Enlaces accesibilidad

David Galán: "El concepto 'superhéroe español' nos parece ridículo"

  • El cineasta publica su primera novela: Orígenes secretos
  • La historia de un asesino en serie que imita los orígenes de los superhéroes

Por
Book-Tráiler de 'Orígenes secretos', de David Galindo

Prolífico cineasta, David Galán Galindo es autor de algunos de los cortos éspañoles más premiados de los últimos años (CurvasPush UpHostiableRigorLa apuesta de Pascal), además de haber participado, como director, en dos largometrajes colectivos (Al final todos mueren y Pixel Theory) y también es uno de los guionistas más solicitados de la televisión (Sé lo que hicisteis..., En el aire). Ahora publica su primera novelaOrígenes secretos. Los héroes no existen (Stella Maris), que ha sido comparada con Seven, aunque si en la película el asesino imitaba los siete pecados capitales, en este libro hay una original vuelta de tuerca.

Pero mejor que nos lo cuente el escritor: "David, un joven policía recién llegado a Madrid, se enfrenta a un asesino en serie que recrea los orígenes secretos de los superhéroes. Como él no tiene ni puñetera idea del tema, acaba colaborando con Jorge Elías, un friki dueño de una tienda cómics, para que le ayude a adentrarse en la mente del asesino y poder atraparlo".

"Yo lo que de verdad quería -añade David- es poder contar historias de superhéroes, pero sé que en España no nos creemos a los superhéroes españoles. Importado a Spain el concepto “superhéroe” nos parece ridículo. Dolmen acaba de reeditar Iberia Inc una maravilla que es lo más cerca que hemos estado de verdad de algo así. Pero lo cierto es que compramos vorazmente superhéroes americanos pero no queremos oír hablar de superhéroes por la Gran Vía".

"Sin embargo -continúa el autor- otros géneros como el terror o el thriller sí han logrado entrar en nuestro imaginario autóctono. Así que me dije: no queréis leer sobre superhéroes patrios pero sí queréis leer thrillers. Vale. Pues os vais a cagar. Y de ahí surgió la idea de hacer una novela negra, vertiente serial killer con los superhéroes de telón de fondo. El hecho de que sean los orígenes en concreto tiene que ver con las intenciones del asesino".

Los protagonistas

Portada de 'Orígenes secretos. Los héroes no existen'

Portada de 'Orígenes secretos. Los héroes no existen'

El autor nos presenta a los principales protagonistas: "David es un policía joven, guapo y con un gran sentido de la responsabilidad. Forofo del Atlético de Madrid es, en contraposición a Jorge Elías, un tío normal. Nunca ha entrado en una tienda de cómics. Es probable que no supiese que existían antes de conocer a Jorge".

"Jorge Elías -continúa David- es un friki orondo, con gafas de pasta y un conocimiento enciclopédico de un montón de cosas que David cree que no sirven para nada (cómics, películas, videojuegos). Estudió Filosofía en la universidad lo que ya nos indica lo soñador que puede llegar a ser!.

"Cosme -añade el escritor- es el padre de Jorge y compañero de David. Es un policía veterano al que obligan a jubilarse contra su voluntad. Antes de que le retiren logra al menos involucrar a su hijo en la investigación, a ver si por fin hace algo de provecho".

"Y Patri es compañera de David y amiga de Jorge Elías. Policía, cosplayer y otaku, es una chica que es más probable que te rescate a ti a que necesite tu ayuda. Es el personaje más decidido y con las ideas más claras de toda la historia" -concluye David-.

Los crímenes

En Seven los guionistas lo tenían mucho más fácil para imaginarse los crímenes basados en los siete Pecados Capitales; en Orígenes secretos, David tiene que trabjárselo mucho más y los resultados son muy interesantes. "Para los crímenes -asegura David- he usado sólo los orígenes de los personajes clásicos porque son los que seguirán siendo canon dentro de 50 años. Su vigencia viene de que son los auténticos, los primigenios. Además, me atraía la idea de hacer un poco de pedagogía con las nuevas generaciones a las que sólo les han llegado estos orígenes ultimatizados, rebootados y supermineralizados".

