arriba Ir arriba

Los aficionados del Real Madrid han esperado hasta el amanecer para celebrar la Undécima con sus jugadores. Los de Zidane aterrizaron en la capital poco antes de las 7 de la mañana. Fueron hasta el Bernabeu donde se montaron en un autobus descapotado y de ahí a Cibeles: con su diosa y su afición. El capitán Sergio Ramos la vistió de gala, agradeció el cariño de los madridistas y les brindó la undécima.