Enlaces accesibilidad

Olivia de Havilland y otras estrellas de Hollywood que aún brillan

  • Olivia de Havilland, ganadora del Oscar por Lo que el viento se llevó, tiene 103 años

Por

Olivia de Havilland es la última gran estrella del Hollywood de los años 30, 40 y 50. EFE

Con la muerte de Kirk Douglas a las 103 años, se ha ido otra de las grandes estrellas del firmamento del Hollywood dorado, que en los últimos años ha perdido a otros iconos, tales como, Maureen O'Hara o Debbie Reynolds.

Pese a que su estrella se haya apagado, muchos de los mitos del Hollywood dorado, especialmente mujeres, aún viven, aunque lo hagan retiradas desde hace años del calor de los focos, como por ejemplo Olivia de Havilland, Julie Andrews, Kim Novak, Shirley MacLaine, o Joanne Woodward; todas ellas grandes divas de la época dorada de la industria del cine que aún siguen entre nosotros.

Olivia de Havilland, última gran estrella del Hollywood clásico

A sus 103 años, aún brilla la gran Olivia de Havilland (1916), una de las estrellas más rutilantes del Hollywoood de los años 40, década en la que logró los dos premios Oscar que tiene en su haber a mejor actriz, por Vida íntima de Julia Norris (1946), de Mitchell Leisen, y La heredera (1949), de William Wyler. En esos años también acaparó otras tres nominaciones por Nido de víboras (1948), Si no amaneciera (1941) y como mejor actriz de reparto por su inolvidable Melanie Hamilton de Lo que el viento se llevó (1939).

La actriz dejó apartado el cine para dedicarse a la emergente televisión en los años 60 y, tras algunos papeles a finales de los 70 y los 80 (Anastasia, 1986), ha vivido prácticamente recluida. Una de sus últimas apariciones fue en 2003 para presentar un premio en la 75 edición de los Oscar.

Cuando Olivia de Havilland en 1941 se quedó sin el Oscar fue porque se lo arrebató su hermana -con Sospecha-: Al recoger el premio, Joan rechazó las felicitaciones de su hermana Olivia y a esa época se remonta la mala relación que se dice que inspiró en 1962 a Robert Aldrich para la historia de ¿Qué fue de Baby Jane?, con Bette Davis y Joan Crawford.

Otros mitos vivientes en activo

En 1930 nació otra de las divas del Hollywood dorado y musa de Alfred HitchcockTippi Hedren, de 90 años y madre de Melanie Griffith. La actriz estadounidense protagonizó películas míticas del genio británico como Los pájaros (1963), por la que ganó un Globo de Oro, y Marnie, la ladrona (1964), aunque al enfriarse su relación con el cineasta, éste intentó evitar que fueran contratada por otros productores. En 1967 participó en la última película de Charlie Chaplin, La condesa de Hong-Kong, y sigue en activo, con varias películas que actualmente están en post o pre-producción. Su último título es Return to Babylon (2013), una película dedicada precisamente a los escándalos y vidas decadentes de las estrellas de cine de los años 20.

Otro de los sex symbol de la época dorada de Hollywood es Kim Novak, nacida en 1933. y a la que el estudio RKO le cambió su nombre real, Marylin, para evitar las comparaciones con la Monroe. Entre sus películas más memorables están Picnic (1955), El hombre del brazo de oro (1955) y Vértigo (1958) y, tras varios papeles en películas no demasiado buenas, tuvo un importante resurgir en los 80 en la exitosa serie televisiva Falcon Crest. Ahora vive retirada con su marido en un rancho de Oregon criando caballos y llamas.

Con 85 años y un Oscar (La fuerza del cariño, 1983), Shirley MacLaine debutó en el cine en 1955 con Alfred Hitchcock en Pero... ¿quién mató a Harry? y luego protagonizó películas tan míticas como El apartamento (1960) e Irma la dulce (1963), ambas de Billy Wilder y junto a Jack Lemon. Ha seguido trabajando de forma continuada y tiene varios proyectos en marcha; su último trabajo en 2013 es La vida secreta de Walter Mitty.

Con 84 años, la inglesa Julie Andrews tiene en su haber un Oscar por Mary Poppins que le arrebató en 1964 a Debbie Reynolds, en el que fue el primer papel de esta actriz que comenzó su carrera profesional como cantante. Volvió a ser nominada al año siguiente con Sonrisas y lágrimas, la película que le lanzaría al estrellato hollywoodiense, tras lo que participó en títulos como Cortina rasgada (1966) o Víctor Victoria (1982), junto a su marido Blake Edwards. Andrews sigue en activo a día de hoy, dedicada especialmente a poner su voz a personajes del cine de animación de cintas como Gru, Mi villano favorito (2010) o Shrek, felices para siempre (2010).

No se podía cerrar este capitulo de divas de Hollywood sin repasar la carrera de otro de los grandes nombres del estrellato, la italiana Sofía Loren, de 85 años. Sus trabajos con Vittorio de Sica y Marcello Mastronianni la lanzaron a la fama internacional y a ser una de las actrices más requeridas en el Hollywood de los 50, donde protagonizó títulos como Deseo bajo los olmos (1958) y Orgullo y pasión (1957), aunque el Oscar le llegó por una película italiana, Dos mujeres (1961), convirtiéndose en la primera intérprete en lograrlo con un papel no en inglés. La italiana recibió un Oscar honorífico en 1991 y sigue trabajando.

Noticias

anterior siguiente