arriba Ir arriba

¿Qué impulsa a un joven musulmán a colocarse un cinturón de explosivos para inmolarse y causar la muerte a un gran número de desconocidos inocentes? "Fundamentalmente el haber sido víctima de un proceso de radicalización que le enajena e incapacita para ver la realidad y solo ve su limitada realidad, una reducida interpretación del islam". Es la pregunta y la respuesta que da Miguel Ángel Ballesteros, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, en su libro Yihadismoun ensayo donde analiza este fenómeno que constituye "la amenaza más importante desde la Segunda Guerra Mundial para Occidente", ha explicado en Las mañanas de RNE. 

 

Las fuerzas de seguridad cada vez detienen a más jóvenes menores de edad vinculados con el terrorismo yihadista. El primer objetivo de los educadores y psicólogos es que los jóvenes ingresados por terrorismo yihadista se integren en las actividades de los grupos. Y lo consiguen con facilidad ya que aunque la radicalización de estos menores es rápida, también es de baja intensidad.

La Guardia Civil ha detenido este lunes a cuatro personas integradas en una red de inmigración irregular que podría haber sido utilizada por la organización yihadista Dáesh (Estado Islámico) relacionada con la denominada "ruta de refugiados sirios" entre Turquía y Europa del Este. Dos de los detenidos lo han sido arrestados en Arteixo y Tufions-Vimianzo (A Coruña) y otros dos, en Almería. Según ha informado en un comunicado el Ministerio del Interior, los arrestos han sido llevados a cabo este lunes a primera hora de la mañana por unidades de la Jefatura de Información de la Guardia Civil bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Además, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha revelado que los cuatro detenidos "mantenían contacto entre ellos" y también estaban vinculados con "al menos" uno de los terroristas relacionados con los atentados de París de noviembre de 2015.