Enlaces accesibilidad

Muere Olivia de Havilland, estrella del Hollywood clásico, a los 104 años

  • Ganó dos Oscar a mejor actriz protagonista por La vida íntima de Julia Norris y La heredera
  • Fue miembro del reparto de Lo que el viento se llevó, película por la que estuvo nominada por la Academia

Por
Muere Olivia de Havilland a los 104 años

La actriz británico-estadounidense Olivia de Havilland, una de las protagonistas de la legendaria Lo que el viento se llevó (1939) ha muerto a los 104 años de edad por causas naturales en París, Francia, donde residía hace más de 60 años, según ha confirmado su publicista Lisa Goldberg.

De Havilland nació en 1916 y fue ganadora de dos premios Oscar a mejor actriz protagonista por La vida íntima de Julia Norris (1946) y La heredera (1949). Además, su participación en la película Lo que el viento se llevó en el papel de Melanie Hamilton,  le valió una nominación al Oscar a mejor actriz de reparto. 

Nacida en Tokio de padres británicos

Hija de una familia británica que residía en Japón por motivos laborales, Olivia de Havilland nació en Tokio en 1916. La familia regresó poco después a Inglaterra pero tras la separación del matrimonio, De Havilland se trasladó a Estados Unidos con madre y con su hermana, la también actriz Jean Fontaine, con quien mantuvo una tortuosa relación personal. 

Tras dar sus primeros pasos en el teatro, el director Max Reinhardt la descubrió en una representación de El sueño de una noche de verano y le ofreció un papel para la versión cinematrográfica de la obra de Shakespeare que dirigió en 1935. 

El estudio Warner Brothers, impresionado con su talento, le ofreció un contrato de siete años, como era costumbre en la época

Junto al actor Errol Flynn protagonizó una serie de películas de aventuras, como El capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936) o Robin de los bosques (1938), que le dieron gran popularidad.

La vida de Olivia de Havilland, en imágenes

anterior siguiente
9 Fotos 1 / 9 ver a toda pantalla
  • Olivia de Havilland y Vivien Leigh, a su llegada a Atlanta para el estreno de 'Lo que el viento se llevó'.

    Muere Olivia de Havilland

    Olivia de Havilland y Vivien Leigh, a su llegada a Atlanta para el estreno de 'Lo que el viento se llevó'.

  • La actriz posa con el Oscar logrado por su papel protagonista en la película 'La heredera'.

    Muere Olivia de Havilland

    La actriz posa con el Oscar logrado por su papel protagonista en la película 'La heredera'.

    AFP

Consagración con 'Lo que el viento se llevó'

Pero su gran salto llegó en 1939, con Lo que el viento se llevóen la que interpretó el personaje de Melanie, que le valió la primera de sus cinco nominaciones al Oscar. "Me sentí muy atraída por Melanie, era una personalidad compleja, en comparación con las heroínas que yo había interpretado una y otra vez", diría años después la actriz.

A pesar de la popularidad que le otorgó Lo que el viento se llevó y el prestigio de la nominación al Oscar, De Havilland no consiguió los papeles a los que aspiraba, lo que provocó diferencias con Warner Brothers, que la suspendió en varias ocasiones.

En 1943, la intérprete declaró que su contrato de siete años había expirado pero el estudio aseguró que aún le debía seis meses, que la actriz pasó en suspensión.

De Havilland llevó el asunto a los tribunales y venció, lo que supuso un revés para el dominio que los grandes estudios ejercían en aquel momento sobre los actores. Sin embargo, el desafío le costó caro ya que no protagonizó ninguna película en tres años.

"Todos en Hollywood creían que perdería, pero yo estaba segura de ganar. Había leído la ley y sabía que lo que hacían los estudios estaba mal", declaró en 2009 en una entrevista a The Independent.

Olivia de Havilland regresaría triunfante a la gran pantalla en 1946, con el papel de una madre soltera en La vida íntima de Julia Norris, que le valió su primer Oscar. Tres años después ganó su segunda estatuilla por su interpretación de una solterona en La heredera.

Mujeres de cine - Olivia de Havilland: La Heredera - 04/05/17 - escuchar ahora

Agria relación con su hermana, Jean Fontaine

Uno de los episodios más llamativos de la vida de Olivia de Havilland fue la agria relación que mantuvo con su hermana, Joan Fontaine, que había sido mala desde la infancia pero que pasó a un nuevo nivel cuando ambas fueron nominadas al Oscar en 1942: De Havilland por Si no amaneciera y Fontaine, que fue quien lo ganó, por Sospecha, de Alfred Hitchcock.

Cuatro años después, cuando De Havilland logró la estatuilla, Fontaine le ofreció la mano como felicitación durante la ceremonia, pero su hermana no quiso estrecharla, un momento que fue captado por los fotógrafos.

Las hermanas dejaron de hablarse definitivamente en 1975, tras la muerte de su madre. Fontaine dijo que De Havilland no la había invitado al funeral pero esta aseguró que Fontaine le había dicho que estaba demasiado ocupada para acudir.

Cuando en 2013 Jean Fontaine murió a los 96 años, Olivia de Havilland emitió un comunicado en el que aseguraba estar "conmocionada y entristecida".

En 2016, con motivo de su centenario, la actriz ofreció una entrevista a Associated Press en la que rompió su silencio sobre esta tensa relación fraterna y llamó a su hermana 'Lady Dragón'. "No puedo pensar en un solo caso en el que iniciase un comportamiento hostil, pero puedo pensar en muchas ocasiones en las que mi reacción fue de defensa ante un comportamiento desconsiderado de ella", aseguró.

Errol Flynn, compañero habitual

Olivia de Havilland rodó más de 50 películas a lo largo su carrera, nueve de ellas junto a Errol Flynn. El actor, con fama de mujeriego, al parecer trató de conquistarla, pero fue rechazado, a pesar de que la intérprete reconocería posteriormente que estaba enamorada de él.

Otros de sus papeles memorables fueron el de dos gemelas en A través del espejo (1946) o la de una paciente mental en Nido de vívoras (1948), por la que también estuvo nominada al Oscar como mejor actriz.

A partir de los años 50 comenzó a alejarse, progresivamente, del mundo del cine y se mudó a París, donde se casó con el periodista francés Pierre Galante, su segundo esposo tras el novelista norteamericano Marcus Goodrich. De cada uno de sus matrimonios nació un hijo.

Ya en los años 60 protagonizó dos películas de suspense, de gran éxito, como Una mujer atrapada (1964) y Canción de cuna para un cadáver (1964), esta última junto a Bette Davis. Poco después, se convirtió en la primera mujer en presidir el Festival de Cannes.

Su carácter combativo se mantuvo hasta el final, como prueba la demanda que presentó contra los productores de la miniserie Feud, centrada en la relación entre Bette Davis y Joan Crawford. A Olivia de Havilland no le gustó la imagen que de ella se ofrecía, sobre todo por una escena en la que llamaba "puta" a su hermana, algo que negó en la posterior demanda contra FX.

Medalla Nacional de las Artes de EE.UU. en 2008, dos años después, fue nombrada Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa y en 2017, Dama del Imperio Británico. Y aunque no asistió a la ceremonia, hizo público un breve comunicado en el que mostraba su orgullo por recibir ese reconocimiento por parte de la reina Isabel II de Inglaterra. 

Noticias

anterior siguiente