arriba Ir arriba

Doble operación antitiyihadista en nuestro país que se ha saldado, hasta ahora, con tres detenciones. Por una parte, en Benetússer (Valencia), se ha arrestado a un hombre de nacionalidad española y origen marroquí. Está acusado de adoctrinamiento y captación para el DAESH a través de las redes sociales. Además, en la comarca de Osona, en la provincia de Barcelona, los mossos mantienen a esta hora un operativo antiterrorista en la que han sido detenidas dos personas por delitos relacionados con el yihadismo.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han detenido a tiros al conductor de un camión de butano robado que intentaba entrar en dirección contraria en la Ronda Litoral de Barcelona. Según fuentes policiales, se descarta que tenga relación con el terrorismo y, como principales hipótesis, investigan si su conducta obedece a un trastorno mental o al consumo de tóxicos. En una rueda de prensa en que ha comparecido junto a Evelio Vázquez, jefe de la Guardia Urbana, el comisario de los Mossos d'Esquadra Joan Carles Molinero ha explicado que los hechos se han iniciado poco antes de las 11.00 horas, cuando un hombre de nacionalidad sueca, de 32 años, ha robado un camión de butano, en la calle Vilà Vilà de Barcelona, aprovechando que su responsable estaba repartiendo las bombonas.

Marga Grau, la madre, ha quedado en libertad tras prestar declaración y tras el registro policial de la casa familiar. Fernando, el padre de la niña sigue en comisaría después de que los Mossos d'Esquadra lo detuviesen.También detuvieron a la madre de Nadia que quedó en libertad después de declarar. Los dos son investigados por un posible delito de estafa en la recaudación de fondos para pagar los tratamientos médicos de Nadia, que sufre una enfermedad genética. Los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación porque se sospecha que el dinero no se destinó a estos fines. Paralelamente a las detenciones, el magistrado de instrucción también ordenó la entrada y registro del domicilio familiar, que se hizo en presencia del juez y que se alargó hasta la medianoche. Lo hizo después de haber requerido el pasaporte de la menor y la información médica. De momento, el fiscal del caso no ha pedido medidas de protección para la menor que ha pasado la noche con una familia de confianza de los padres. De hecho, el lunes el juez ya ordenó la inmovilización de las cuentas donde se ingresaban los donativos. Cuando se destapó la presunta estafa, la familia, a través de las redes sociales, se comprometió a devolver el dinero a quien lo reclamara. El padre de la niña, Fernando Blanco, fue condenado a 3 años de prisión por apropiación indebida y a un año y 10 meses por falsedad documental por una estafa en el ámbito laboral.

Decenas de furgonetas, antidisturbios vigilaban la calle mientras numerosos agentes entraban en una veintena de domicilios con las respectivas comitivas judiciales en el barrio de la Mina en Barcelona y en Sant Adria de Besos. El dispositivo tiene por fin desmantelar varios cultivos ilegales de marihuna ubicados en distintas viviendas. Se han producido ya decenas de registros. A esta hora la operación aún continúa abierta.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han detenido a quince personas en una operación que ha permitido desmantelar una organización criminal, de las más activas en España, que obtuvo unos 440.000 euros robando cajas fuertes de 26 empresas, que abrían a golpe de mazo o de hacha.

La red, que se da por desarticulada, está considerada una de las más activas en España en el robo de cajas fuertes, ya que, por el momento, se le atribuyen al menos 26 robos en naves industriales, mayoritariamente de los sectores de la alimentación y de la automoción, en Cataluña, Andalucía, Madrid y Valencia.

Cinco monitoras de nacionalidad alemana han quedado en libertad provisional con cargos por desórdenes públicos, tras haber sido detenidas este martes por la noche por haber protagonizado una broma en forma de "flashmob" en Castell-Platja d'Aro (Girona) que desató el pánico entre los vecinos y turistas de la localidad, y que causó once heridos leves.

Cinco monitores de nacionalidad alemana han sido detenidos, acusados de un delito contra el orden público, tras protagonizar la noche de este martes una broma en forma de "flashmob" en Castell-Platja d'Aro (Girona) que desató el pánico entre los vecinos y turistas de la localidad, y que causó once heridos leves. Según han informado a Efe los Mossos d'Esquadra, los cinco detenidos formaban parte de un grupo de jóvenes que simularon que dos famosos eran perseguidos por un grupo de 'paparazzis' y fans, en pleno centro de la localidad, donde a esa hora había numerosas personas que frecuentaban terrazas o tiendas aún abiertas al público.