Enlaces accesibilidad

El papa clama contra los "muros de indiferencia" que encuentran los refugiados en los países a los que llegan

  • El pontífice pronuncia su mensaje de Navidad e imparte la tradicional bendición Urbi et Orbi desde la plaza de San Pedro
  • Francisco pide esperanza ante las protestas en varios países de Latinoamérica y aliento para el pueblo venezolano

Por
El papa habla de las "tinieblas" del mundo, de Latinoamérica a Siria y Líbano

El papa Francisco ha vuelto a dedicar parte de su mensaje de Navidad a los refugiados para clamar contra los "muros de indiferencia" que estos encuentran en los países a los que llegan huyendo de las "injusticias" que sufren en sus países de origen antes de impartir desde la logia central de la basílica de San Pedro la bendición Urbi et Orbi.

En un mensaje en el que también ha pedido "esperanza" ante las protestas de Latinoamérica y "ánimo" para Venezuela y en el que ha repasado como viene siendo habitual los conflictos abiertos en todo el mundo, el pontífice se ha detenido en subrayar que es la "injusticia" la que obliga a los refugiados y migrantes "a atravesar desiertos y mares, transformados en cementarios".

"La injusticia les fuerza a sufrir abusos indecibles, esclavitudes de todo tipo y torturas en campos de detención inhumanos. La injusticia les niega hogares donde podrían tener la esperanza de una vida digna y les hace encontrar muros de indiferencia", ha señalado el papa este 25 de diciembre, día de Navidad.

Mención a las protestas en Latinoamérica

El papa Francisco también ha pedido este miércoles esperanza "para todo el continente americano, donde diversas naciones están pasando un período de agitaciones sociales y políticas" y aliento para "el pueblo venezolano largamente probado por las tensiones" para que no le falte "el auxilio que necesita".

Por ello pidió que "el pequeño Niño de Belén (...) bendiga los esfuerzos de cuantos se están prodigando para favorecer la justicia y la reconciliación, y se desvelan para superar las diversas crisis y las numerosas formas de pobreza que ofenden la dignidad de cada persona".

Francisco se había referido solo a las crisis desatadas en Latinoamérica en el vuelo de regreso de Japón el pasado 27 de noviembre cuando dijo que "hay Gobiernos débiles que no han conseguido poner orden y paz", y se mostró partidario de "llamar al diálogo, a la paz, para que se resuelva los problemas", informa Efe.

En su repaso por los conflictos actuales, el papa recordó la guerra en Siria, la situación en Líbano e Irak y mencionó también a aquellos que son perseguidos a causa de su fe y "especialmente los misioneros y los fieles secuestrados, y para cuantos caen víctimas de ataques por parte de grupos extremistas, sobre todo en Burkina Faso, Malí, Níger y Nigeria".

Noticias

anterior siguiente