Enlaces accesibilidad

La Junta Militar birmana afirma que "no hubo otra opción" que procesar a Suu Kyi

  • "Si no se cumpliera la ley, prevalecería la anaraquía", dice la Junta Militar
  • La líder opositora ha sido condenada por dar refugio a un extranjero sin informar
  • El Gobierno militar pide que no haya "injerencias del exterior"
  • Reino Unido y EE.UU piden la liberación de la Premio Nobel de la Paz 
  • Está sin libertad de movimiento desde el año 2003

Por
La Junta Militar de Birmania (Myanmar) ha asegurado este domingo que "no hubo otra opción" que llevar ante la justicia a la líder opositora y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi por dar refugio a un ciudadano extranjero sin informar a las autoridades.

"Es un asunto interno y debe ser canalizado a través de nuestro sistema legal, sin injerencias del exterior", ha explicado el viceministro de Defensa birmano, Aye Myint, ante los delegados de la conferencia de seguridad asiática en Singapur.

El general birmano ha señalado que Suu Kyi falló en comunicar a la Policía que había hospedado a un extranjero, como establece la ley, y ha asegurado que esa falta debe ser juzgada porque "nadie puede estar por encima de la ley".

"Si no se cumpliera la ley, prevalecería la anarquía, y eso llevaría a la disolución de Myanmar", ha añadido Aye Myint.

Piden su liberación

En una intervención anterior ante el plenario de la conferencia de seguridad, la secretaria de Estado para Defensa de Reino Unido, Ann Taylor, exigió la puesta en libertad inmediata de la Nobel de la Paz de 1991.

"Suu Kyi no está sola. Están a su lado todo el mundo y el pueblo birmano, que ya ha sufrido medio siglo de aislamiento", indicó Taylor.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, también pidió la víspera, en la misma reunión que se celebra en Singapur, la liberación de Suu Kyi y del resto de presos políticos del país, cerca de 2.200, y apostó por ver pronto "cambios en Birmania".

El delito por el que es juzgada Suu Kyi, de 63 años, se castiga con una pena de entre tres a cinco años de prisión. La líder opositora lleva sin libertad de movimiento desde 2003 y ha vivido bajo arresto domiciliario 13 de los últimos 19 años.

Birmania es una dictadura militar desde 1962 y no celebra comicios legislativos desde 1990, que ganó la oposición encabezada por Suu Kyi, aunque los generales desacataran el resultado. La Junta Militar prepara elecciones en 2010 y no podrá concurrir Suu Kyi si es condenada

Noticias

anterior siguiente