Enlaces accesibilidad

'Fagocitosis', una inteligente denuncia de la sociedad de consumo

  • Marcos Prior y Danide dan nuevos significados a iconos universales
  • Usan la publicidad para criticar la sociedad actual

Por
Viñeta de 'Fagocitosis', de Marcos Prior y Danide
Viñeta de 'Fagocitosis', de Marcos Prior y Danide Glénat

Si Andy Warhol hizo famosa su frase: "Cualquiera puede tener sus 15 minutos de fama"; Marcos Prior y Danide nos demuestran en Fagocitosis (Glénat), que cualquier objeto o icono famoso puede ser fagocitado o asimilado para crear otros objetos con significados totalmente diferentes e incluso opuestos al original.

Es la idea de partida de esta novela gráfica, una de las más originales de los últimos años, en la que nos demuestran el poder de la publicidad para transformar el mundo e incluso crear otros nuevos, como los que se nos muestran en Fagocitosis.

Un cómic que se rebela contra la sociedad que nos ha tocado vivir. Y un apasionante ejercicio de estilo en el que nada es lo que parece.

Ideas para recoger y "fagocitar"

Este arriesgado experimento podía haber sido un fracaso absoluto, pero ambos han conseguido lanzar ideas geniales al papel para que los lectores las recojamos y podamos asimilarlas y transformarlas en otras nuevas, en una fagocitosis continua, en un juego recíproco.

Unas ideas que pueden convertirse en armas contra la sociedad actual, lanzada al consumismo más feroz sin tener en cuenta las consecuencias que tendrá en el futuro sobre el planeta.

Entre esas ideas geniales, destacamos el logo del cómic, fagocitado de una tarjeta de crédito; Marx convertido en el payaso de una cadena de hamburgueserías, los anuncios de productos "hechos en China y pensados en Europa", o sus geniales anuncios de trabajo como el de un operario de limpieza con experiencia de 5 años, dominio del inglés y del entorno digital.

Influencias muy variadas

Aunque la mayor influencia de este cómic sea la publicidad, tanto en el fondo como en la forma, también nos encontramos referencias a los cómics, como los X-Men de Marvel convertidos en los X-pertos economistas; también a los tebeos de Bruguera, a las Joyas literarias juveniles, a las redes sociales e internet y, por supuesto, a la televisión.

De esta forma, al igual que pasa en la vida real, nunca podemos imaginar lo que nos espera al pasar cada página, la sorpresa es constante y la temática tan variada como interesante, algo a lo que contribuyen los dibujos y diseños de Danide, que son realmente alucinantes, porque cambia de estilo con cada tema, en cada página, de forma que se adecua perfectamente a ese mundo cambiante que describe Danide.

Ambos demuestran estar muy bien compenetrados, casi "fagocitados", consiguiendo una perfecta simbiosis entre imagenes y textos.

Planificado hasta el último detalle

Ninguno de estos aciertos es fruto del azar, los autores han pensado y analizado hasta el más mínimo detalle del dibujo y los textos para que todo encaje a la perfección.

Incluso han calculado el tiempo que se tarda en leer el cómic, 58 minutos y 25 segundos.

No sabemos si esos cálculos serán exactos, lo que si os garantizamos es que tardaréis mucho más en olvidar este cómic tan original y sugerente, en el que se nos plantean numerosos interrogantes y no se nos da ninguna respuesta.

Un cómic que invita a reflexionar sobre hacia dónde va el mundo y que nos invita a rebelarnos contra la alienación de la sociedad actual. Ninguno pensamos que seamos borregos, quizá sea hora de demostrarlo.

 

 

 

Noticias

anterior siguiente