En cuanto a su origen preferido David nos comenta: "Es imposible que nadie responda a esto con otra cosa que BATMAN. Es el origen perfecto, todo motivación y nada de poderes. Ni nucleares, ni divinos, ni nada, sólo un juramento. Pero si quisiera salir del cliché, diría el origen del Capitán América. Porque es de los pocos orígenes en los que el héroe es sujeto activo y no influye la casualidad. No encuentra un anillo de poder, ni un martillo, no hay ningún accidente (ya sea bomba gamma o araña radiactiva), NO, es él solito que decide ofrecerse voluntario a un experimento tras ser rechazado".

Imagen promocional de 'Orígenes secretos'
Imagen promocional de 'Orígenes secretos'

Imagen promocional de 'Orígenes secretos'

Sobre el origen más ridículo de un superhéroe: "No creo que ningún origen sea ridículo por más simple que sea. Con perspectiva son más ridículos cuanto más casuales sean, como el Flash de la Silver Age que le cae un rayo o a Peter Parker que le pica una araña… pero mi teoría es que cualquier origen es fantasía pura y hay que pasar por él muy por encima. Me parece bien que no se volvieran locos con eso en los cómics. Que Ang Lee se estuviera dos horas explicando el origen de Hulk me parece absurdo. Da igual cuantas explicaciones des, me lo voy a “creer” así que por favor, que salga el gigante esmeralda y empiece a repartir estopa YA, pesado".

Os garantizamos que esos crímenes basados en los orígenes de los superhéroes os darán que pensar. Pero David confiesa que no ha podido utilizar todos los que hubiese querido: "Una de las imágenes que tenía en la cabeza y me hubiera gustado usar es un cadáver dentro de un bloque de hielo gigante, como cuando Namor se encuentra al Capitán América en Avengers #4. Lo rechacé porque en realidad ese no es su origen, claro. Imaginaba a Jorge Elías explicando a David “Es como el ataúd de hielo que le hizo Camus a Hyoga en la saga de las 12 casas de los Caballeros del Zodiaco”. Poder escribir una novela en la que ese diálogo tenga cabida es para mí un gustazo. Si vuelvo a estos personajes me las apañaré para incluir esta escena como sea".

"Madrid es un personaje más de la novela"

Leer una novela en la que se hable de superhéroes y esté ambientada en Madrid es un gustazo, pero la ciudad es mucho más que un simple escenario: "Madrid es un personaje más de la novela -confiesa David-. Y es una expresión que me da mucha rabia. Cada vez que oigo “Nueva York es un personaje más” o “Barcelona es un personaje más” y luego lees la historia y resulta que simplemente ocurre allí, me siento estafado. Así que intenté que por una vez, de verdad, la ciudad, Madrid en este caso, fuera un personaje más. Por eso a Madrid le pasan cosas en la novela: despierta, duerme, sueña, recuerda… es un experimento estilístico pero creo que ha salido bien".

"Yo soy de Ávila -continúa-, una ciudad pequeña donde nunca pasa nada, y por eso para mí Madrid siempre ha sido ese lugar mítico donde estaban los rascacielos, los crímenes, los atracos, las bombas, los conciertos, los teatros, los políticos, el rey, los vagabundos… creo que es necesario venir de fuera (aunque sea de al lado) para apreciar su magia. Intenté reflejar eso, la magia de cada lugar, su mitología. Tenía en mente lo que hizo Alan Moore con Londres en From Hell, sólo que yo no soy un puto genio como él, así que el resultado será infinitamente más mediocre. Chamberí, Tirso de Molina, Gran Vía… cada lugar tiene una personalidad distinta que creé basándome en lo que la historia de Madrid me decía de él".

