Enlaces accesibilidad

Día Internacional de los Humedales

Pozos ilegales y cambio climático, las grandes amenazas de los humedales en España

  • Las Tablas de Daimiel y Doñana son dos de los humedales más afectados por la sobreexplotación de los acuíferos
  • Este domingo se celebra el Día Internacional de los Humedales, que recuerda la fragilidad de estos ecosistemas

Por
El 92% de los humedales españoles necesitan mejoras en su conservación

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), conocido como el “Oasis de La Mancha”, podría ser dentro de poco un espejismo. Hace tan solo unas semanas, sus reservas de agua, refugio de más de 500 especies, apenas eran suficientes para cubrir el 5% de sus hectáreas inundables.

Una estampa similar se repetía en el Parque Nacional de Doñana (Huelva), calificado por un informe de la organización  World Wildlife Fund (WWF), como “un acuífero en alerta roja” al mantener de media alrededor del 20% del caudal de su agua natural, situación para la que necesitará, en los mejores casos, más de 30 años para recuperarse, según apunta un informe de la ONG.

El estado de estos humedales, dos de los más importantes de España y ecosistemas únicos en Europa, ha hecho saltar nuevamente las alarmas sobre su estado de conservación. Y, aunque se espera que su estado mejore tras las fuertes lluvias producidas por el temporal, expertos y ecologistas siguen mirando con preocupación el progresivo deterioro de estos hábitats, una crisis que arrastran desde hace décadas y que amenaza la vida de las especies residentes en estas áreas.

“Cuando un humedal se seca, con él se seca la vida de las aves y plantas que dependen de sus aguas. Estos ecosistemas son únicos, pero están colapsados y heridos de muerte”, ha lamentado a RTVE.es el responsable del programa de Agua de la Sociedad Española de Ornitología (Seo/BirdLife), Roberto González, con motivo del Día Internacional de los Humedales, una conmemoración que pretende reconocer la fragilidad y riqueza de dichos hábitats.

González señala como principales responsables de la sequía de los humedales españoles no solo la escasez de lluvias- agravada por el cambio climático- sino también, la sobreexplotación de acuíferos, “una política agraria desacertada” y una “demanda de agua superior a la oferta” para los cultivos de la zona, que frecuentemente se ha traducido en la proliferación de pozos, muchos de ellos, ilegales.

La sequía está poniendo en peligro el parque de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real. En este momento, menos del 5% de su superficie está inundada, algo que preocupa tanto a sus responsables como a los hosteleros de la zona.

Más de medio millón de pozos ilegales en España

“Hay un problema de origen en el modelo agrario intensivo y la planificación hidrológica. Se ha priorizado la extensión del cultivo, sin tener en cuenta la sostenibilidad del método, los rendimientos reales de ecosistemas como los humedales y la gran cantidad de agua que necesitan. Al final, ambos sistemas compiten y el humedal acaba saliendo perdedor”, considera González sobre los periodos de sequía en la Tablas de Daimiel. 

España cuenta con más de un millón de pozos y captaciones de agua en todo el territorio nacional, según una estimación oficial recogida en el Libro Blanco del Agua del entonces Ministerio de Fomento (2000), que acotó, posteriormente, las instalaciones ilegales, a más de la mitad, 510.000, en 2006. Sin embargo, según calculó Ecologistas en Acción, estas podrían bombear hasta 3.600 hectómetros cúbicos anuales, equivalente al agua que abastecería hasta 40 millones de personas.

Aunque se han realizado esfuerzos en este sentido, - el Seprona informó recientemente que habían localizado más de 1.400 pozos ilegales por toda España en cinco meses y había detenido a más de cien personas- las perspectivas no son alentadoras para los grupos ecologistas, que han pedido soluciones para los humedales.

El Parque Nacional de Doñana cumple este miércoles 50 años, los que han transcurrido desde que, el 14 de agosto de 1969, el Consejo de Ministros acordara la declaración de este emblemático espacio, cuya conservación es de especial interés dada la biodiversidad que encierra. ¿Con esta declaración y la concreción de los límites del parque en octubre de ese mismo año se protegieron las 35.000 hectáreas que constituyen "el corazón de esta joya natural y se cerró una de las historias de conservación de la naturaleza más apasionantes y épicas del siglo XX", según han destacado desde WWF.

