sido en Internet

y lo que se me ha quedado ha sido de ahí.

Depende de lo que consumas, se amolda a tu personalidad.

No quiero que hablemos... De forma peyorativa,

coincido contigo. Samantha.

Quiero corroborar lo que dice él,

porque creo que es un poco... Imagino que cuando

se inventó el papel y todos escribían en piedra,

que no lo sé, soy "top model".

Cuando ocurrió eso imagino a la gente: "El papel es lo peor".

Da la sensación de que las redes sociales son una mierda

y las nuevas tecnologías las carga el demonio.

Creo que es una forma de comunicación,

una nueva forma de interrelacionarnos

y que sí que afecta en las dinámicas de la sociedad.

No porque algo se cuelgue en Internet es menos válido.

Se ha generado una forma de comunicación nueva

y que influye más que hablar cara a cara.

De hecho esto es una obra de teatro que representamos el arlequín...

Yo soy una marioneta y tengo un puño metido por donde ya sabes.

Ay, sí.

Bueno, ya está.

No criminalizar el entorno digital, porque desde luego que no...

Quiero decirte... De hecho es que eso comemos aquí,

o sea que cállate. "Stone wall".

Ernesto.

Para terminar por donde empecé, las políticas de identidad,

creo que se exagera cuando se hace una crítica social

tanto de izquierda como de derecha, acusándoles de hipocresía.

Eres anticapitalista, ¿qué haces con un iPhone?

Me permite comunicarme. Eres liberal,

¿qué haces de profesor de la Universidad pública?

Si no, no puedo divulgar mis ideas académicamente.

Entonces, hay dos espacios en los que uno ha de estar

e independientemente de la sociología, de dónde estás,

cuánto cobras, etc., lo que debería haber

es un debate de ideas. La verdadera política de identidad

consiste en juzgar a la gente por quién es

y no por lo que está opinando o haciendo, abogaría por eso.

Javi, ¿algo que añadir algo o prefieres dejarlo así?

Simplemente lo que hablamos del contenido,

creo que la audiencia ahí si tenemos una responsabilidad

que no es lo mismo que con las empresas,

que sí que tienen mayor responsabilidad en lo que hacen,

pero en redes decidimos lo que vemos y apoyamos,

y al final votamos con nuestras visualizaciones.

Es muy importante, como audiencia, ser consciente

de si a la persona que apoyas lo hace porque queda bien

o porque realmente le importa y eso se nota.

"Tocuche".

Hermano, dale. ¿Vamos allá? Venga.

Dale ahí. Lo dice en nombre de los dos.

Sí.

En febrero de 1996, salió al mercado Pokemon rojo y azul,

En ese juego teníamos, millones de jóvenes,

una de las primeras elecciones y representaciones:

Bulbasaur, Squirtle o Charmander.

La representación es importante, es muy importante,

y hay gente que entiende las luchas en términos de blanco o negro,

o todo o nada, y yo, personalmente, soy más de grises.

Creo que cada pequeña cosa cuenta, algo que, a todas luces,

puede estar corrompido por una industria

creo que puede tener una parte positiva si llega una persona

que descubre una idea o una lucha y quiere formarse,

y se busca, y lee, y al final ese pequeño gestito

acaba siendo algo importante. Todo suma.

Posdata, no escoger a Charmander es ser un terrorista.

El resumen que ha dicho Darío, por si te ha costado

o tienes déficit de atención, es que un grano no hace granero,

pero ayuda al compañero. Queridos "amigues activistes",

próximo programa, una nimiedad: universidades.

¿Sirven para algo más que hacer botellonada y comer

esas tortillas de de huevina?

Lo desenmascaramos en el próximo programa.

# Onda, onda, buena onda.

# Onda, onda, buena... # Bueno, me voy.

Adiós, chicos, gracias a todos.

(Sintonía "GENPLAYZ")

¿Somos revolucionarios por postureo o por convicción?

Por supuesto, la serie también toca las relaciones tóxicas. Pero en lugar de hacerlo desde la perspectiva habitual, lo hace desde cómo intentamos escudarnos en ellas en lugar de mirar lo que falla y lo que podemos cambiar de nosotros mismos. Además de cómo buscamos en ellas la excusa o la vía de escape para seguir infligiéndonos daño. 

No recomendado para menores de 16 años Depresión, ansiedad, ¿o simplemente lloricas?
Transcripción completa

¡Cucurucucu, cucú!

Buenas tardes.

¿Cómo estáis? Y no solamente de vuestra "cuerpa" serrana,

sino de aquí arriba, de la cocotera, de la olla, de la poronda.

Ya sabéis, la ansiedad y la depresión,

los greatest hits de la era hipermoderna,

de la generación Z, de los millennials.

¿Acaso estamos sometidos a un mundo hostil

o es más bien un "a ñu, ñu, ñu"?

Sin frivolizar, a lo mejor se nos ha ido un poco la "flapa"

literal o figuradamente.

Pero hoy, vamos a tratar en "Genplayz": salud mental.

¡Ja, ja, ja! ¡Jo, jo, jo! ¡Ji!

Hemos venido a hablar de salud mental.

Darío Emehache, mi hermano, mi sister, mi "bro", mi míster.

¿Dónde vas con el puño tú?

¿Quieres que saque yo el metro?

Me están diciendo que no puedes llevar camisetas con logos.

Sé que te lo han chivado, o sea que...

¡Oh! ¡Me ha pillado!

Para quien esté ahí arriba, os tengo controlados.

¿Qué tal?

Hay muchas personas ahí arriba.

¿Cuántas...?

Are you James McAvoy?

A veces, sí. El día de la promo sí.

El día de la promo estabas un poco James McAvoy.

Hemos venido a hablar de algo muy interesante, la salud mental.

Muy importante.

¿Cómo tienes tú la poronda?

Yo bien, pero la gente está malita, ¿eh?

En líneas generales, tú piensas que la gente está malita.

¿Y esto por qué será, Darío? No lo sé.

El aspartamo, la... Este siglo en el que vivimos.

Este siglo en el que vivimos, estamos todos "malites", no.

Vamos a hablar de esto hoy, y de más cosas.

Además, tenemos una mesa fina filipina.

Problemas de salud mental.

¿Las redes sociales cómo están incidiendo en esto?

Es chungo ser felices a día de hoy.

Y además, está última línea, que yo no quería dejar de comentar.

Vamos a aprender a distinguir las emociones de los trastornos,

porque muchas veces, esa delgada línea en la que estamos agitados,

no sabemos muy bien el porqué,

la vamos a explicar en la tarde de hoy.

Pero de todos modos, como siempre, a modo resumen,

hemos preparado un vídeo para que veas a lo que vienes.

Vamos a por ese vídeo, al lomo.

(HABLA EN INGLÉS)

Me ha "fuñigado".

(HABLA EN INGLÉS)

Qué lastimina, ¿no?, esa última muchacha llorando.

Que la gente llore lo que tenga que llorar.

Yo, normalizarlo todo siempre.

Lo primero está en reconocerlo.

Tenemos una mesa especial.

Y vamos a tratarlo con el rigor que se merece, no como nosotros.

Darío, ¿eh? Vamos al lomo.

Anastasia...

Tengo que tener anotado el apellido porque es potente.

Bengoechea, ilustradora.

Es más conocida como Monstruo Espagueti.

¿Cómo estás? Buenas tardes. Muy bien.

Ilustradora, también es humorista y también es gráfica.

Sí. Gráfica de...

Sí, soy gráfica, en 3D. En 3D.

No es un holograma, está aquí de verdad. Qué alegría.

Tengo aquí la voz de la sabiduría.

