Enlaces accesibilidad

Ezenarro, la forma posible de ser abertzale

  • Aspira a repetir su escaño en la Cámara vasca, donde ha tenido un papel muy activo
  • Abertzale y de izquierdas, reprocha a ETA que los está llevando a un camino sin salida
  • Su partido rechaza explícitamente la violencia y se creó en 2001
  • La crisis económica y el voto desencantado con Batasuna, principales bazas electorales

Por
AINTZANE EZENARRO (PERFIL)
La cabeza de lista de Aralar por Guipúzcoa, Aintzane Ezenarro posa con un libro del donostiarra Iban Zaldua. EFE EFE
"ETA nos va a llevar a un camino sin salida a todos los abertzales". Con estas palabras se resume el perfil político de Aintzane Ezenarro, la única representante de Aralar en el Parlamento vasco, que aspira a repetir puesto liderando la lista por Guipuzcoa.

Esta joven licenciada en periodismo y sociología política de apenas 36 años ha defendido desde la Cámara vasca un ideario político de izquierdas, defensor del derecho a decidir y contra obras como el tren de alta velocidad, en la línea de la izquierda abertzale.

Sin embargo, también se ha manifestado en contra de la insistente presencia de ETA en la política vasca, subrayando que son precisamente "las personas de izquierdas y abertzales las que más alto tenemos que decir que ETA no tiene espacio".

Por eso, aunque ha manifestado su apoyo a que la izquierda abertzale acuda a las elecciones vascas, lo hace porque quiere que su formación se mida "de tú a tú a ellos".

Con todo, buena parte de las expectativas electorales de Aralar tienen que ver con la presencia o no de una candidatura abertzale, ya que su caladero de voto es el mismo. En 2005, la irrupción del Partido Comunista de las Tierras Vascas 'cortó' las alas a esta formación, aunque por primera vez desde su creación en 2001 logró un escaño en Vitoria.

La 'cuarta pata del tripartito

Lo ocupó Ezenarro, natural de la localidad guipuzcoana de Getaria, donde aún es concejal. En estos cuatro años, ha tenido un papel más importante del que se supondría en un principio por la igualdad de fuerzas entre el bloque constitucionalista (PP y PSOE) y el tripartito (PNV, EA y EB), hasta el punto que se puede decir que ha sido la cuarta 'pata' del gobierno vasco.

Ezenarro ha apoyado la consulta de Ibarretxe hasta el final y se ha manifestado contra el juicio abierto contra el lehendakari por reunirse con Batasuna. Además, su partido ha concurrido en coalición con uno de los miembros del Gobierno vasco (Ezker Batua) a las elecciones municipales de 2007.

Sin embargo, en esta ocasión Aralar ha decidido ir en solitario para defender su ideario político independentista para intentar atraer el voto abertzale hacia opciones no violentas mientras espera que el voto de castigo de la izquierda por la crisis económica le dé el impulso definitivo en las urnas.

Noticias

anterior siguiente