Los trasvases, en el punto de mira

Una de las últimas propuestas por el Ejecutivo de Castilla-La Mancha para paliar la situación en Las Tablas de Daimiel ha sido la de realizar un trasvase de 20 hectómetros cúbicos de agua, equivalente a casi 6.000 piscinas olímpicas, desde el Alto Tajo-Segura.

Dicha medida, que pretendía emular el trasvase de agua que recibió el humedal en el 2010 para apagar los fuegos que asolaron el Parque durante más de cinco meses, no ha sido finalmente autorizada en su totalidad por el Ministerio para la Transición Ecológica debido a “la situación excepcional” que presentan los embalses del Alto Tajo.

40 años de trasvase Tajo - Segura - Escuchar ahora

Según explicó la institución pública, se analizaron los caudales y tras realizar el trasvase de 20 hectómetros cúbicos, los embalses de origen se quedarían por debajo del umbral de los 400 hectómetros cúbicos necesarios para su propio abastecimiento, por lo que redujo la cifra del traslado a los siete hectómetros cúbicos.

La decisión ha sido aplaudida por las organizaciones ecologistas que consideran que estas regiones “están totalmente sobreexplotadas”, por lo que “se trataría de trasladar” la situación. “Los trasvases, como ya se han demostrado en Doñana, convierten estos problemas en crónicos. Crean expectativas y una falsa realidad de abundancia que retrasa el problema, pero no lo soluciona”, considera González, comparando las situaciones de Daimiel y el Parque Nacional de Doñana.

Esta posición es compartida por WWF y Ecologistas en Acción que han apuntado a la lucha contra los pozos ilegales como prioritaria y a “la imposibilidad de otorgar nuevas concesiones” en algunas zonas. Además, piden a la Administración “adoptar medidas cautelares para evitar nuevas extracciones ilegales del acuífero” y a que, en el caso de las legales, cerciorarse de que “se cumplan las dotaciones de agua establecidas” para los cultivos.

Las organizaciones ecologistas apuestan también por llevar a cabo actuaciones contra el cambio climático, que evite la reducción de las precipitaciones, el aumento de las temperaturas y, por tanto, la perpetuación de las sequías. 

76 humedales españoles tienen niveles de presión altos

Al menos 76 de los 80 humedales que hay en España necesitan una mejora en su estado de conservación, según un informe de SEO/ BirdLife, que considera que estos reciben una presión ‘alta’ o ‘muy alta’. Además, cifra en un 54% los humedales españoles que tienen una conservación ‘muy pobre’ o ‘pobre’.

Entre los humedales en la parte más baja de la tabla se encuentran, tras Doñana y Daimiel, el Delta de l’Ebre (Tarragona), Mar Menor (Murcia), L’Albufera del Valencia (Valencia) o La Albufera de Adra (Almería).

Los humedales son uno de los ecosistemas más importantes para la conservación de la biodiversidad, albergado más de 100 mil especies. Sin embargo, en el último siglo han desparecido el 64% de los humedales de todo el plantea, poniendo en peligro a más del 40% de las especies. 

En estos últimos, amenazas como la contaminación, derivada del uso de o vertidos directos afectando, adquieren gran importancia y afectan, según la organización, a un total del 75% de los humedales.

En cuanto a los factores climáticos, el informe señala que son responsables del deterioro del 38% de los acuíferos, pero no descarta su aumento en los próximos años, debido a las previsiones del aumento de la temperatura de la Tierra.

“Los humedales no nos están dando señales, ni son síntomas de lo que va a pasar. Es ya una realidad, se secan y nos están lanzando un grito de ayuda”, sentencia González sobre estos datos. 

Un Plan Estratégico de Humedales

El Ministerio para la Transición Ecológica ha anunciado que está trabajando en un Plan Estratégico de Humedales ya que la restauración y conservación de estos ecosistemas será una de las "prioridades" de la legislatura.

El Plan servirá para "estabilizar estos espacios superando los problemas críticos que vienen padeciendo y que se agravarán debido al cambio climático", según ha explicado el Ministerio para la Transición Ecológica en un comunicado con motivo del Día Internacional de los Humedales. 

Además, asegura que el Plan será coordinado entre el Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos con el objetivo de "asegurar la conservación", y, en su caso de ser necesario, "la recuperación de humedales desaparecidos".

Noticias

anterior siguiente