Enlaces accesibilidad

Claves de las elecciones europeas de 2014

  • Entre el 22 y el 25 de mayo serán elegidos 751 eurodiputados
  • 400 millones de personas están llamados a las urnas en los 28 estados
  • Los comicios, con reglas distintas en cada país, presentan varias novedades

Enlaces relacionados

Por
El hemiciclo de Estrasburgo espera a los nuevos eurodiputados. AFP AFP PHOTO/FREDERICK FLORIN

Entre el 22 y el 25 de mayo, los Veintiocho países de la UE celebrarán comicios para elegir a los diputados del Parlamento Europeo según las leyes de cada país, pero con normas comunes para todos. A continuación, las claves de esta cita electoral:

La fecha

Según las costumbres de cada Estado miembro, se celebrarán entre el jueves y el domingo de la cuarta semana de mayo. En la mayoría, incluida España, los votantes están llamados a las urnas 25 de mayo y será la noche de ese domingo cuando se conozcan los resultados, concretamente a partir de las 23.00 hora peninsular española cuando se cierren los últimos colegios electorales (en este caso en Italia). O sea, que los votantes de Reino Unido y Holanda que votan el jueves 22 tardarán tres días en conocerlos. Las elecciones se celebran cada cinco años y en España será la séptima convocatoria de este tipo (la primera fue en 1987).

¿Qué se elige?

Al margen de que algunos de los 28 países aprovechen para celebrar otras elecciones locales o regionales (como Grecia o Bélgica), a nivel comunitario se elige a los miembros del Parlamento Europeo, que a partir de ahora estará formado por 751 diputados (frente a 766 en la actualidad). Estos cargos representarán a más de 500 millones de ciudadanos de los 28 Estados miembros. Los países con mayor población tienen más escaños que los países menos poblados, pero estos últimos tienen más escaños de los que se derivarían de la proporcionalidad estricta: el rango va desde los seis de Malta, Luxemburgo, Chipre o Estonia hasta los 96 de Alemania. En España, que tiene unos 47 millones de personas, se elegirán 54 eurodiputados (los mismos que hasta ahora)

Para ser candidato, los países exigen una edad mínima que va desde los 18 (en España y muchos otros) hasta los 25. Los ciudadanos comunitarios que residen en un país distinto al suyo pueden presentarse en cualquiera de los dos siguiendo un procedimiento específico.

Las leyes de cada país determinan además otros requisitos para la presentación de candidaturas. Por ejemplo, en el caso español se exigen 15.000 firmas (avales) para nuevas formaciones o 50 firmas de cargos ya electos.

A nivel comunitario no hay normas sobre paridad de género en las listas, pero en España se deben alternar dos hombres y tres mujeres o viceversa por cada tanda de cinco candidatos. En el Parlamento Europeo saliente hay un 36% de diputadas.

¿Quién vota?

Más de 400 millones de personas están llamadas a las urnas en los segundos comicios más grandes del mundo por número de electores (tras la India). Los ciudadanos de la UE que residen fuera de su país de origen tienen derecho a votar en cualquiera de los dos, pero no se contempla el derecho de voto de residentes no comunitarios. En todos los países la edad mínima para votar es de 18 años, salvo en Austria, donde se puede con 16.

En algunos países hay que inscribirse previamente, no así en España, donde el Censo Electoral ha inscrito de oficio a 36.546.270 personas con derecho a voto para estos comicios, de los que 34.485.294 son españoles residentes en España, 1.724.390 españoles residentes en el extranjero y 336.586 ciudadanos de otros países de la UE.

La participación en el conjunto de la UE ha ido descendiendo convocatoria tras convocatoria, desde el 62% de 1979 (entonces con solo nueve países miembros) al 43% de 2009 (con 27 países). En España el máximo interés se alcanzó en 1987, cuando se eligieron por primera vez eurodiputados españoles y votó el 69%, mientras que en 2009 se registró un mínimo del 45%.

¿Cómo se elige a los eurodiputados?

En cada país la ley concreta numerosos aspectos técnicos del sistema electoral. Por ejemplo, si se utiliza un sistema de listas abiertas o cerradas, las circunscripciones o el método de reparto de escaños.

En España se vota en listas cerradas y bloqueadas (no se pueden mezclar candidatos de distintas candidaturas y el orden de los mismos está ya fijado) y la circunscripción es única para todo el Estado, lo que solo ocurre en las elecciones europeas y es criticado por partidos con implantación limitada a algunos territorios. Ese hecho, unido a la ausencia de un umbral mínimo, hace que la asignación de escaños (mediante el sistema d'Hondt) garantice en estos comicios la mayor proporcionalidad posible.

