Enlaces accesibilidad

San Antonio gana a Oklahoma City y repetirá finales de la NBA contra Miami Heat

  • Los Spurs, campeones del Oeste tras vencer a los Thunder por 112-107
  • Tim Duncan, a sus 38 años, volvió a ser clave, con 7 puntos en la prórroga
  • Miami y San Antonio jugaron las finales de 2013 con triunfo para los Heat

Por
Tim Duncan (21) abraza a Manu Ginobili (20) en el sexto partido de la final de Conferencia Oeste entre San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder
Tim Duncan (21) abraza a Manu Ginobili (20) en el sexto partido de la final de Conferencia Oeste entre San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder AFP Ronald Martinez/Getty Images/AFP

San Antonio Spurs tendrá la oportunidad de tomarse la revancha ante Miami Heat, campeones de la NBA en 2013, al repetir enfrentamiento en la cumbre por segundo año consecutivo.

Los Spurs, campeones de la conferencia Oeste, se han impuesto por 4-2 a los Thunder tras vencer en la prórroga el sexto encuentro por 112-107 en Oklahoma City.

Tim Duncan, leyenda viva de la historia de la NBA a sus 38 años, ha sido decisivo en el encuentro al anotar 7 puntos consecutivos en la prórroga. El ala-pívot, apodado 'Mr. Fundamental', ha asumido galones debido a la lesión de Tony Parker, que le ha relegado al banquillo en gran parte del encuentro.

Eternos Spurs

Después de un intercambio de golpes en el que los Thunder han salido con ventaja en el descanso (42-49), San Antonio ha puesto una marcha más en el tercer cuarto. Un 3+1 (triple más tiro libre adicional) de Danny Green dejaba al equipo tejano con un margen de +10 al inicio del último período.

Manos a la obra en los últimos 12 minutos, Durant y Westbrook se han combinado para sumar 24 puntos en una especie de diálogo de anotadores, solo interrumpido en un par de ocasiones por el español Serge Ibaka y el veterano Derek Fisher. Un fallo de Ginobili en la última posesión para San Antonio dejaba el empate a 101 y mandaba el partido a la prórroga.

Ha sido entonces, y por enésima vez, el momento de Tim Duncan. Él solo ha anotado más (7 puntos) que todos los Thunder (6 puntos) en la prórroga, en una muestra más de liderazgo y responsabilidad de las que tantas ha dejado en sus 17 temporadas como profesional en la mejor liga del mundo.

Al final, 112-107 y una final más para los Spurs, la sexta en 16 años y su segunda consecutiva, algo que nunca antes había ocurrido en la historia de la franquicia. Los hombres de Gregg Popovich llegan con hambre de venganza ante Miami Heat, que les arrebataron el título la pasada temporada y que repiten presencia tras imponerse este viernes a Indiana Pacers.

Los Spurs llegan con factor cancha a favor, una mayor solidez como equipo y una mejor dirección desde el banquillo, pero con Tony Parker tocado con molestias en su tobillo izquierdo.

Aunque no hay un favorito claro, el nivel mostrado por San Antonio en temporada regular les coloca ligeramente por encima de Miami, si bien los hombres de South Beach llevan tres años demostrando absoluta fiabilidad en los momentos más importantes.

Otro año agridulce para Oklahoma

Un dato llamativo destaca por encima del resto a la hora de buscar explicación a la derrota y eliminación de los Thunder, y es que solo cinco jugadores han conseguido anotar en este sexto partido. Derek Fisher con 5 puntos, y los 102 restantes repartidos entre Durant, Westbrook,  Jackson e Ibaka.

Pero poco hay que reprochar a los Thunder esta temporada. Kevin Durant ha jugado a un nivel sobrehumano en temporada regular, que le valió el MVP, y en la mayoría de los partidos de Playoff, Russell Westbrook se ha echado el equipo a la espalda en momentos decisivos, Reggie Jackson ha sorprendido como ese tercer espada que necesitaban los dos 'galácticos' de Oklahoma, Ibaka ha vuelto a dominar bajo tableros... pero, de nuevo, no ha sido suficiente.

Las miradas se dirigen ahora hacia el banquillo, señalando a Scott Brooks como posible responsable de que los Thunder no lleguen a despuntar. Su limitada capacidad de reacción y algunas decisiones muy criticadas, como la de dejar en el banco a Caron Butler o Jeremy Lamb, empiezan a poner en duda su capacidad para dirigir a un equipo que año tras año aspira a un anillo que nunca llega.

Esa especie de complejo de equipo pequeño al enfrentarse a rivales de gran entidad en postemporada, sumada a unas críticas oportunistas e injustas en la prensa hacia Kevin Durant en algún momento de los Playoff, hacen que suene cada vez con más fuerza la posibilidad de una remodelación.

Suena incluso la posibilidad de que 'Durantula' termine saliendo del equipo en busca de un anillo, como ya hicieron estrellas de la talla de LeBron James, Kevin Garnett o Karl Malone, aunque, por el momento, se trata solo de conjeturas.

Deportes

anterior siguiente
-->