arriba Ir arriba

En Marsella, tercera noche de disturbios ante el partido de fútbol entre Rusia e Inglaterra de la Eurocopa. A pesar del fuerte dispositivo policial desplegado, los hinchas de ambos equipos han terminado enfrentándose. Hay, al menos, seis detenidos y cinco heridos. Uno, muy grave. La UEFA ha lamentado los hechos y ha dicho que no tienen nada que ver con el fútbol.

Sólo seis días después de que los bombardeos destruyeran este hospital de la zona rebelde de Alepo y mataran a su último pediatra, al que vemos con pijama verde, las bombas han caído sobre otro hospital. Esta vez en la zona controlada por el gobierno. Ha vuelto a morir gente y hay decenas de heridos, la mayoría mujeres y niños. Desde hace seis días la diplomacia ha elevado el tono en sus palabras y se ha movido más. Kerry ayer en Ginebra. Hoy en Moscú el mediador de la ONU con Lavrov. Y para mañana ya anuncian un encuentro en Berlín entre representantes de Francia, Alemania, Naciones Unidas y la oposición siria.

Aviones de guerra, de origen desconocido, han bombardeado este viernes por octavo día consecutivo distintos barrios de la ciudad siria de Alepo, la mayor del norte de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los aparatos atacaron los distritos de Al Qataryi, Al Mashad, Al Sukari, Bustan al Qasr y Al Sajur. En esta última zona, al menos un menor falleció y otras cinco personas resultaron heridas por los bombardeos. Según AFP, los impactos han afectado seriamente a un centro sanitario en el área rebelde de Alepo hiriendo a una enfermera, suceso que ocurre 24 horas tras el ataque al hospital Al Quds apoyado por MSF.

No obstante, a partir de la medianoche de este viernes entrará en vigor lo que se ha llamado "régimen de silencio". Se trata de un acuerdo patrocinado por Rusia y Estados Unidos que se prolongará 24 horas en Damasco y sus suburbios (localidades como Daraya) y 72 horas en Latakia. Así lo ha trasladado Reuters según fuentes mencionadas por la agencia RIA.

Dos aviones de combate rusos modelo Su-24 volaron "de forma agresiva" cerca de un buque destructor de la Marina estadounidense en el mar Báltico el lunes y el martes pasados, según informó hoy el Departamento de Defensa de EEUU en un comunicado, recogido por Efe.

El personal a bordo del destructor USS Donald Cook contactó por radio con los dos aviones en inglés y en ruso durante el incidente, aseguró el Pentágono, pero estos, que "no parecía que fuesen armados", no respondieron a las llamadas.

El comunicado, firmado por el comando europeo de las Fuerzas Armadas de EEUU, tildó el episodio de "poco seguro" y "poco profesional" y lo describió como el movimiento "más agresivo" por parte de Rusia contra EEUU de los últimos meses.

La Marina estadounidense también detectó un helicóptero ruso KA-27 que voló cerca de la embarcación y que creen que tomó fotografías del destructor.

Según EEUU, el barco se encontraba "claramente" en aguas internacionales cuando ocurrió el incidente, ya que estaba a 112 kilómetros de la ciudad rusa de Kaliningrado.

Hijos de multimillonarios rusos presumen de cartera y vida regalada en una cuenta de Instagram que ya tiene más de 300.000 seguidores. Entre otras cosas, presumen de comprar apartamentos por más de un millón de euros en el nuevo centro financiero de Moscú. Según Bloomberg, hay 22 rusos entre las 400 personas más ricas del mundo con una fortuna que supera los 200.000 millones de dólares.

Rusia comenzó hoy el repliegue del grueso del grupo aéreo que desplegó en septiembre pasado en la base siria de Jmeimim para combatir el terrorismo yihadista y apuntalar al entonces maltrecho régimen del líder sirio, Bachar al Asad. Tal y como ordenó este lunes el presidente ruso, Vladímir Putin, el primer grupo de aviones -un aparato de transporte Tu-154 y varios bombarderos Su-34- regresó hoy a Rusia.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado al Ministerio de Defensa que inicie la retirada de las tropas rusas desplegadas en Siria a partir de este martes, justo cuando se cumplen cinco años de la guerra civil y después de seis meses de bombardeos en apoyo del régimen de Bachar al Asad.

"Creo que la tarea que nuestras Fuerzas Armadas y el ministerio de Defensa tenían por delante se ha cumplido totalmente, por eso ordeno al ministro de Defensa que desde mañana comience el repliegue del grueso de nuestras fuerzas de Siria", ha declarado Putin en una reunión con responsables de Defensa y Exteriores difundida por los medios rusos.

La retirada será paulatina y afectará a la mayor parte, aunque no a todas las tropas rusas que están desplegadas en territorio sirio, dado que Moscú mantendrá una relevante capacidad operativa mediante su base de Latakia, en la costa mediterránea del país asiático.

Este 15 de marzo se cumplen cinco años del inicio de la guerra de Siria. Un conflicto que se ha cobrado la vida de más de 300.000 personas y el desplazamiento de más de la mitad de la población del país. Con este telón de fondo, la ONU busca una vía para la paz en Ginebra y confía en que la frágil tregua decretada hace dos semanas se mantenga en pie. Una esperanza que también comparte Rusia, de ahí que haya empezado la retirada de sus tropas en Siria (15/03/16).