En Alemania es reseñable que, en aplicación de una sentencia del Tribunal Constitucional, se ha eliminado su umbral mínimo establecido en anteriores elecciones en el 5%, lo que favorecerá la presencia de nuevos partidos en la Eurocámara.

¿Qué es el Parlamento Europeo?

La Eurocámara es la única institución comunitaria elegida directamente por los ciudadanos. Aprueba el presupuesto del resto de organismos de la UE, ejerce el control sobre los mismos y comparte la capacidad legislativa con la Comisión Europea, que es considerada el poder Ejecutivo de la Unión Europea. Además, la Eurocámara tiene que dar el visto bueno a tratados internacionales y a los acuerdos de asociación o de adhesión de nuevos Estados miembros.

Desde que en 2009 se ampliaron sus competencias con el Tratado de Lisboa, ahora los eurodiputados toman decisiones en casi todos los ámbitos en los que actúa la UE.

A las elecciones concurren partidos nacionales pero, una vez que los diputados son elegidos, la mayor parte opta por formar parte de grupos políticos transnacionales por afinidad ideológica. El número de diputados necesario para constituir un grupo es de 25 procedentes de al menos siete Estados miembros. En el Parlamento Europeo, que se reúne en Bruselas y Estrasburgo, existen en la actualidad siete grupos políticos y los diputados que no pertenecen a ninguno forman parte de los "no inscritos".

Partidos europeos y candidatos a la Comisión

Este otoño, cuando los Estados miembros de la UE tengan que nombrar al sucesor de José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión Europea, por primera vez deberán "tener en cuenta" los resultados de las elecciones europeas en virtud de lo dispuesto en Lisboa. El candidato  que presente el Consejo Europeo (la reunión de jefes de Estado o de Gobierno de los Veintiocho) tendrá que ser respaldada por el Parlamento Europeo por mayoría absoluta; en caso contrario, deberá proponer otro candidato. El resto de comisarios también son propuestos por los gobiernos de los Veitiocho (uno por cada país), aunque el Parlamento puede vetarlos.

La UE ha reconocido a 13 coaliciones continentales la condición de partidos políticos europeos. Los más importantes tienen su equivalencia en grupos parlamentarios de la Eurocámara. Cinco de esos partidos han presentado a un cabeza de cartel en esta convocatoria (aunque no necesariamente se presente a las elecciones a eurodiputado) para aspirar al puesto de presidente de la Comisión Europea.

El PPE ha presentado a Jean-Claude Juncker, ex primer ministro de Luxemburgo y antiguo presidente del Eurogrupo. El candidato del Partido Socialista Europeo es Martin Schulz, actual presidente de la Eurocámara. Por su parte, los Liberales y Demócratas han optado por Guy Verhofstadt, antiguo primer ministro belga y líder del grupo de los liberales en el Parlamento Europeo. Los Verdes han nombrado a dos eurodiputados: el francés José Bové y la alemana Ska Keller, mientras que la Izquierda Europea ha presentado a Alexis Tsipras, líder del partido griego Syriza.

Con todo, los electores de cada país votan a partidos de ámbito nacional, y aunque la UE les insta a identificarse con una familia política continental, no tienen obligación de hacerlo.

La campaña

La campaña se regula fundamentalmente por la ley de cada país. No obstante, y aunque no hay una regulación al respecto, para estas elecciones se han concertado hasta cuatro cara a cara entre los aspirantes a presidir la Comisión Europea de los dos grandes grupos europeos, Juncker y Schulz, además de un debate entre los cinco cabezas de cartel el 15 de mayo en Bruselas.

No hay sondeos a escala europea, pero el propio Parlamento Europeo, junto a la empresa TNS,  hace una proyección en base a diversas encuestas realizadas en cada país que actualiza semanalmente en su web.

También se pueden consultar las encuestas nacionales en recopilaciones como esta que mantiene el proyecto digital Electionista. Según estas previsiones, los dos grandes grupos, Partido Popular Europeo y Partido Socialista Europeo, están muy igualados y a gran distancia de los demás.

El sistema de financiación de partidos (y fundaciones ligadas a partidas) a escala continental se ha puesto en marcha solo desde hace una década. No obstante, la financiación de las campañas sigue dependiendo eminentemente de fondos, regulaciones y controles nacionales, por lo que Bruselas pretende revisar el modelo.

Noticias

anterior siguiente