David Galán Galindo
David Galán Galindo

David Galán Galindo

Una novela con mucho de autobiográfico

Preguntamos a David si es difícil para un guionista de cine y televisión adaptar su estilo a una novela: "Es mucho más gratificante escribir una novela que televisión o cine -confiesa David-. Hablo del proceso de escritura. En televisión todo debe ser escrito a la velocidad de la luz, lo que a veces incluso favorece la creatividad, pero es muy estresante. Con el cine no tienes esa presión pero tienes otra: las páginas corren. Las historias deben estar acotadas en un guión de 120 páginas como muchísimo (siempre te agradecerán que sean menos). Así que las escenas deben ir rápidas y la historia pelada a lo estrictamente necesario. Al turrón. En la novela, si estoy escribiendo una escena que me gusta, puedo pararme a disfrutarla. No he quedado con nadie después, puedo estar toda la noche charlando con mis amigos. En el cine o la televisión tienes que escribir mirando el reloj".

Conociendo el trabajo de David nos imaginamos que. aunque sea ficción, hay mucho de autobiográfico en esta novela: "Yo hablo a través de Jorge Elías -confiesa-. Los cómics que él a leído, sus filias, fobias, obsesiones y miserias son las mías. Incluso su relación con su padre… mi padre es un gran amante del deporte, ciclista, runner… y no de ahora, desde siempre. Yo siempre he estado gordo y el único deporte que hago es leer. Así que siempre me he considerado una decepción para él en ese sentido (aunque sé que estará orgulloso de otras cosas). Volqué mucha mierda freudiana de eso en la dinámica Jorge Elías-Cosme".

¿Por qué nos fascinan los superhéroes"

En este Siglo XXI los superhéroes han saltado de los cómics al cine y la televisión con un éxito arrollador. Pero... ¿por qué nos fascinan los superhéroes? "Porque un tipo que se pone un disfraz para combatir el crimen es un concepto divertidísimo -asegura David-. Y además porque los conocemos de niños y nos acompañan toda la vida, como buenos amigos. Y debería ser así siempre. El que piense que los superhéroes son para niños se equivoca, pero más se equivoca alguien que hace una película de Superman que no puedan ir a ver los niños".

"Además nos fascinan los superhéroes porque algunos de los mejores escritores del siglo XX (y XXI) han escrito sus historias. Y cuando se olvidan de las historias y se basan sólo en los poderes y su iconografía la fascinación se va al garete. Por eso una historia sobre un superhéroe de segunda puede conquistar a la audiencia más que una peli de Superman si la de Superman es un bodrio".

"Los españoles preferimos las parodias"

En España no hemos logrado tener superhéroes autóctonos, ¿quizá porque preferimos los antihéroes?: "Ojalá prefiriéramos los antihéroes -asegura David-. Yo podría vivir con eso. Pero no, yo creo que preferimos las parodias, lo desmitificado. Quiero decir: Lobezno, Punisher, Lobo o Spawn son antihéroes. Torrente no. Ni Superlópez. Eso son parodias. GENIALES, pero parodias. Parece que lo que antes nos sale hacer con un héroe autóctono es burla de los de verdad. Un personaje escrito en España que hace el bien simplemente porque es lo correcto nos parece un bobo. Yo acepto esta realidad pero la combato".

En cuanto a sus futuros proyectos, David confiesa que: "Aunque de momento sólo son castillos en el aire, estoy trabajando en la adaptación de Orígenes Secretos al cine. Sería genial ¿verdad? Ojalá salga el proyecto. Y en paralelo, estoy con otros 2 guiones cinematográficos muy distintos (una comedia de fantasía y una especie de biopic). Y por supuesto, tengo un documento lleno de ideas para la segunda parte de Orígenes Secretos pero sólo escribiré esa novela si creo que hay un clamor popular para que se publique. Y eso es muy difícil. Pero sería bonito".

Noticias

anterior siguiente