arriba Ir arriba

Según la declaración de la víctima de la violación de los pasados sanfermines sobre las 3 de la mañana del 7 de julio inició una conversación con uno de los acusados en la Plaza del Castillo. Después él y sus cuatro amigos se ofrecieron a acompañarla hacia el coche donde ella tenía intención de dormir. Según la joven en el camino la obligaron a entrar en un portal a la fuerza agarándola por las muñecas. Dentro la joven afirma que la obligaron a realizar varios actos sexuales que los acusados grabaron con sus móviles. Cuando terminaron le quitaron el teléfono móvil a la víctima y abandonaron el portal. En cuanto la joven pudo vestirse, salió al exterior y se puso a llorar hasta que dos desconocidos la atendieron y llamaron a la policía. Los abogados de la defensa intentan demostrar que no fue una violación colectiva sino que hubo consentimiento por parte de la joven de 18 años. Entre otras cosas alegan que las penetraciones no le provocaron heridas.

Los cinco acusados de violar a una joven durante las pasadas fiestas de San Fermín han declarado ante el juez por videoconferencia desde los centros penitenciarios en los que están ingresados desde el pasado mes de julio. Han intentado convencer al instructor de que la relación sexual fue consentida. El abogado de la víctima cree que es una estrategia de defensa y asegura que las pruebas contra ellos son contundentes.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre, pareja de la mujer desaparecida en Torrevieja (Alicante) y hallada muerta este miércoles en un cuarto de contadores de un edificio de la localidad, como presunto autor del suceso después de que confesara los hechos, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

El cuerpo de la víctima fue localizado emparedado en el cuarto de contadores del inmueble, han apuntado las mismas fuentes, que han comentado que supuestamente el detenido construyó un muro en dicha habitación para ocultar el cadáver de la víctima. La mujer ha sido identificada como Johana Bertina Palma González.

  • Interior aprueba un protocolo con recomendaciones por niveles de riesgo
  • En los más bajos recomienda llevar siempre móvil y cursos de defensa personal
  • Se insta a pactar con vecinos y hijos menores señales para avisar del peligro
  • En España hay 52.000 maltratadas en situación de riesgo, 139 con peligro vital
  • El 016 es el teléfono de atención a las víctimas, es gratuito y no deja rastro

El Ministerio del Interior ha aprobado un nuevo protocolo para valorar el nivel de riesgo de las mujeres víctimas de violencia machista en el que se incluyen medidas policiales de protección como la vigilancia del domicilio, del lugar de trabajo de la víctima o el control del agresor. También se enumeran algunas medidas que deben adoptar las propias mujeres como realizar cursos de defensa personal, pactar señales en clave con vecinos de confianza o entrenar a los hijos.

Bajo el nombre 'Protocolo para la valoración del nivel de riesgo de violencia de género y de gestión de la seguridad de las víctimas', el plan, al que ha tenido acceso Europa Press y que entra en vigor este miércoles, busca perfeccionar el sistema de valoración de riesgo y adaptar las medidas policiales a esta escala: riesgo no apreciado, bajo, medio, alto y extremo.

En el primer nivel, no apreciado, la Policía recomienda a las víctimas portar siempre un teléfono móvil y una lista con los teléfonos de emergencia. En el nivel de riesgo bajo, se les pedirá además que instalen la aplicación del Ministerio del Interior AlertCops y que realicen cursos de defensa personal.

Mientras, para aquellas mujeres que corran un riesgo 'medio', se les aconseja: cambiar las cerraduras de las puertas, dejar las llaves puestas por dentro; avisar a los vecinos de más confianza y acordar con ellos señales en caso de que aparezca el agresor --hacer sonar el teléfono dos veces, cerrar la cortina o dejar una luz encendida--; cambiar el número de teléfono; utilizar un pseudónimo en redes sociales; informar al colegio de los hijos de la situación y mostrar una foto del agresor en el trabajo.

Para casos de riesgo 'alto', aconsejan a las víctimas que cambien de domicilio, que no utilicen las mismas rutas para ir y volver del trabajo, que planifiquen y practiquen una rutina de escape, que se mantengan alejadas de las habitaciones donde pueda haber objetos peligrosos, y que tengan preparada una bolsa de emergencia con los documentos de identidad, las llaves, libretas bancarias, medicamentos y prendas de vestir.

En el nivel extremo, el protocolo establece que se observarán todas las medidas recogidas en los niveles inferiores además del establecimiento de protección permanente en el entorno de la víctima.

Un hombre ha disparado contra su exmujer y luego ha tratado de suicidarse en plena calle muy cerca del centro comercial Aragonia, en la capital aragonesa. Ambos están heridos de gravedad. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía en Aragón han informado de que, según las primeras investigaciones, se trata de un caso de violencia de género, ya que la pareja se había separado recientemente.

Un hombre ha disparado contra su exmujer y luego ha tratado de suicidarse en plena calle muy cerca del centro comercial Aragonia, en la capital aragonesa. Ambos están heridos de gravedad. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía en Aragón han informado de que, según las primeras investigaciones, se trata de un caso de violencia de género, ya que la pareja se había separado recientemente.