arriba Ir arriba

En la región rusa de Yakutia -uno de los lugares más gélidos del planeta- Chyskhaan, el señor del frío o el toro del invierno como también se le conoce, ha cumplido un año más con su misión: anunciar a los rusos de esta zona de Siberia que ha llegado el invierno. Aunque ellos ya lo saben porque el termómetro marca 56 grados bajo cero. Aún así, han recibido felices la llegada de este personaje, que emerge del Ártico enfriando la tierra con su aliento. La gente sabrá si será un invierno duro mirando sus cuernos: si son largos, las temperaturas será extremas.

Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional del presidente de EEUU Donald Trump, se ha declarado culpable de haber mentido al FBI sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Estados Unidos, hechos por los que podría ser condenado a cinco años de cárcel.

En una audiencia en la corte del Distrito de Columbia, Flynn se declaró culpable de haber mentido sobre sus contactos con el embajador ruso en EEUU, Serguéi Kisyliak, y se comprometió a colaborar con el fiscal especial de la investigación rusa, Robert Mueller, lo que podría desembocar en más imputaciones.

El exasesor de Trump compareció ante el tribunal después de que Mueller, que investiga la posible injerencia de Rusia en los comicios de 2016 en EEUU, lo acusara de "intencionadamente y con conocimiento" hacer "declaraciones falsas, ficticias y fraudulentas" al FBI.

En un intento de distanciar a la Casa Blanca del caso, Ty Cobb, un abogado del presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado que el cargo contra Flynn no "implica" a nadie que no sea el propio acusado-. "Nada en la declaración de culpabilidad (de Flynn) o el cargo implica a nadie que no sea el señor Flynn", afirmó Cobb en un comunicado.

"Conspiración" es el título en la edición española del libro de Luke Harding sobre la influencia mundial de Rusia a través de internet. Harding, corresponsal del diario británico The Guardian en Moscú hasta que fue expulsado en 2011, explica cómo los rusos influyeron en la victoria de Donald Trump en 2016.

"Putin odia a Hillary Clinton (...) Los correos demócratas fueron filtrados y el material hackeado para ayudar a Trump y perjudicar a Hillary".

"Ha sido la mayor operación de espionaje de Rusia en la historia (...) Utilizaron tácticas de la guerra fría pero actualizadas a Facebook o Twitter", asegura.

Sobre el desafío independentista de Cataluña, Harding cree que "a Rusia le interesa todo lo que pueda debilitar la UE. Le gusta cualquier secesión siempre que sea fuera de sus fronteras". "Le gusta el Brexit, la independencia de Cataluña, la de Escocia y cualquier cosa que debilite el marco institucional de la Unión Europea".

Respecto al Brexit, asegura que no se sabe a ciencia cierta hasta qué punto Rusia influyó, pero que usuarios de redes rusos, haciéndose pasar por británicos o españoles, influyen en estas campañas.

Albukamal era el último gran feudo urbano que quedaba en manos de los yihadistas del estado islámico en Siria, en la frontera con Irak. Tropas sirias y aliadas lograron recuperar su control hace unos días y liberar a decenas de civiles. Ahora Siria y sus aliados Rusia e Irán empiezan a lanzar mensajes sobre el inminente final de las operaciones militares y afirman que el estado islámico apenas da sus últimos coletazos. Aunque este analista político advierte de que muchos yihadistas huyeron y pueden reagruparse en otras zonas, incluso en el area rural de Damasco. Es esta zona, en concreto Guta, una de las que más preocupa a Naciones Unidas. En su último informe señala bombardeos intensos a diario y decenas de víctimas civiles. Y a los mensajes triunfalistas la ONU alerta que en el séptimo año de guerra, el éxodo continúa y siete de cada 10 sirios necesitan asistencia humanitaria.

Nicolás de Pedro, investigador del Centro para Estudios Internacionales (Cidob) y experto en Rusia, considera "evidente" que en la cuestión catalana ha habido una partificipacion significativa de elementos que claramente tienen vínculos con el Kremlin. Esto, dice en Las mañanas de RNE, va a hacer que varíe la percepcion que se tiene en Madrid de la relación con Rusia.

"Va a ser un elemento que no necesariamente va a enturbiar de forma dramática las relaciones pero sí tendrá un impacto a corto y medio plazo", ha afirmado De Pedro, que considera que a Rusia le interesa que haya tensiones soberanistas en Europa porque alimenta su discurso ante su población.