Enlaces accesibilidad
Incendios forestales 2022

España cierra su peor año de incendios: cuatro de cada diez hectáreas quemadas en la UE fueron en suelo español

  • El fuego ha arrasado casi 310.000 hectáreas en España en 2022, según datos de EFFIS

La superficie quemada en la Unión Europea triplica la media de la última década

Por
Efectivos de bomberos trabajando en la extinción de un incendio forestal en A Cañiza, Pontevedra
Efectivos de bomberos trabajando en la extinción de un incendio forestal en A Cañiza, Pontevedra EFE/Sxenick

A mediados de año ya saltaron las alarmas: 2022 sería un año muy negro para España en lo que a incendios forestales se refiere. Y no solo ha sido un mal año, sino el peor del siglo: en las últimas dos décadas España no había vivido una oleada de incendios de tal magnitud.

En 2022 han ardido en la Unión Europea 786.049 hectáreas, según los datos a cierre de año del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS) a partir de los satélites del Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea Copernicus. El 39% pertenecen a España, que con casi 310.000 hectáreas arrasadas -una superficie similar a la de la provincia de Álava que supone cuatro veces más que la media de 2006 a 2021- es el estado miembro más castigado por las llamas este año.

Las hectáreas arrasadas por el fuego en España duplican a la superficie quemada en Rumanía, el segundo país más afectado por los incendios forestales en la Unión Europea con cerca de 155.000 hectáreas arrasadas. Le siguen Portugal con más de 104.000 hectáreas afectadas, Francia con más de 66.000 hectáreas abrasadas e Italia con casi 59.000 hectáreas quemadas.

Y los incendios forestales no solo tuvieron preocupantes consecuencias a nivel forestal. EFFIS también utiliza las imágenes satelitales para calcular las emisiones a la atmósfera a raíz de los fuegos. Según estas estimaciones, el impacto superó los 28 millones de toneladas de CO2, de las cuales casi la mitad -11 millones- se emitieron desde España.

 

Las cifras de EFFIS llevan a España a su peor registro en lo que va de siglo, y el quinto peor dato desde que existen registros. Considerando esas 310.000 hectáreas forestales arrasadas por las llamas, España ha registrado 3,5 veces más superficie quemada que en 2021 y está muy por encima de las alrededor de 67.000 hectáreas abrasadas de media cada año entre 2006 y 2021.

Los cálculos a partir de los datos de EFFIS muestran que, hasta el 30 de diciembre, se han registrado 450 incendios forestales que superan las más de 30 hectáreas arrasadas. Esta cifra casi triplica al número de incendios de media entre 2006 y 2021 y es muy superior al número máximo de incendios alcanzados en este periodo.

Las cifras del Gobierno -a partir de los registros provisionales de las Comunidades Autónomas- a 30 de noviembre estiman la superficie arrasada por las llamas en cerca de 270.000 hectáreas.

Los peores incendios forestales de 2022

El verano de 2022 ha destacado por ser uno de los más calurosos y secos, y su temporal puso en alerta a muchas localidades, pues había un alto riesgo de incendios. De acuerdo con EFFIS, a mediados de 2022, con la llegada de la primera ola de calor, ya quedaron abrasadas más de 200.000 hectáreas quemadas y se superó el máximo de 2021.

El primer gran incendio forestal del verano se registró en Pujerra (Málaga) el 8 de junio. Unas 3.500 hectáreas fueron arrasadas y alrededor de 3.000 personas, evacuadas. Apenas tres días después daba comienzo a la primera gran ola de calor estival y fue cuando 2022 superó el máximo del año anterior. La ola de calor duró una semana y dejó decenas de incendios que afectaron a 23 provincias españolas.

Pero la provincia más castigada por las llamas en este 2022 ha sido Zamora. Uno de los incendios más destructivos del año tuvo lugar entre las localidades zamoranas de Losacio y Tábara: se inició el 17 de julio y sus llamas no se extinguieron hasta el 14 de agosto. El fuego se cobró la vida de cuatro personas y se extendió hasta la Sierra de la Culebra. La causa del incendio fue una tormenta seca, que no era la primera en la zona.

Apenas un mes antes, el 15 de junio, el conjunto montañoso había afrontado otro gran incendio en su enclave, entre Ferreras de Arriba y Sarracín de Aliste otra tormenta seca causó las llamas que arrasaron la Sierra de la Culebra hasta ser sofocadas nueve días después. En el margen de un mes, Zamora vio cómo el fuego arrasaba 56.000 hectáreas, el 6,5% de su superficie.


Los incendios de Tábara y Ferreras de Arriba encabezan el listado de los incendios forestales más grandes del siglo XXI. Puedes consultar el resto de grandes incendios registrados en el siguiente buscador: