Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los cazas turcos despegaban de sus bases cercanas a la frontera con Siria y comenzaban a bombardear. Empezaba la que han llamado Operación "Manantial de paz", la ofensiva turca contra posiciones kurdas. Esta primera fase se centra en destruir bases y depósitos de armas de las milicias kurdo-sirias, consideradas terroristas por Erdogan que así daba la orden de atacar y que está supervisando los ataques. Cientos de kurdos han empezado a huir de sus casas, con lo poco que han podido salvar. Algunas fuentes apuntan a que ya hay civiles muertos. Pedimos a la comunidad internacional que intervenga y pare los ataques". Los kurdos siguen culpando a su antiguo aliado, Donald Trump, de esta ofensiva, por retirar sus tropas del norte sirio y dejar vía libre a Turquía que pretende establecer una zona de seguridad en la frontera y reubicar ahí a dos millones de refugiados sirios que huyeron de la guerra y están en territorio turco. Los kurdos, parten en peores condiciones militares que sus enemigos, pero están acostumbrados a la guerra, y aseguran que una vez más plantarán cara hasta el final.

Rusia y Ucrania han realizado un intercambio de prisioneros que ha incluido la liberación de 33 ciudadanos rusos y 35 ucranianos, ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik. Este canje de presos es el "primer paso" del proceso para poner fin al conflicto en la región ucraniana de Donbass, ha asegurado el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski. Entre los 35 ucranianos liberados figura el director de cine Oleg Sentsov y los 24 militares de la Marina detenidos en noviembre cuando navegaban a bordo de tres patrulleras en aguas del mar de Azov en el estrecho de Kerch.

Rusia recordó este domingo el decimoquinto aniversario del mayor ataque terrorista en la historia del país, el secuestro de la escuela Nº 1 de la ciudad noroseta de Beslán, donde murieron 333 personas, entre ellas 186 niños. Durante tres días la república norcaucasiana de Osetia del Norte guardará duelo por las víctimas de la matanza, que hasta hoy suscita interrogantes sobre la actuación de las autoridades federales rusas durante el secuestro. El 1 de septiembre de 2004, un comando chechén atacó la escuela Nº 1 de Beslán durante la ceremonia de inauguración del año escolar, se atrincheró allí con cerca de 1.200 rehenes y exigió la retirada de las tropas rusas de Chechenia.

Las autoridades indicaron en un comienzo que los terroristas habían capturado 120 rehenes, cifra que luego elevaron a 354 y que mantuvieron hasta el momento en que se conoció, el 3 de septiembre, la magnitud de la tragedia. "Si desde el principio hubieran informado del verdadero número de rehenes, que lo sabían, posiblemente se hubieran salvado los niños, porque esa cantidad no hacía posible un asalto exitoso", sostiene Elena Miláshina, periodista de "Nóvaya Gazeta", en un documental elaborado por ese bisemanario con motivo del aniversario. El documental, de 72 minutos, titulado "Escuela número 1", afirma que verdadero objetivo de las fuerzas de seguridad rusas en la crisis de Beslán "no era salvar a los rehenes, sino liquidar a los terroristas". Según la investigación oficial, pasada la una de la tarde del 3 de septiembre, 52 horas después de que comenzara el secuestro, tras la detonación de dos bombas instaladas por los terroristas en el gimnasio de la escuela se lanzó una improvisada operación de rescate, con el empleo de armamento pesado, lanzagranadas y lanzallamas. De acuerdo con las actas de defunción de la víctimas, todos los rehenes murieron a consecuencia de la explosión de dichas bombas, pero los testimonios de los superviviente rebaten esa versión.


 

Un nuevo día y un nuevo lío en torno al gobierno italiano del que vamos a estar pendientes tras la gestión de la prohibición de entrada al Open Arms. También prestamos atención al movimiento del líder laborista británico que ha propuesto hoy una moción de censura para derribar a Boris Johnson, convocar elecciones y evitar un Brexit sin acuerdo. Y no dejamos de mirar la polémica que llega desde Israel tras la prohibición jaelada desde la Casa Blanca de un viaje a dos congresistas musulamanas estadounidenses, de la liberación de un petrolero iraní en Gibraltar. Además, repasamos lo que han sido los 20 años de Vládimir Putin al frente de Rusia.

En agosto de 1999, Vládimir Putin asumía la jefatura del Gobierno ruso, meses de antes de sustituir como jefe de Estado a Boris Yeltsin. Han pasado 20 años en los que Putin ha gobernado de manera inapelable y mano dura para seguir en el Kremlin con el sueño de devolver la grandeza perdida a Rusia.

Un Airbus A321 con más de 200 pasajeros a bordo ha realizado un aterrizaje de emergencia en una plantación de maíz poco después de despegar del aeropuerto moscovita de Zhukovski, a las afueras de la capital rusa, lo que ha llevado a que 23 personas sean atendidas en hospitales.

El avión, de la compañía Ural Airlines y a bordo del cual viajaban 226 pasajeros y siete tripulantes, aterrizó de panza y con los motores apagados después de que la entrada de varias aves en la zona de motores durante el despegue le provocase problemas graves. La aeronave tenía como destino Simferópol.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado que un total de 23 personas, "entre ellas cinco niños", han sido atendidas en hospitales, aunque en todos los casos el estado es "casi satisfactorio", según la nota recogida por la agencia de noticias oficial Sputnik.
 

El Ministerio de Defensa de Rusia anuló la evacuación temporal prevista para este miércoles del poblado de Niónoksa, en el noroeste de Rusia, junto al cual el pasado día 8 explotó un misil de crucero de propulsión nuclear, notificaron las autoridades locales. "Sí, efectivamente, tenemos información de que los militares anularon las actividades que contemplaban la salida de los vecinos" de Niónoksa, dijo un portavoz de la administración local, citado por la agencia interfax. El poblado de Niónoksa, de poco más de medio millar de habitantes, se encuentra junto al polígono donde estalló el misil de crucero, accidente en el murieron cinco ingenieros de Rosatom, la agencia atómica de Rusia, que trabajaban en el proyecto. Los niveles de radiación en la ciudad de Severodvinsk, a unos 20 kilómetros al este de Niónoksa, aumentaron entre 4 y 16 veces tras la explosión del misil de crucero, provisto de una fuente isotópica de alimentación, indicó el martes el Servicio Meteorológico de Rusia. "... a las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) del 8 de agosto de 2019 en seis de ocho puntos de Severodvinsk se registró un aumento de la dosis de radiación gama de entre 4 y 16 veces en comparación con el nivel habitual para este territorio", anotó. Aunque los detalles del accidente y el tipo del arma no han sido desvelados, algunos medios han sugerido que se trata del misil de crucero Burevéstnik (Albatros), de propulsión nuclear. El día del accidente las autoridades de Severodvinsk admitieron un aumento de la radiación en la zona, pero subrayaron que fue temporal. Según una nota del Ayuntamiento, dos horas después de registrarse dicho incremento, el nivel de la radiación era de "0,11 microsievert por hora con un máximo permitido de 0,60 microsievert"