Enlaces accesibilidad

El hombre de hielo no era cazador

  • Nuevos estudios de su ropa revelan que tuvo contacto con ganadería
  • El análisis de lo que comió asegura que tomaban trigo cultivado
  • La momia fue encontrada hace 17 años en los Alpes suizos

Por
 El hombre de hielo
Imagen del hombre de hielo de más de 5.000 años de antigüedad REUTERS REUTERS
Una nueva investigación con técnicas más modernas ha revelado que el famoso hombre de hielo no era cazador, tal y como se aseguraba, sino un pastor. El hombre de hielo o también llamado Ötzi fue encontrado en los Alpes suizos por dos turistas alemanes, Helmut y Erika Simon, el 19 de septiembre de 1991.

En un principio se pensó que se trataba de un cadáver moderno, como otros que habían sido encontrados recientemente en la región. Fue recuperado por las autoridades austríacas y llevado a Innsbruck, donde se descubrió su edad verdadera: más de 5.000 años. A la hora de su muerte, Ötzi medía aproximadamente 160 cm de alto, pesaba 40 kg, y tenía 45 años por las estimaciones actuales.

Siempre se había especulado con que las ropas del hombre de hielo, que incluían una capa, un chaleco y zapatos tejidos de cuero, eran de pieles de animales salvajes como el oso. Sin embargo, nuevos estudios científicos con tecnología no existente anteriormente han indicado que los zapatos no eran de oso sino piel de otros animales que migraban por la zona.

Estos datos indican que estuvo en contacto con la ganadería nómada y también con la agricultura, ya que los análisis de su intestino demostraron que contenía carnes de ciervo y gamuza, granos, raíces y frutas. El grano era un salvado procedente del trigo, consumido posiblemente en forma de pan, lo que confirma que ya cultivaban por aquel entonces.

Por otra parte, el análisis de los granos del polen, del polvo y la composición isotópica del esmalte de los dientes indicaron que pasó su niñez cerca de la actual aldea de Feldthurns, norte de Bolzano, pero más adelante se trasladó a vivir en valles  50 kilómetros al norte de dicho lugar.

Ahora el cuerpo está expuesto al público en el Museo del sur del Tirol de Arqueología en Bozen-Bolzano, Italia. Se conserva en una cámara especial estéril a seis grados bajo cero, y con una humedad relativa del 98%.

Noticias

anterior siguiente