Enlaces accesibilidad

Arrimadas insiste en que la moción en Madrid no estaba en sus planes: "Aguado no es presidente porque no quiere"

  • "Podía haber presentado una moción de censura en cualquier momento y el PSOE le hace presidente", afirma
  • Niega una negociación encubierta con el PSOE o con La Moncloa para derrocar al PP en otras regiones

Por
 Inés Arrimadas
Inés Arrimadas, durante un acto de homenaje a las víctimas del terrorismo el pasado jueves. EFE

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha defendido que si el exvicepresidente madrileño Ignacio Aguado no es presidente de la Comunidad de Madrid es “porque no ha querido” y “porque su ética se lo ha impedido”, porque “podía haber presentado una moción de censura en cualquier momento y el PSOE le hace presidente” en ese caso. Pero ha insistido en que el partido solo ha tenido intención de presentar una moción de censura en Murcia y no en Madrid debido a las presuntas irregularidades en la vacunación.

En sendas entrevistas en Onda Cero y en Telecinco, Arrimadas ha dejado claro que Aguado contaba con el apoyo del PSOE para ser presidente en caso de presentar una moción de censura, pero ha insistido en que nunca han querido porque la "ética" y la "moralidad" de Ciudadanos les obliga a presentar una moción exclusivamente donde hay "corrupción".

“Si hubiésemos querido hacer una moción de censura en Madrid, la hubiéramos hecho y a la vez que en Murcia, pero no la hemos hecho porque no hemos querido, por ética y porque no es bueno hacerlo”, ha incidido y ha asegurado que “Aguado puede estar orgulloso de haber aguantado y cumplido su palabra. Otros la han roto y han convocado elecciones”. Ha criticado así la decisión de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de romper el Gobierno con Ciudadanos y adelantar elecciones al 4 de mayo -algo que está en manos de los tribunales-.

Niega una negociación encubierta con el PSOE para derrocar al PP

Arrimadas ha descartado que hubiera una negociación encubierta con el PSOE para derrocar al PP en las regiones donde gobierna con Ciudadanos. Respecto a si hubo una interlocución con el secretario general de la Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez, Félix Bolaños, Arrimadas ha afirmado que la interlocución con él “es directa desde el principio de la pandemia”, al igual que con el secretario general del PP, Teodoro García Egea. “Igual que yo hablo con Pablo Casado o con Pedro Sánchez, es la normalidad y no tiene nada que ver con lo de Murcia. Lo de Murcia parte de la iniciativa de nuestros compañeros de Cs”, ha incidido.

"¿Sánchez hubiera querido una moción de censura en Madrid? Seguro. ¿La hemos hecho? No, porque queremos dormir con la conciencia tranquila", ha incidido la presidenta de Cs, quien ha descartado que su partido haya hablado con La Moncloa para tratar sobre la moción de Murcia o de un movimiento similar en otras regiones.

Ha incidido en que el PSOE siempre les ha dicho “en privado y públicamente” que querían hacer una moción de censura tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid y ha recordado que los socialistas han presentado una en Castilla y León que Cs “va a tirar para atrás”. Sobre la negociación con el PSOE para presentar una moción de censura conjunta con Cs en Murcia, ha dicho que la negociación duró "poco".

El PSOE quería que hiciéramos esto en todas las autonomías, claro, lo han dicho públicamente, pero no lo hemos hecho (...) el PSOE, en todos los lugares donde gobernamos con el PP, llevan desde el principio diciéndonos que rompamos los Gobiernos, eso no es nuevo”, ha zanjado.

"Ayuso necesitaba una excusa"

Arrimadas ha criticado que "la única que ha interpretado" que Ciudadanos iba a ir contra el PP en Madrid ha sido Díaz Ayuso. "Necesitaba una excusa, llevaba queriendo adelantar las elecciones desde el principio de la legislatura", ha aseverado. Por contra, Ciudadanos no se lo planteó porque la de Madrid era una Comunidad "que funcionaba bien", no como la de Murcia, donde ha acusado al PP murciano de "tapar" la presunta corrupción en la suministración de las vacunas.

Una vez más, Arrimadas ha insistido en que habló con Casado por teléfono para hablar sobre la moción de censura en Murcia: "Le dije 'esto es Murcia' y él me dijo 'vale, vale, pues seguimos adelante con todo lo demás'". Sin embargo, el presidente del PP apoyó la decisión de Díaz Ayuso de romper con Cs y convocar elecciones. 

Por último, ha vuelto a defender la decisión de su partido de mover ficha en Murcia, de donde son -según ha dicho- 470 de los 500 cargos o allegados de cargos públicos que se han vacunado sin que le correspondía en el caso del "vacunagate".

Así, ha acusado al PP murciano de haber incumplido, según ella, el acuerdo de Gobierno de la coalición en materia de transparencia, "tapando 200 carpetas con irregularidades" que han llevado a Cs a "ir a la -Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía- UDEF". "El PP de Murcia ha presentado una querella contra nuestro compañero, que ha investigado la corrupción", ha denunciado Arrimadas, quien ha criticado que los 'populares' en esta región no solo no cumplen con el acuerdo de Gobierno sino que "te hacen espionaje, te amenazan". "Nosotros somos buenos socios pero no somos buenos cómplices", ha zanjado.

Noticias

anterior siguiente