Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La reina apura sus últimas horas en Mozambique, donde comprueba cómo avanzan las tareas de recuperación tras el reciente paso de ciclones como el Idai, un desastre que ha causado unas 600 víctimas mortales. La agenda de doña Letizia este lunes ha incluido entrevistas con autoridades de la zona y con cooperantes españoles. Este martes, la reina tiene actos en Beira, una de las ciudades más afectadas.

La reina Letizia viaja este domingo a Mozambique, para conocer los proyectos de la cooperación española y visitar también al personal médico desplazado para atender a víctimas del reciente huracán "Idai". El país acaba de recibir un nuevo huracán, 'Kenneth' pero su impacto principal es en el norte del país, mientras que la delegación española viajará a Maputo y a Beira, en el sur. 27/04/19

Un nuevo ciclón, Kenneth, golpea a Mozambique apenas seis semanas después del impacto del Idai en el norte del país, con consecuencias devastadoras: más de 600 muertos, localidades enteras anegadas, zonas rurales aisladas, casas y cosechas destruidas. Hablamos con el doctor Rafael Crespo, integrante de la misión de emergencia desplegada por la AECID, quien nos atiende desde Dondo, muy cerca de Beira.

En Mozambique, acaba de tocar tierra un nuevo ciclón, tan solo un mes después del paso de Idai, el último ciclón que dejó cerca de mil muertos. La llegada de Kenneth ha causado, de momento, un muerto , en la capital de la provincia de Cabo Delgado por la caída de un árbol, y ha provocado importantes daños, según un primer balance de las autoridades.

Las costas del norte de Mozambique y del sur de Tanzania se preparan para la llegada del ciclón Kenneth, el segundo en menos de dos meses. Podría alcanzar también la categoría 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. A su paso por las islas Mayotte con vientos de hasta 140 km/h, el ciclón ha dejado al menos tres muertos. Tanzania y Mozambique aún no se han recuperado del paso de Idai, que dejó más de un millar de muertos hace un mes. La reina Letizia tiene previsto, el domingo, un viaje a Mozambique, si el frente se lo permite. Sería su cuarto viaje de apoyo a la cooperación española.

Los starts chalecos rojos se despliegan por primera vez a Mozambique para ayudar a los damnificados por el ciclón Idai. Durante los próximos dos meses, el equipo de por 71 personas formadas por médicos, pediatras, anestesistas, bomberos y cocineros entre otros actuarán sobre el terreno.
Un operativo que llega cuando más se necesita. Hasta el momento más de 500 personas han muerto y ya se han registrado los primero casos de cólera y de diarrea.
Tres mundos, solidaridad entrevista en el programa a la ONG Bamba Project. Nos cuentas sus programas educativos, sanitoarios y de empoderamiento de la mujer.

Acompañamos a un equipo de Cruz Roja Española. Su misión es recorrer los centros de acogida que el gobierno mozambiqueño ha habilitado para los miles de desplazados por el ciclón Idai. Esta escuela ahora acoge a unas 1.000 personas diarias. Lo primero y más urgente es analizar y comprobar que el poco agua potable que tiene, unos 300 litros, está en buenas condiciones.

Diez días después del ciclón Idai, Mozambique trata de recuperarse de los destrozos que afectan a más de dos millones de personas. El país sigue buscando a supervivientes mientras evalúa los daños incontables. La escasez también está afectando a los supervivientes: "No tenemos nada, la situación es pésima", dice una mujer en Beira. Falta agua, energía, no hay carne ni pescado porque no se puede conservar...Las autoridades temen que la situación desencadene un brote de cólera o diarrea.

Las familias sobreviven en los tejados de sus casas y es imposible acceder a ellos por otra vía que no sea la aérea. A través de helicópteros se les está facilitando alimentación y abrigo mientras siguen esperando a que baje el nivel del agua. Desde el Gobierno mozambiqueño insisten en que las víctimas superarán las mil personas. Las escuelas siguen cerradas, las cosechas se han perdido y más de la mitad de los edificios de esta gran ciudad están en ruinas. Las autoridades temen que la malaria y, sobre todo el cólera, hagan su aparición y agraven aún más una situación ya de por sí calamitosa.