arriba Ir arriba

Decenas de miles de personas han secundado este martes las manifestaciones convocadas por CC.OO y UGT con motivo del Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajo. Bajo el lema "Tiempo de ganar", marcado e impulsado por el éxito logrado por las movilizaciones previas de mujeres y pensionistas.

Como es habitual, Madrid y Barcelona han acogido las marchas más numerosas, pero las manifestaciones se han multiplicado por 70 localidades españolas, entre ellas, todas las capitales de provincia.

Líderes nacionales participan en Madrid

En Madrid, la manifestación ha arrancado a las 12 h. de la Plaza de Neptuno y ha terminado en la Puerta del Sol, donde ha sido recibida por el coro del Teatro de la Zarzuela y donde han pronunciado discursos las responsables de Igualdad de los sindicatos convocantes, así como sus secretarios generales.

En esta movilización han participado los líderes sindicales nacionales -encabezados por los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, que lucían pañuelos morados alrededor del cuello en apoyo al movimiento feminista- y representantes de partidos políticos, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de IU, Alberto Garzón.

El portavoz de Ciudadanos en el Pacto de Toledo, Sergio del Campo, y la diputada de la Asamblea de Madrid del mismo grupo, Victoria Alonso, también han formado parte de la comitiva.

Bajo un cielo despejado y soleado, muchos manifestantes han llevado pancartas moradas con reivindicaciones feministas que rezan "Vivas, libres y unidas". También se han visto alusiones a conflictos laborales concretos, como el que viven los trabajadores del centro logístico de H&M, con pancartas de "hambre y miseria".

Miles de personas secundan este martes las manifestaciones convocadas en 70 localidades españolas por CC.OO y UGT con motivo del Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajo. Bajo el lema "Tiempo de ganar", los manifestantes reclaman igualdad, la mejora del empleo, salarios más altos y pensiones dignas.

Como es habitual, Madrid acoge una de las marchas más numerosas. La manifestación ha arrancado a las 12 h. de la Plaza de Neptuno y concluirá en la Puerta del Sol, donde será recibida por el coro del Teatro de la Zarzuela y donde pronunciarán discursos las compañeras de Igualdad de los sindicatos convocantes, así como sus secretarios generales.

En esta movilización participan los líderes sindicales nacionales -encabezados por los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, que lucen pañuelos morados alrededor del cuello en apoyo al movimiento feminista- y representantes de partidos políticos, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de IU, Alberto Garzón.

Los sindicatos mayoritarios, CC.OO. y UGT, han advertido de que este 1 de mayo es un hito, un punto de partida de la lucha de la ciudadanía para conseguir un reparto más justo de la riqueza en España. Si el crecimiento económico que se ha ido asentando en los últimos cuatro años no empieza a distribuirse por la sociedad, "habrá conflicto" y "movilizaciones crecientes", han avisado los secretarios generales de ambas organizaciones sindicales, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente. (01/05/2018)

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha calificado este lunes de "patada a seguir" el acuerdo entre Gobierno y PNV para subir las pensiones, un pacto que "no resuelve el problema de fondo", pero que "es mejor que lo que había hace 15 días" y que se ha logrado "gracias a la movilización social".

En una entrevista concedida a Los Desayunos de TVE, previa a la jornada del 1 de mayo, Sordo ha asegurado que el acuerdo sobre pensiones se ha tomado por necesidades de aritmética del Gobierno (para sacar adelante los Presupuestos 2018), pero "no resuelve el problema de fondo", que pasa por "mejorar la estructura de ingresos del Estado" y "eliminar los factores de la reforma de 2013 [el de sostenibilidad y el de revalorización]" para evitar que las pensiones "sean inferiores" en un futuro.

El país galo vive una segunda jornada de huelga general en los trenes franceses. Este miércoles, están cancelados los trenes que conectan Francia con España, Suiza e Italia, mientras que el resto funciona con relativa normalidad. Ante la falta de tren, los ciudadanos han cogido los coches, lo que ha provocado masivos atascos. Sin embargo, el Gobierno de Macron mantiene sus planes para reformar el ferrocarril francés para adaptar la red estatal a la competencia dictada por la Unión Europea y reducir la deuda de la compañía.