Tenemos aquí, como el plano más didáctico de la mesa.

Inés Bárcenas, comparte apellido

con nuestro tesorero favorito del PP.

Y bueno... -Pero no parentesco.

Menos mal, eso está muy bien.

Ella es psicóloga y además es presidenta

de la asociación Necesito Terapia. Sí.

Con lo cual, vas a aportar un poquito de luz sobre todo esto.

¿Cómo estás viendo tú este cambio de la salud mental

en nuestra generación? Hay demanda.

Hay demanda Muchísima demanda.

Hay curro, psicólogos, "psicóloguex".

Bien por haber elegido esa carrera, porque viene fuertecito.

Y por último, reina de España.

Culomala, Culomala.

No vamos a decir nada más, Culomala.

Yo, perfecto.

Así. Culomala.

Culomala. Culomala.

Culomala.

Creadora de una cuenta de memes supercachonda,

que si no la seguís os invito a que le echéis un ojo,

porque habla precisamente de estos temas,

pero con este toque un poco Z, un poco millennial.

¿Correcto? Sí.

Bueno, yo quiero lanzar este primer tema.

Podéis interrumpiros cuándo queráis.

Y bueno, ¿por qué creéis que está pasando ahora este auge, este boom

de necesidad de terapia, de salud mental,

está la peña "kukuxumusu", es una fantasía,

es una cuestión que está invadiendo por redes sociales...

¿Qué pensáis de todo esto?

Así, como un primer "approach" al tema.

Yo creo que, a día de hoy, nadie puede afirmar que hay más depresión

que la que había en la época de nuestros abuelos.

Lo que pasa es que es verdad que buscamos atención

para nuestra salud mental y hablamos de ello.

Esa es la principal diferencia.

Pero tampoco me quiero poner muy clínica.

Me gustaría ponerme más histórica.

Yo quería abrir como una especie de melón y decir:

¿Los romanos, en la caída del Imperio, estaban más deprimidos?

Porque a mí me parece que nos está pasando lo mismo.

Estamos en la debacle de una era

y estamos más deprimidos porque lo que nos ha funcionado

durante... bastantes años, ahora no nos funciona.

Y entonces, hemos vivido a tope, y ahora ya no.

¡Voy a tope! ¡Voy a tope! ¡Energía!

Sí, puede ser. Puede ser que estemos viviendo a tope, a lo mejor.

O no, al contrario, como que se están confrontando dos eras,

que puede ser la era offline y la era online,

y por eso estamos como intentando buscar nuestro hueco.

Anastasia, me ha encantado esa mirada.

No, a ver, es que no sé si estamos más o menos deprimidos,

porque yo, claro, yo soy dibujante y no me sé los gráficos.

Pero yo sí que...

Si estamos más o menos deprimidos.

Lo que sí hay, evidentemente, es una situación global chunguísima,

que a todos nos hace replantearnos todo,

y lo que hay es una especie de obsesión con uno mismo, creo,

todo el rato.

Estamos en una época absolutamente narcisista.

Sí. Y no solo eso, sino que además,

una especie de sensación de tener que hablar de nuestra vida todo el rato,

y eso hace que seamos superexhibicionistas,

que se muestre todo, tanto lo bueno como lo malo.

Entonces, se normaliza que esté:

"Ay, estoy triste", "ay, no sé qué...",

cuando realmente no sé si le importa a alguien...

-Nos miramos mucho el ombligo. -Sí.

Es como todo el rato rebuscar: "¿Cómo estoy hoy?".

"¿Y mañana? Me ha dejado mi ex...".

Entonces, es todo como mirarse el ombligo.

¿Y cómo trasladas esto con humor en tu obra?

Porque tienes una obra que trata de todo esto,

un poco, así, de soslayo, de una forma...

Pues no sé, depende, según me dé.

Es que toco varios temas y hablo bastante de cómo me siento

a nivel emocional y tal.

Hablo mucho de relaciones de pareja también,

porque es un tema que está cambiando muchísimo

y nos está como haciendo plantearnos todo,

y la soledad también...

No sé, es que hay muchas cosas.

Pero luego, a lo mejor, tendrían como el germen en un par de cosas

que serían depresión y ansiedad, que es lo más común.

¿Puede ser? -Es lo más común.

-Claro.

Mira a ver, que me estoy sacando una cantidad de grados...

Ojo.

Culomalo...

Culomala, Culomala. Culamala.

¿Cómo estás tú con tu macarreo y la salud mental?

Yo creo que los problemas de salud mental han estado siempre.

El problema que siento yo que hay es que los boomers,

la generación boomer, como que sus valores han sido más:

"Yo soy fuerte porque me lo reprimo".

"Porque soy más individualista, más competitivo,

no quiero mostrar mis vulnerabilidades".

En cambio los millennials y los Z somos más de...

Se nos critica un poco por quejicas, ¿no?

Como que nos molesta todo.

Pero en realidad, creo que hemos naturalizado más el ser sensibles

y el tener problemas,

yo creo que en rechazo a eso, de igual ver a nuestros padres

que funcionan al revés completamente.

Y, desde ese rechazo, una búsqueda de "quiero entenderme,

quiero expresarme, quiero comunicarme".

Y otra cosa que habéis comentado, que me parece importante,

lo del narcisismo, la mirada al yo todo el rato.

Siento que ahora se vive todo muy desde el capital social.

Estamos todo el rato pendientes de la validación que nos dan,

pero yo creo que tiene mucho que ver...

Al final, estamos con el móvil todo el rato.

La generación Z, todo el rato con el móvil,

desde que son, yo qué sé, desde que son niños.

Entonces, quieras que no, si a ti te educan

a que tú vas a tener validación o no constantemente.

Cada cinco segundos puedes tener validación,

con seguidores, con likes, con mensajes...

Entonces, quieras que no, dependen mucho de la mirada del resto.

No es como antes, que podías tener validación de vez en cuando.

Pero ahora está ahí, todo el rato.

Entonces, ¿diríais que, a lo mejor, tenemos una menor tolerancia

a la frustración que generaciones anteriores?

¿Es menor tolerancia a la frustración

o que ahora estamos abriendo nuevos campos?

Yo creo que estamos intentando quitar de la ecuación continuamente.

El móvil, lo que nos da es dopamina, son endorfinas,

y es que no queremos sufrir, cuando es algo inherente.

No solamente inherente al ser humano,

es que incluso podemos encontrar sentido y crecimiento

y mucho "inside" en el sufrimiento.

Es que no lo podemos evitar, ¿vale?

Es que queramos o no...

Hay un autor que me encanta, Viktor Frankl,

y él habla de que..., tiene mucha historia este hombre,

y habla de que algo que nos une a los seres humanos,

me voy a poner muy dramática, algo que nos une es...

el dolor... (RÍE)

Todos vamos a padecer dolor físico. Yo no quiero padecer dolor físico.

Qué horror, ¿verdad?

Todos vamos a sentir culpa alguna vez

y todos vamos a experimentar la pérdida, la muerte.

Y eso...

Eso no nos lo quita ningún desarrollo tecnológico ni farmacológico

ni social ni político.

Perdonad que os interrumpa.

Darío, por ejemplo, tú que eres el que pone esta falocracia...

inherente a la mesa.

De estas cuatro cosas que ha dicho, ¿qué has experimentado tú?

¡Huy!

Lógicamente lo del dolor está claro.

De hecho, o sea, vosotras partís con la increíble ventaja biológica

de que una vez, más o menos cada 28 días,

el dolor está ahí.

Pero yo creo que esta generación

puede empezar a visibilizar las cosas

porque en generaciones pasadas era:

"Vale, son las nueve. Me da tiempo a enterrar a madre,

voy a matar un ñu con mis propios puños,

luego me voy a recoger los olivos y a ver si llego vivo a la cena

porque uno en el pueblo de al lado ha tosido

y, lo mismo, se acaba mi descendencia".

Yo creo que también la generación puede hacer esto

porque somos una generación que ya llevamos unos 40, 60 años,

a groso modo, sin guerras mundiales,

sin cosas tochas que nos metan en berenjenales grandes...

Estás depurando conflictos. Claro.

Es muy importante, por supuesto,

pero yo creo que esto se puede hablar y visibilizar ahora

porque no hay problemas de...

Porque la pirámide de Maslow mental está licuada.

-Claro, evidente. No hay pandemias ni nada.

-No estoy del todo de acuerdo.

No estás de acuerdo. Del todo no.

Culamala, dale.

Creo que la generación Z se ha criado

viendo una crisis económica,

viendo que la gente no tiene trabajo...

Es una generación que dice: "No hay futuro. ¿Qué espero?".

Estamos un poco como... El letargo.

Igual los boomers eran más en plan:

"Bueno, voy a estudiar, trabajo e iré construyendo mi vida".

Pero nosotros estamos un poco como:

"¿Y ahora qué hago con mi vida, si no tiene sentido?".

Yo voy a lanzar una reflexión que me parece muy interesante

para dar paso a Anastasia, que se me acaba de ocurrir ahora,

porque como me tomado cuatro cafés

estoy un poco "kukuxumusu", lo siento,

y es que la depresión...

Decía una frase que me parecía llamativa

y a lo mejor me estoy pegando un patinazo horroroso,

y disculpadme, que soy bastante necia en estas cosas.

"La depresión es vivir en el pasado y la ansiedad vivir en el futuro".

¿Qué piensas? Yo estoy completamente de acuerdo.

Con esta frase de "taza". Sí, claro.

Hay que estar en el presente, como el Dalai Lama, ¿no?

Esa es la clave de estar bien.

Yo, de todas maneras, estaba diciendo esto de que la juventud de ahora

está como muy mirándose el ombligo y tal,

pero otro lado, diría que estamos en un momento

muy interesante a muchos niveles

porque estamos avanzando en un montón de cosas

y es verdad que creo que hay ese exhibicionismo,

pero que, a la vez, como decía ella,

nuestros padres, por ejemplo, estaban fatal de la cabeza.

O sea, o están fatal de la cabeza.

Y están sin licuar, sin reconocerlo. Y además, todo para dentro.

Que no sé cuál de los dos extremos es el mejor,

pero realmente, o sea, fatal.

Y luego...

También quería decir que los hombres heterosexuales

están peor que las mujeres ahora mismo. ¿A que sí?

-Yo necesito más sesiones de psicoterapia con un hombre,

porque hasta que llegas al meollo de la cuestión...

Mira cómo se está riendo Darío.

A ver, es una generalización. Es verdad.

Tú decías que estabas bien, ¿no?

Sí, yo hablo en representación de todos.

Y sí.

A ver, sí que es cierto que tienen razón,

para empezar, yo hablo sin tener ni puta idea de nada,

pero sí que creo que es eso.

También quería decir otra cosa importante, ¿vale?

Miro a cámara.

Todo el mundo a ver "Inside out", "Del revés".

No me parece muy bien.

No, no, no. No me parece muy buena traducción.

¿Eso no es de Christopher Nolan? ¡No! ¡Es de dibujos animados!

Ah, "Inside out". Perdón. Vale, vale.

Es la de los muñequitos.

Vale, perdón.

Pensé que hablabais de estas películas heterosexuales,

como la de "Tenet" y tal, para hacer sentir bien a los hombres.

Sí, ve una vez al día "Gladiator"... Y ya está.

Y le revientas.

No, "Inside out", todo el mundo. La traducción es "Del revés",

que no me parece muy buena. Es un poco ruta del bacalao.

Pero "Inside out" está muy bien porque aprendes una cosa,

que es que la tristeza es parte de nosotros.

Hay muchas veces que la gente como que quiere deshacerse

de la tristeza, no aceptarla, o sea: "Yo no puedo estar triste".

Puedes estar triste y vas a estar triste.

Es parte de cada uno estar triste.

Se relaciona la tristeza con vulnerabilidad.

Entonces, todo lo que sea vulnerable es malo,

porque se entiende así.

Lo bueno...

Hace tiempo, yo pensaba que una persona

con mucho desarrollo emocional

era una persona a la que no le afectaban las cosas.

Y obviamente no es eso.

Es como aceptar lo que te afecta

y tú gestionarlo de alguna forma.

-Es que la fortaleza es aceptar que somos vulnerables.

-Exactamente.

A mí me gusta porque tu trayectoria puede darnos un poco de luz

respecto a si este problema es inherente al Primer Mundo,

a las sociedades de bienestar y al capitalismo.

Es decir, en otras culturas,

yo no he tenido la suerte de vivir en otras culturas,

pero a lo mejor esto no es tan recurrente.

Yo creo que la raíz de las depresiones es distinta

en Occidente que en el Tercer Mundo,

o sea, el Primer Mundo, esas diferencias...

Creo que es distinta.

Has mencionado antes la pirámide de Maslow,

que todos la conocemos porque la hemos estudiado en el instituto.

Tenemos cubiertas nuestras necesidades de seguridad.

Tenemos casa, no nos va a atacar un león...

Esperemos que... -Algunos lo tienen en casa.

-Cien por cien, y soy muy consciente de esto,

pero en general, tenemos la seguridad,

no nos van a pegar un tiro cuando salgamos de aquí.

Entonces, luego tenemos

todas nuestras necesidades fisiológicas cubiertas, más o menos.

Hay gente que no tiene suficiente para comer, pero más o menos.

¿Qué nos pasa?

Nuestras depresiones tienen más raíz en necesidades afectivas

que no estamos sabiendo cubrir,

en necesidades de reconocimiento y de éxito, que no sabemos resolver,

porque asociar éxito a poder, a riqueza material o a un estatus,

o a ganar mucho dinero, yo creo que ahí nos estamos equivocando.

Y esto es lo que yo veo muchas veces.

Conozco a mucha gente que se dedica al mundo de la empresa

y están deprimidos, ansiosos, etcétera,

porque no saben como...

Como vivir, que a lo mejor son ciborgs.

Literal.

Y luego, lo peor de todo es que veo muchas depresiones

y estados de ansiedad que vienen de la cúspide,

de que no sabemos cómo buscar,

esto que hablamos de autoactualización,

que a mí me gustaría traducir como "trascendencia",

o sea, el sumun de ser humano.

¿Cómo? Desarrolla esto porque me estoy perdiendo.

Os acordáis de que en la pirámide de Maslow,

el sumun, él habla de que cuando todos los escalones

de necesidades están completados,

llegamos a la autoactualización.

A la "felicità", que diría Ricardo Poveri.

A lo mejor me estoy colando. No paro de decir cosas mal.

Es como el estar completo. No sé si es la felicidad como...

Y no sabemos cómo buscarla.

Al final, yo creo que la felicidad es un resultado, no es algo que...

No es una película. No.

Estoy muy cinéfila hoy. Sí.

-Me parece un poco tóxico el rollito este de: "Sé feliz".

-Yo estoy en contra de la psicología positiva.

¿Por qué no, Anastasia?

A ver, es todo mentira y siempre ha sido mentira.

No hay felicidad. Es que ¿la felicidad qué es?

Claro, eso de: "Tú puedes conseguir todo lo que te propongas".

