Enlaces accesibilidad

Queman dos banderas españolas y una foto del rey en los actos independentistas de la Diada

Por
Encapuchados queman bandera española en Barcelona

Un grupo de unos cuatro jóvenes encapuchados ha irrumpido en el  escenario de la manifestación independentista de Barcelona que se  celebra con motivo de la Diada, y ha quemado una foto del Rey y una  bandera española, la segunda que arde en la capital catalana este  domingo.

Los hechos han ocurrido pasadas las 19.30 horas en el paseo del  Born, en el escenario donde instantes antes se habían leído sus  discursos los organizadores de la concentración. La quema de la enseña se produjo entre vivas a la extinta organización terrorista Terra Lliure.

Antes, otro grupo de encapuchados había surgido en esta misma manifestación y quemó una bandera española.

El acto tuvo lugar sobre las 18.40 horas cuando la manifestación avanzaba en el paseo Lluís Companys en dirección al parque de la Ciutadella, frente a la antigua sede de los juzgados de la capital catalana.

Fue entonces cuando un grupo de entre cuatro y cinco encapuchados colgó una bandera española desde un muro del paseo y la quemó con gasolina.

Tras producirse los hechos, buena parte de los manifestantes condenaron estos hechos haciendo un largo silbido.

A pesar de estos incidentes, que ya se repitieron el año pasado, la manifestación ha tenido carácter pacífico y ha discurrido en un clima festivo, con jóvenes y familias coreando consignas en favor de la independencia de Cataluña.

Fuentes de la organización de la manifestación unitaria por la  Diada han confirmado que la quema de la bandera española ha sido  espontánea y no estaba en el guión previsto.

Unas 10.000 personas han tomado parte en la marcha

La Guardia Urbana ha cifrado en 10.000 personas las que han participado en la manifestación independentista.

Los manifestantes, entre ellos militantes y simpatizantes de formaciones como ERC, Solidaritat Catalana per la Independència y de otros colectivos que reclaman la independencia de Cataluña, han partido de la plaza Urquinaona y han acabado la marcha en el Arco de Triunfo, aunque una parte de los manifestantes han continuado hasta el Fossar de les Moreres.

Como es habitual, no ha habido pancarta unitaria, y cada formación independentista se ha manifestado por separado, seguida por sus simpatizantes.

La delegación de ERC, encabezada por su presidente actual, Joan Puigcercós, y por su sucesor y actual líder republicano, Oriol Junqueras, se ha manifestado tras una pancarta que pedía simplemente "Independencia".

Solidaritat Catalana per la Independència reclamaba en su pancarta "Som una nació. Volem un Estat Propi" (Somos una nación. Queremos un Estado propio), y el dirigente de la izquierda abertzale Txelui Moreno ha acompañado a los diputados de SI Uriel Bertran y Alfons López Tena.

Colectivos como las CUP, Endavant o Maulets, por su parte, han marchado tras una pancarta unitaria que rezaba: "Por los derechos sociales y nacionales. Independencia y socialismo. Países Catalanes".

Durante la manifestación, marcada por las banderas estelades (banderas independentistas) y los cánticos soberanistas, también se han podido ver pancartas en recuerdo del exdirigente de ERC Heribert Barrera, fallecido recientemente.

La manifestación se ha iniciado con casi una hora de retraso sobre el horario previsto (las cinco de la tarde) porque ERC ha organizado un dictado colectivo para remitir al TSJC centenares de cartas en defensa de la inmersión lingüística.

En un discurso a la militancia de ERC que se ha manifestado, el presidente de esta formación, Joan Puigcercós, ha alertado de que el PP quiere "dividir el país en dos" por la lengua, mientras que su portavoz en el Congreso, Joan Ridao, ha erigido a ERC en el partido "más anti-PP" en las generales del 20-N y ha instado a CiU a romper con esta formación.

Noticias

anterior siguiente