arriba Ir arriba

El diputado de Junts pel Sí (JxSí) Lluís Llach ha afirmado que los funcionarios catalanes que rechacen cumplir la Ley de Transitoriedad Jurídica, pendiente de aprobación por el Parlament y que prevé la desconexión del Estado, "sufrirán" y serán "sancionados", incluidos los Mossos d'Esquadra. Así lo ha explicado el cantautor en diversas intervenciones recientes en charlas que ha protagonizado de la mano de las entidades independentistas Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Los detenidos tienen entre treinta y cuarenta años y llevaban veinte viviendo en Cataluña. Todos son marroquíes menos uno que es español. Algunos viajaban a menudo a Marruecos donde también ha habido registros, y, según el propietario de uno de los pisos registrados en Barcelona, uno solía viajar a Bélgica. Al menos tres de los detenidos están relacionados con los terroristas que atentaron en el metro y en el aeropuerto de Bruselas en marzo del año pasado.

Los Mossos d'Esquadra han detenido este martes a varias personas en una operación en contra un grupo vinculado supuestamente al terrorismo yihadista y al crimen organizado, en la que se han efectuado doce entradas y registros en Barcelona y varias localidades del área metropolitana. Se trata de la tercera operación antiyihadista que se desarrolla en Cataluña en este 2017.

Doble operación antitiyihadista en nuestro país que se ha saldado, hasta ahora, con tres detenciones. Por una parte, en Benetússer (Valencia), se ha arrestado a un hombre de nacionalidad española y origen marroquí. Está acusado de adoctrinamiento y captación para el DAESH a través de las redes sociales. Además, en la comarca de Osona, en la provincia de Barcelona, los mossos mantienen a esta hora un operativo antiterrorista en la que han sido detenidas dos personas por delitos relacionados con el yihadismo.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han detenido a tiros al conductor de un camión de butano robado que intentaba entrar en dirección contraria en la Ronda Litoral de Barcelona. Según fuentes policiales, se descarta que tenga relación con el terrorismo y, como principales hipótesis, investigan si su conducta obedece a un trastorno mental o al consumo de tóxicos. En una rueda de prensa en que ha comparecido junto a Evelio Vázquez, jefe de la Guardia Urbana, el comisario de los Mossos d'Esquadra Joan Carles Molinero ha explicado que los hechos se han iniciado poco antes de las 11.00 horas, cuando un hombre de nacionalidad sueca, de 32 años, ha robado un camión de butano, en la calle Vilà Vilà de Barcelona, aprovechando que su responsable estaba repartiendo las bombonas.

Marga Grau, la madre, ha quedado en libertad tras prestar declaración y tras el registro policial de la casa familiar. Fernando, el padre de la niña sigue en comisaría después de que los Mossos d'Esquadra lo detuviesen.También detuvieron a la madre de Nadia que quedó en libertad después de declarar. Los dos son investigados por un posible delito de estafa en la recaudación de fondos para pagar los tratamientos médicos de Nadia, que sufre una enfermedad genética. Los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación porque se sospecha que el dinero no se destinó a estos fines. Paralelamente a las detenciones, el magistrado de instrucción también ordenó la entrada y registro del domicilio familiar, que se hizo en presencia del juez y que se alargó hasta la medianoche. Lo hizo después de haber requerido el pasaporte de la menor y la información médica. De momento, el fiscal del caso no ha pedido medidas de protección para la menor que ha pasado la noche con una familia de confianza de los padres. De hecho, el lunes el juez ya ordenó la inmovilización de las cuentas donde se ingresaban los donativos. Cuando se destapó la presunta estafa, la familia, a través de las redes sociales, se comprometió a devolver el dinero a quien lo reclamara. El padre de la niña, Fernando Blanco, fue condenado a 3 años de prisión por apropiación indebida y a un año y 10 meses por falsedad documental por una estafa en el ámbito laboral.