Esa frase es la máxima trola que nos han colado en nuestra vida.

-Es un veneno.

"Troleater". -Es un veneno.

Ahora no lo dice nadie porque estamos jodidos,

pero antes lo decían y siempre ha sido mentira, antes y ahora.

Mr. Wonderful se ha hecho un merchandising muy guapo, pero...

Pues yo te digo una cosa. Fíjate,

yo, antes de currar aquí, curraba en un sitio

donde la gente simulaba ser feliz. ¿Por qué se hace eso?

O sea, quiero decir, como con pequeños items, era como:

"Me voy con mis hijos no sé dónde" o "voy a hacer tal"...

¿Existe un autoengaño en todo esto de la felicidad?

Bueno... -La apariencia.

¿Qué es mejor, la apariencia

o hacer una asunción de que estás "kukuxumusu"?

O sea, no pasa nada, no es que estés mal.

Quiero distinguir aquí que de lo que estamos hablando

es de lo más cotidiano, de las generalidades,

no de trastornos psicológicos que pueden ser objetivos,

en plan, una bipolaridad o alguna cosa que digas:

"Hostia, esto es de diagnóstico".

¿Por qué pasa esto?

¿Por qué la gente queremos aparentar ser felices?

¿Cómo impacta esto en las redes sociales?

Es que es lo que vende, ¿no?

¿Lo que vende es eso?

¿O se están haciendo...?

Porque aquí tenemos dos movimientos más "trash".

-Menos mal. O sea, más en plan...

Bueno, Darío, tú eres bastante "trash".

O sea, rollo alejarte un poco de la felicidad estándar.

-Yo creo que los influencers que te venden felicidad constante,

o sea: "Cómo te quiero, cariño", no sé qué,

son los que están peor de todos.

Sí, sí.

Sí, sí. Ya, ya, ya.

¿No? O sea es que no sé... No sé qué pretenden.

Para persona infeliz, tenemos aquí a...

Es que ya le castigamos, le hicimos aquí una terapia.

Es un invitado que tenemos, que vais a ver en la pantalla,

que nos lo han puesto aquí no sé muy bien por qué.

Ay, pobre generación, que lo peor que le ha pasado

es que no se pueden comprar una casa.

Ay, qué inseguridad que tengo en el futuro.

Qué ansiedad.

Míralos. Ay...

(RÍE)

Pues vaya aportación de mierda, sabes lo que te quiero decir.

Pero es verdad que no podemos comprarnos una casa

y eso me da un poco de pincho, sinceramente.

O sea, que a lo mejor,

el hecho de tener la seguridad de unos estándares,

a lo mejor eso también nos lleva... un poco a la mierda, ¿no?

Sí, yo me pregunto mucho cómo va a ser el estilo de vida

en una casa de nuestra generación.

En plan: ¿vamos a seguir metiéndonos en hipotecas?

¿Vamos a comprar casas? ¿Vamos a compartir piso? ¿Con quién?

Porque también creo que el tipo de familia

se está moviendo mucho, está cambiando un montón.

Y lo que duran las relaciones romántico afectivas

está cambiando también mucho.

Ya no se piensa,

bueno, a veces sí, pero en una pareja que dure hasta que te mueras.

Entonces, ¿nos vamos a meter en hipotecas?

¿Vamos a vivir con amigos?

No sé cómo lo vamos a hacer, la verdad.

Yo tampoco.

Pero lo que sí que sé es que hay una persona

que no sabemos si es feliz o no,

pero a nosotros nos hace un poquito de risa.

Nuestro colaborador, Danel, siempre en remoto,

porque el tío no quiere pagarse un puto AVE.

A ver si es posible que venga de una vez. Danel, ilústranos.

¡Vaya!

Saludos, pequeños zoomers asustados. No te había visto, posiblemente

porque eres un pusilánime llorica al que le da miedo hacerse notar.

¿Alguna vez te has sentido asolado, paralizado por la ansiedad?

¿Invadido por pensamientos sobre los cuales no tienes control?

¿Perplejo e incapacitado ante la perspectiva

de un vacío existencial que te devora por dentro?

¿Alguna vez has considerado la futilidad de la existencia?

¿Alguna vez has sido nihilista positivo?

¿Alguna vez te has puesto guantes de rayas y te has metido popper?

¡Hey! Soy Danelicicious y no puedo ayudarte. Ve al psicólogo.

Salud mental, fenomenal.

Cuando a la gente le duele la espalda va al médico de la espalda.

Creo que en el mundo nadie se ha dado cuenta de que a todos

nos duele la cabeza, pero queremos ir al médico de la cabeza.

Tú vas donde "les amigues" y les dices: "Voy al psicólogo"

y tienes mínimo cuatro pares de ojos mirándote

como si fueras Jack el Destripador.

"¿Qué te pasa? ¿Por qué vas? ¿Por qué tal?".

Has intentado hablar de esto con tu familia.

Yo empiezo en el psicólogo mañana.

La respuesta de mi madre es:

"Cuéntamelo a mí que soy muy buena psicóloga".

Mi madre es básicamente yo, en un vestido de tubo y con 50 años.

¿Creéis que tiene capacidad para gestionar

todo este huracán de basura dirigido hacia ella?

¡No, no, no, no!

Porque tiene su propia basura de la que ocuparse.

Nos hablan mucho, a la generación Z, que sois mis hijos, mis cosas,

de que estamos todo el día hablando de salud mental,

que todo nos ofende, nos hace daño,

que tenemos que tener la piel más dura porque estamos amariconados.

Pero tenemos derecho a estar amariconados.

Yo no pedí nacer.

Nadie me pidió mi consentimiento para venir a este mundo.

Y ahora, me dices que tengo que estar aquí,

que tengo que trabajar para comer...

Es un círculo vicioso: desarrollas problemas, te dicen

que tus problemas no son importantes, que estás exagerando,

lo que te genera más problemas que exageras.

Esto se convierte en una bola que tú te pones aquí encima,

en la cabeza y que le escupes encima a tus hijos,

porque tú educarás a tus hijos como tus padres te educaron.

Esta cadena, esta endogamia,

este ciempiés humano, ¿cuándo termina?

Con la normalización del cuidado de la salud mental.

La gente es capaz de recomendarte antes que te gastes 450 euros

en viajar a Taití, a meterte ayahuasca en un desierto,

que que vayas al psicólogo.

Diría que el 114% de la población tiene basura mental

que necesita ayuda profesional para solucionar,

porque tú eres el puto amo.

Pero cuando te caes en el monte haciendo senderismo,

buscando setas para hacer una fiesta con tus primos,

te caes, te rompes la pierna, no dices:

"Voy a ver si la puedo arreglar yo solo".

Tú no dices eso.

Y es un fémur, un fémur.

Poniendo que te rompes el fémur.

Un fémur tiene el mismo mecanismo que un bate de béisbol.

Si no confías en ti mismo para arreglarte un hueso,

¿cómo vas a confiar en ti mismo para arreglarte el cerebro,

que es la movida más complicada?

Por favor, bájate de la moto.

Resumen, conclusión, síntesis:

ve al psicólogo, que no está mal.

Eres tonto, tus padres también, todos locos, es caro.

Qué putada.

Si no te gusta, lo cambias, busca, compara

y si encuentras algo mejor, lo compras.

O mándame un email que yo te lo contesto.

Soy muy buen psicólogo. Un beso.

Qué guay.

Este se parece un "clá".

Es que es un genio.

¿Qué os ha parecido? Yo le amo, me encanta.

-Me parece bien. Algunas cosas no me han gustado.

Yo tampoco diría "mariconada", Danel.

Cambiamos ese término por...

-Él puede.

Ah, ¿él puede? No lo sé.

Es que yo ya no sé quién puede con las licencias y quién no.

Este es otro debate.

-Yo apruebo la ayahuasca, pero bueno, no para todo el mundo.

Hay que asesorarse, bla, bla, bla.

Vale, o sea, viajes de ayahuasca en playa del Carmen, México,

con cuidado siempre. Sí, pero la apruebo.

Llevad bien la riñonera sujeta y a ver.

Bueno, ya nos han quedado claros qué factores influyen un poco

dentro de la chavalada,

por qué estamos más para arriba que para abajo...

Pero ¿qué pasa con las redes sociales?

¿Las redes sociales nos están ayudando, nos impulsan

o nos lanzan del todo al fango?

Las maquinitas, ¿eh?

Mucha Play, no. Mucho móvil.

Lo voy a decir, empiezo a tirar datos.

Según, y lo voy a pronunciar lo más inglés que pueda,

Royal Society of Public Health, ¡Ene!

Eso es muy inglés, hay que decir.

Y la Universidad de Cambridge,

los jóvenes se pasan una media de dos horas en redes sociales.

¿Al día?

Twitter, Instagram y Facebook.

Facebook no. No, Facebook no.

Facebook no.

Jóvenes y Facebook ya no cuadra.

Pero sí más de dos horas al día.

Yo creo que más. Yo creo que más.

Pero bueno, dice aquí "de media".

Son propensos a sufrir problemas

como angustia, ansiedad y depresión.

Pero ¿qué pasa?

¿Cuál es uno de los problemas bastante focalizados?

Claro, tú ten en cuenta.

Tú, ahora mismo, a día de hoy, entras en Tik Tok

y en 15 minutos has tenido más impulsos y has tenido

más emociones y has visto más cosas que una persona media en 1900.

15 minutos.

Sí, con 15 minutos has visto más mundo

que una persona media en el siglo XVIII, principios del XIX.

¿Qué es lo que pasa aquí?

Que hay mucho trastorno con déficit de atención e hiperactividad.

En los últimos años se dice que un 30% ha aumentado en España

entre niños de 8 a 12 años.

Y poco me parece.

Aquí es donde va la complicación,

pero "hol up".

"Hol up", ¿qué pasa? "Hol up", que diría Hendrick Lamar.

¿Qué pasa aquí? ¿Qué ocurre aquí?

¿Puede ser que esté sobrediagnosticado?

Pues puede ser,

porque según el Instituto Nacional de Seguridad Social...

¿De aquí? ¿La SS de aquí de España?

¿Crees que lo he pronunciado en ¡ene!?

¡Ene!

Lo he dicho en castellano. Sí, el de aquí.

250 000 menores toman psicoestimulantes.

para arreglar estos problemas y combatir

el trastorno del déficit de atención e hiperactividad.

250 000.

A lo mejor se nos ha pasado un poquito la mano, digo yo.

No aceptes caramelos de extraños, pero sí del doctor.

Exacto. Se ha ido un poco la mano.

Cuidadito con la Dolce Gusto en casa,

que luego faltan capsulitas y a ver qué pasa.

Mezclas estas cositas con un Monster y ¡boom!,

se convirtió en cosas malas para tu cerebro,

como este vídeo que vamos a ver ahora

y con el que os voy a ilustrar.

"Coffee".

(GRITA)

Un poquito de cafeína. Así me siento yo hoy.

Pues sí, ansiedad, depresión, los dos trastornos,

los reyes de esta nuestra generación Z.

Somos más rápidos con ello,

concretamente a la hora de hacer memes,

porque como que hemos reutilizado toda esta cosa:

"Tengo mierda en el cerebro, mierda en mi vida, ¿qué voy a hacer?".

"Mierda para todos".

"Voy a expresarlo con la gente".

Entramos aquí en un problemita rápido,

que es que estamos ¿en qué?

(IMITA TREN)

La locomotora que es el capitalismo.

Ah.

¿Qué es una cosa principal de esa locomotora? Google.

Tú entras a buscar cositas.

"¿Por qué me duele el cerebro?".

Cookies, y rápidamente,

estas mierdas... ¡Ay, Dios mío!

Este tipo de cositas.

Entonces, aquí está el problema.

Visibilizar, guay. Romantizar, eh, eh.

A los jóvenes españoles les empieza a gustar compartir

habitaciones de 20 metros. A lo mejor no les gusta.

No toquéis los huevos romantizando tanta basura de esta.

Cuidadito.

Pero la cúpula de esta vaina

es que estos colgantes que os voy a enseñar ahora mismo,

colgantes con las palabritas "depresion", "anxiety",

que se vendieron y se agotaron enseguida...

Con los monos que son los de los signos del zodiaco.

48 dólares.

¡48 dólares!

Ay, Darío, otra vez perdiendo dinero.

Esta maquinaria horrible y asquerosa.

Pero gente, un mensaje, y ahora voy a mirar a cámara,

me dirijo a vosotros:

si Britney sobrevivió a 2007,

si Britney sobrevivió a la rapadita,

vosotros podéis con 2020, vosotros podéis con todo.

Pero eso, gente, no lo romanticéis, es importante.

Podemos hacer memes de ello,

debemos reírnos de las cosas malas de la vida, pero...

Romantización de estos asuntos.

Efectivamente, ¿cómo afecta esto?

¿Cómo, socialmente, impacta a las personas

que tienen una psicopatología más avanzada?

Porque claro, tampoco le hará nada de gracia, entiendo yo,

que tú cojas y te pongas aquí "anxiety",

a una persona que de verdad está con toda la gama de "pam",

de medicinas que acaban en "pam".

Yo creo que pocos de mis pacientes, que están sufriendo muchísimo

por su depresión o su ansiedad o por su trastorno bipolar,

llevarían eso.

Creo que la visibilidad del sufrimiento

por enfermedades mentales en las redes

o ayudar o fomentar a que se vaya al psicólogo,

a que se hable de los problemas,

le está haciendo un favor a las personas que sufren de esto,

porque lo normalizamos, no es un tabú.

Y, sobre todo, porque podemos prevenir

que las cosas vayan a más.

Si tú vas a terapia antes de tener ansiedad generalizada,

si tú vas a terapia triste o mal o vacío,

primero, estás evitando que te vayan a medicar

y segundo, ahorrándote luego un tratamiento

muchísimo más prolongado y un sufrimiento más grande.

Vosotros diríais, por ejemplo,

que es positivo contar en redes sociales

que tienes una situación mental alterada en ese momento.

-Depende del tono, imagino.

Si es desde la romantización, que está un poco fuera de lugar,

porque puedes hacer mucho daño a otras personas

y a ti misma también.

Pero sí que creo que hay que exponerlo de cierta forma,

porque hay gente que piensa que es un cuento

o lo relaciona con lo que oye, pues eso,

que ser bipolar es que hoy estoy contenta y luego estoy triste...

Y la gente termina relacionando estas cosas.

Y es muy peligroso, porque eso no es ser bipolar para nada.

Entonces, yo creo que está bien que se comente en las redes sociales,

pero de una forma más educativa

o...

Bueno, sí, para que la gente vea que la situación existe, que es real,

que está ahí y cómo funciona.

Entiendo.

¿Creéis que las redes sociales, en este sentido,

ayudan más, en líneas generales,

a banalizar o a generalizar el problema?

Es que yo no sé qué decir.

No sé qué decir de esto.

Quiero decir, como dice ella, según el enfoque.

Hay gente que creo que en redes

hace una labor maravillosa

y toca temas genial,

desde una perspectiva superconstructiva

y hablando de muchas cosas.

Y hay gente que lo hace solo para llamar la atención.

Hay mucha gente que tiene pasta y fama

y damos por hecho que eso es la cúspide

de lo que decías antes, de estar completo,

y después está en plan rollo el videoclip de Residente,

que no pasa nada, pero algo pasa, claro.

Sí, sí, sí. "Lol", ¿sabes?

Es que eso es crudo.

Hay otra cosa que es, cuando yo era más chaval,

por ejemplo, podía ser...

Empezó salir una ola de punk, rock tardío,

con gente como Blink... Sí, claro.

Que al final, era un poco el rollo

que a día de hoy ha acabado en el "sad boy".

En joder, en una romantización por parte de artistas

como Lil Peep y Tentación,

Dios les tenga en su gloria,

que al final venden un poco eso, la idea de "sad boy", de tal...

¿Vosotras qué creéis, que eso hace bien, hace mal?

¿Puede haber alguien que lo malinterprete

como lo que mola es...? Un poco los emos de nuestra época.

Yo, como exemo, porque yo he sido emo...

Vale.

cuando tenía 13, 14.

Emo de: # In through the moon sun #

Sí, era una emo, pero no os imagináis,

de muñequera de Tokio Hotel.

Lo más. ¿Y esos pelujos también? Sí.

Me encantaban los pelujos.

Los pelos y las pintas. Imaginaos mi madre.

Bueno, yo creo que en la adolescencia

se buscan iconos o ídolos en los que guiarte.

Están buscando tu identidad constantemente.

Entonces, en la adolescencia

hay mucho cambio de humor, de sentimientos,

de emociones, te vas conociendo,

vas entiendo cómo funcionas en el mundo,

si formas parte, si no...

Entonces, si tú, en ese momento, te relacionas más

con cosas más tristes, vas a buscar ese tipo de iconos.

Que yo creo que está bien en pequeña proporción,

de decir: "Me identifico con este estado actualmente".

Pero claro, para luego ir como trabajándolo, superándolo.

Ya hay iconos que básicamente, como lo que has dicho,

que romantizan mucho.

Inés, una cosa, ¿cómo podríamos ayudar...

nosotros, que nos está viendo toda España, esperemos,

a identificar estas cuestiones cuanto antes para lanzarlo?

Vamos a aprovechar que tenemos redes sociales

para dar un mensaje guay.

Al final, en cuanto hay problemas o cambios

en los patrones de alimentación, de sueño,

estamos más cansados o más activos de la cuenta,

en cuanto notamos que algo es distinto,

que tenemos problemas a nivel interpersonal,

que perdemos motivación,

o la ansiedad, que es muy obvia, es muy incapacitante.

La depresión suele ser más insidiosa o, a veces, la ansiedad va antes.

Empecemos a hablarlo con nuestros amigos,

con nuestras parejas, con nuestros padres,

a veces puede ser y, a veces, nos van a decir

que nos callemos y aguantemos.

Pero podemos pedir una primera consulta con un psicólogo,

que nos haga una evaluación y que nos diga...

Yo, muchas veces, hay a pacientes que les digo:

"Ahora mismo no necesitas una psicoterapia,

ni mucho menos una medicación".

Y ya está, te quedas mi contacto, y si esto va a más,

podemos empezar una psicoterapia.

Pero creo que tenemos que estar atentos

a si lo que estamos sintiendo...

Imagínate, si estamos sintiendo insomnio,

pues es todas las noches, es cuando me ha pasado algo en el trabajo,

a qué es debido.

Preguntarnos continuamente

y crear espacios en nuestra vida para preguntarnos.

Para la reflexión. Totalmente.

Qué bueno esto.

Ve en el metro y pregúntate por qué te pasa lo que te pasa.

No te pongas con el Instagram.

¿Puede que el COVID haya causado un impacto positivo en este sentido?

Porque la gente, de pronto, se ha visto con ella...

Al principio sí, ahora creo que no.

No hay nada positivo.

Y muy rápido, que tiene que ver con vuestro campo especialmente.

¿Qué pasa con los memes? ¿Son terapéuticos o no?

A ver...

A ver.

Mira, mira lo que tengo por ahí.

Hay memes y memes.

# Culomala... #

Para mí eres "Culobuena", te lo tengo que decir.

Sí, un poquito.

Pues a ver,

considero que los memes pueden ayudar bastante al desarrollo personal.

No tanto como una terapia

o solucionar un trastorno,

porque eso me parece que hay que acudir a un profesional.

Pero sí que pueden ser buenos para el desarrollo personal.

Y como para plantearte ciertas cosas, de decir:

"¿Esto por qué me pasa? ¿Por qué hago esto?".

Cuestionarte un poco. Qué bueno este.

"¿Te gustan los filtros de Instagram o no te gustas tú?".

Para preguntárselo, porque ahora se ha puesto una corriente,

una apoplejía, con las pestañas, las pecas, el morro así...

Yo, con mis pacientes, hago alusión a memes.

El meme del volantazo, el que era...

Es que lo he usado con más de dos pacientes.

Y nos morimos de la risa. Pero es que representa muy bien.

O el meme del perro, lo usamos.

Es una descripción gráfica total.

Es una representación cultural que nos une

y que es una manera de sublimar el dolor, el sufrimiento

y que cuando nos reímos de nosotros mismos

y encima es algo que podemos compartir a nivel social,

nos separamos del dolor, lo podemos ver desde fuera

y entendemos que no somos solo ese problema, que somos mucho más.

Yo creo que de alguna manera nos libera.

Yo estoy muy a favor de los memes.

-Yo he recibido privados de gente

que me ha dicho que mis memes le han ayudado.

Una psicóloga me ha dicho:

"Que sepas que hay memes tuyos que pongo en terapia".

-A mí me siguen un montón de psicólogos.

Yo es que alucino. -Nos ayudáis.

Y nos hacéis reírnos muchas veces,

que también a nosotras nos pasan cosas.

¿Sabéis quién no nos ayuda demasiado,

pero le tengo que dar el espacio?

Porque si no insistimos, claro...

A ver qué tiene que decir el bocata este.

No sé por qué esto está aquí.

Mucho decir que durante el confinamiento la gente se ha puesto

mal de la cabeza o se ha puesto peor.

Pero no estáis dando soluciones,

porque el verdadero culpable hay que señalarlo.

El verdadero culpable es Bill Gates,

y aquí, todos a poner: "Qué mal de la cabeza estoy",

desde vuestros ordenadores Windows y a cancelarme.

No, no, no, a mí no, a mí no me engañáis.

Bueno, pura retórica.

Menos mal que tenemos un parchecito de Kil Gore,

que nos ha preparado un vídeo. El "Kill Gore".

Exacto, el "Kill Gore", que es "mata al gore".

Le faltaría una "L", pero lo tenemos.

Vamos allá.

Me hace las mismas preguntas cada semana.

"¿Qué tal el trabajo?".

"¿Has tenido pensamientos negativos?".

Yo solo tengo pensamientos negativos.

"Hola. El superconsejito para esas personitas que están tristes".

"Os tenéis que poner la manita en este lado del pecho".

"¿Sientes eso? Se llama corazón, y significa que estás vivo".

"Así que no puedes estar triste porque empieza el superweekend".

-"Anímate, hombre, que te noto tristón".

"Te sigo por las redes y te noto tristón".

"Tranquilo, hombre, ya te saldrá novia".

"Primo, ya te saldrá novia".

"(SILBA)".

("Hooked on a feeling", Blue Swede)

# Hooked on a feeling. #

Bueno, vamos a aterrizar un poco todas estas cosas.

"Kill girl". "Kill girl".

"I belong to Jesus"

y "I belong to" no al autodiagnóstico.

¿Qué piensas tú de esto un poco, Darío?

Mal. Mal, mal, mal.

¿Estás triste? No estés triste, venga, fiera.

Vamos, vamos. Te cuidas.

Vamos para arriba. Esto va en serio.

Estamos hablando todo el rato,

hemos hecho referencias a celebridades

y gente que ha sufrido algún tipo de trastorno,

lo han hecho público,

pero hoy contamos con la experiencia de dos personas

que se han prestado aquí para contarnos un poco su experiencia

y también cómo nosotros tratar todo esto

y cómo saberlo atajar como nos explicaba un poco Inés.

Con lo cual, vamos a darles paso.

Pablo e Irina, muchas gracias por estar esta tarde con nosotros.

Hola, buenas. -A vosotros.

La verdad es que qué sonrisas, por favor.

Hashtag con una sonrisa eleganza. Me encanta.

Me gustaría que introdujeseis un poquito cada uno.

Si queréis, empezamos por Irina.

Pues un poco tu experiencia con la ansiedad, con la depresión.

Cómo reconociste esa situación y cómo la has resuelto

o qué tips te han podido ser útiles,

sobre todo, si la gente, cuando tú se lo decías,

pues te acusaban de alguna forma,

para poder sacar todo esto del tópico.

Pues yo empecé relativamente pequeña.

Por lo que he escuchado, tampoco es tan pequeña,

pero con 17 años más o menos.

Y bueno, me empecé a dar cuenta

porque empecé a tener muchos cambios de humor,

demasiado persistentes y como muy a lo loco, un poco exagerados.

Y entonces, de repente estaba supertriste...

Y yo soy muy extrovertida y estoy siempre supercontenta,

pero de repente, pues eso.

Y nada, me empecé a estar superdesganada con todo.

Yo siempre había sido muy activa,

siempre de estar fuera con mis amigos.

Y nada, me di cuenta de que algo no iba bien.

Entonces, en ese periodo,

como que lo asumí un poco, como que estaba experimentando muchos cambios.

Me pilló con el salto a la universidad,

entonces, creo que quizá no estaba ahí

como en un momento de estabilidad den mi vida,

y dije: "Bueno, lo asumo así".

¿Qué pasó? Que durante tres años no remontaba de eso.

Entonces, dije: "Igual sí me está pasando algo más

porque siento que estoy cambiando realmente".

Y nada, cuando ya fui como estabilizándome,

por así decirlo,

me di cuenta de que había algo que no estaba bien,

dentro de la normalidad pero que bueno,

yo sola no sabía gestionar.

También se separaron mis padres,

que aunque es verdad que de una manera supermadura

y que no ha sido algo superdoloroso.

Además, no fue algo traumático,

me refiero, con malos rollos entre ellos,

en eso he tenido mucha suerte,

pero aun así, dentro de racionalizarlo todo

y decir: "Está todo bien", algo fallaba en mí.

Entonces, dije: "Si yo sola no puedo lidiar con esto",

también, mi problema ha sido que no exteriorizo mucho las cosas.

Entonces, dije: "Quizá alguien puede ayudarme".

Y tuve un poco ahí, no un problemilla,

pero en un primer momento,

no conecté con la primera psicóloga con la que fui,

y eso fue un problema.

Y me di cuenta, con el tiempo,

que era la clave, conectar con la persona con la que te abres

y que tú quieres mejorar.

Pero la primera vez no me fue muy bien y dije:

"No me voy a rendir porque quiero salir de este bucle".

Y, al final, he estado yendo con otro psicólogo y muy bien.

La verdad es que creo que, al final, exteriorizar las cosas

y que alguien te diga que tu problema no es tan pequeño

y que la gente tiene problemas, hay que normalizarlos,

hay que exteriorizarlos, que se va a salir de ahí

y que ese es el primer paso para decir: "Qué bien".

Que no hagas pequeñito ese problema que para mí no lo es.

Gracias por contarnos tu historia.

Pablo, nos gustaría también escucharte a ti.

Sí. Yo empecé...

Bueno, yo estudiaba ADE, que no era para nada lo mío.

Y aguanté lo suficiente como para irme de Erasmus,

porque tenía ya muchos problemas, entre ellos la carrera.

Y dije: "Yo creo que si me voy fuera los problemas huirán".

Y no fue así.

Pero bueno, a la vuelta del Erasmus,

ya me di cuenta de que estaba de bajón,

con un...

Con un...

Con un ánimo bajo, no iba a clase...

Yo me despertaba por la mañanas y me decía: "Venga, voy a ir a clase".

Y no, no iba y me quedaba en la cama todo el día.

Y no era por no ir a clase, sino porque al fin y al cabo,

había vuelto del Erasmus, habían cambiado muchas cosas,

yo estaba estudiando algo que no me gustaba

y tenía que cambiar de aires y de estudios y demás.

Y me costó al principio mucho, porque igual que Irina

no lo exteriorizaba, no hablaba con nadie sobre el tema,

y al fin y al cabo, eso hace que tú mismo tardes más

en descubrir qué te está pasando

y en tomar medidas para ello.

Vosotros pensáis que es importante,

que habéis compartido vuestro testimonio,

que es necesario cuidar el lenguaje?

En el sentido de... Antes hemos ido tratando

de que hacen camisetas con la palabra "anxiety", tal...

¿Que la gente vaya por ahí echándose una mofa de los términos

no ayuda en este sentido

o estáis a favor de naturalizarlo?

-Yo creo que hay que naturalizarlo, pero con cabeza.

Al final, el lenguaje es superimportante

para todos los ámbitos de nuestra vida,

pero encima, con una persona que tiene ansiedad,

que necesita tener enfrente a alguien bastante empático,

porque si no puedes entenderte a ti mismo es muy difícil

que te entienda el de enfrente.

Hay que cuidar mucho cómo tratas a una persona con ansiedad.

Y justo lo hablabais antes, que muchas veces te produce más ansiedad,

cuando una persona te dice:

"Dime qué te pasa. ¿Por qué no me lo cuentas?".

Si yo he elegido esta vía es por algo

y cuando esté preparado te lo voy a contar.

Entonces, normalizarlo a la ligera,

normalizarlo, siempre sí.

Ahora, a la ligera y banalizar como decíamos antes, no.

Ante esto que estáis proponiendo,

me salta a mí el momento precariedad

en la salud mental pública.

"Lol".

Los dos que estáis ahí, Pablo e Irina,

habéis asistido a psicólogos privados, entiendo.

Sí.

¿Diríais que estamos ante una pequeña falta

o que tenemos, por así decirlo,

la duda de si existen terapias gratuitas?

Como por ejemplo, donde estás tú metida ahora, que es...

-Necesito terapia.

Necesito terapia, que ahí ofrecen ayuda para jóvenes.

A lo mejor estamos desinformados en ese sentido,

porque no solo es normalizarlo o no,

pero a lo mejor, la gente que no tenga tantos recursos

como para poder acceder

a una terapia de estas características, ¿cómo...?

Yo necesito hablar ahora mismo. Vale.

Desde hace aproximadamente dos años, la OMS...

ha dicho que la depresión es

la primera causa de incapacidad en el mundo,

por delante de las enfermedades coronarias.

"Lol".

Entonces, ¿por qué no lo tratamos en la Seguridad Social?

Porque, según yo creo,

quienes tienen que...

Exactamente, porque cuesta dinero.

Pero al final...

Tenemos unas políticas económicas que miran el beneficio a corto plazo.

Si empezamos a llevar a las personas que sufren trastornos mentales

a terapia ahora mismo,

a la larga, vamos a crear una sociedad más sana y estable,

más productiva, porque no van a coger bajas.

Y además, cuando tratamos la salud mental de una persona,

el efecto es sistémico.

Si un padre de familia, una madre, un hijo tiene una depresión,

eso va a afectar a toda la familia.

Y si le ayudamos, va a aprender a comunicarse normalmente

con todo ese sistema.

Sus amigos van a aprender que también que pueden ir a terapia,

que se puede hablar de estas cosas.

Entonces, creo que estamos ante una crisis de salud mental en España

y que hace falta que en la Seguridad Social haya más psicólogos.

Por ejemplo, ahora, con todo el impacto COVID,

entiendo que convivir con maltratadores

o en escenarios muy complejos,

claro, no ha facilitado.

Y además, el tema de los recursos.

Queremos dinerito para cuidarnos la olla.

"Mens sana in corpore sano". Eso es lo que queremos.

Me gustaría, cada uno desde su campo,

que cerrásemos un poco, cómo ayudaríais

o cómo podemos contribuir a resolver ciertas cosas.

Ya sabéis que dice el proverbio chino:

"Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa".

Podemos hacer una contribución,

desde lo más pequeño hasta lo más grande.

Venga, Darío, empieza tú. Gracias.

A ver. (CARRASPEA)

Eh...

Quiero decir, no voy a descubrir el fuego ahora mismo,

pero creo que lo importante es procurar tener un ambiente sano.

Es decir,

esto que se dice que ya está muy manido

de que los amigos es la familia que escogemos,

es cierto, tú, el núcleo familiar no puedes cambiarlo.

Pero sí que puedes escoger con quién te mueves, tus amistades.

Creo que es importante elegir bien

cuál es el círculo de amigos que tienes

y poder hablar... Gracias, Darío.

Y poder comunicarte y hablar de este tipo de temas.

Si en casa no puedes, porque hay gente que en casa no puede

y es así, y cada uno es un mundo,

pero sí que poder hablarlo con tus amigos,

con tus colegas, con tus compañeros, creo que eso sí que es importante

y eso sí que está más...

Es más posible tenerlo a nuestra mano.

No siempre, pero sí que es más capaz.

Culobueno.

Yo estoy bastante de acuerdo.

Creo que tenemos que buscar...

Porque ciertos problemas que veo yo,

sobre todo en las mujeres,

en su búsqueda de como sinónimo de felicidad

es tener una relación amorosa,

es en vez de centrarnos tanto en una pareja,

buscar una red de afecto buena, que pueden ser los amigos.

Y quitarnos de cosas que nos hacen daño.

Pablo, Irina, un mensaje de una línea

para ser más constructivos en todo esto

y ayudarnos a resolver estos problemas tan contemporáneos

de la salud mental.

Yo creo que...

creer que la felicidad no es un estado mental,

no es un estado en el que puedas estar por siempre

y al que llegas, sino que son pequeños momentos,

y que los disfrutes y los aproveches y saques el jugo de ellos.

Muy buena. Irina.

-Yo creo que un poco lo que hemos dicho todos,

que exterioricemos, que normalicemos un poco,

que no es un problema, es simplemente una etapa,

un estado y que adelante.

Monstruo Espagueti, no has dicho ninguna barbaridad.

-No he dicho nada, ¿no?

No, y yo estaba esperando todo el rato la macarrada.

¡Qué fuerte!

En plan: "Ese hipotálamo, mira lo que hago con el hipotálamo,

unas mollejitas". Nada.

Y ahora, encima, voy a decir algo superhippie.

¡Joder, tía!

¡Susana, por favor! ¡Susana!

A ver, yo puedo decir cosas

que yo he descubierto que a mí me funcionan

y que me van muy bien para tener mi salud mental bien.

Vale.

Una es la meditación,

que lo he descubierto en el confinamiento

y me ha parecido la leche.

O sea, es una herramienta que te sirve para parar

el monstruo que tienes en tu cabeza hablando todo el rato.

El Monstruo Espagueti. Sí.

Y después, yo creo que una cosa tan sencilla

como cuidarte físicamente,

hacer ejercicio, tomar el sol, estirar...

No sé, es que parece una tontería, pero son cosas superimportantes.

Y otra cosa que hago es ver vídeos de gente hablando,

porque yo no voy a terapia, pero veo vídeos, como por ejemplo,

hay un señor que se llama Borja Vilsaseca, que es superbueno,

y tiene unos pedazo de vídeos en YouTube de mil horas.

Y solo escucharle es casi como hacer una terapia.

Tú escuchas, aprendes un montón...

Y lo recomiendo mucho.

Inés, has puesto aquí un poco

las directrices didácticas,

de nuestros libros de psicología para "dummies",

que esto me está gustando mucho, porque hemos salido de esas líneas.

Pero bueno, un cierre de una línea que lo deje todo esto más arriba

que España, que está arribísima siempre.

Voy a intentarlo.

Yo lo que diría es que nos responsabilicemos

de nuestra salud mental. -Exactamente.

-Toma las riendas de lo que te pasa,

y de ahí, como dice Irina: habla más con tus amigos, esfuérzate.

El ser humano se caracteriza por ser un ser en continuo desarrollo.

No somos los mismos que hace diez años,

ni somos los mismos que seremos dentro de diez años.

Entonces, asumamos esa capacidad que tenemos

de evolución, de cambio

y que vayamos al psicólogo.

Y entender que el psicólogo no es la panacea,

que los cambios los tenemos que hacer fuera.

Totalmente.

Y una cosa que hablo con mis pacientes y es:

dejar de pensar tanto en qué nos va a ofrecer la vida

o qué podemos obtener de la vida

y empezar a pensar un poco qué le puedo yo ofrecer a la vida.

O sea, cuál es mi sentido aquí, y mirar un poco hacia fuera.

-Sí.

-Yo creo que hay que sustituir

el sentimiento de culpa por responsabilidad.

Y que, a partir de ahí, se empiezan a cambiar las cosas.

Culpa por responsabilidad.

Chicas, hemos tenido ya... "Chicx".

Mensaje sin género.

Ya lo dije el otro día, no hay problema.

Nos ha servido de terapia. Yo me voy feliz de la tarde de hoy.

No sé si os ha gustado estar aquí.

Mucho. Muy bonito.

Yo me voy directa a meditar, muy buena onda, muy buena vibra.

Nos tenemos que marchar ya.

Cuidaos mucho, hidrataos, dadle a la olla,

buscad vuestros espacios de reflexión

y como decía La Más Grande, Lola Flores:

"Hay que hacer todo con método".

Síguenos en redes sociales para más temas interesantes,

que esto es que no para de crecer, es que no para de crecer.

¡Mira, te tiro un boli! ¡Hala!

Gracias, chicas. Gracias.

¡Uuuh!

Depresión, ansiedad, ¿o simplemente lloricas?

No nos podemos olvidar de la parte de la salud mental, que al final es la que lo vertebra todo. Es muy interesante ver cómo la serie toca un tema tan controvertido y tan tabú en nuestra sociedad. Sin complejos aborda temas como la psicosis o el tratorno bipolar, que parece sufrir la protagonista. Tampoco se le escapa el tema de las drogas, pero no como algo recreativo, sino como una lacra que sigue afectando a muchisma gente. Viéndolas como un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades mentales y dejando de romantizarlas como algo de estrellas del rock. En definitiva, toda una declaración de intenciones de su creador Sam Levinson, que no te puedes perder.

PLAYZ

anterior siguiente