arriba Ir arriba

La activista de derechos humanos Helena Maleno ha recordado este miércoles que España y Marruecos tienen firmada una convención internacional que garantiza la salvaguardia del derecho a la vida en el mar. Maleno está siendo investigada en Marruecos por las llamadas de alerta que hace a Salvamento Marítimo sobre las pateras a la deriva en el Estrecho. La miembro de la ONG Caminando Fronteras tenía que comparecer ante un tribunal pero la vista se ha vuelto a aplazar, esta vez hasta el 31 de enero.

  • Afirma que Europa incumplió su obligación de respetar el derecho de autodeterminación
  • Tampoco cree que garantice que la explotación de recursos beneficie a los saharauis
  • El 91,5% del total de capturas previstas en el acuerdo corresponden a aguas de esa zona
  • Unos 90 barcos españoles se benefician del pacto, que expira en 9 meses

La activista española Helena Maleno ha de comparecer este miércoles, día 10, ante un juzgado marroquí que investiga sus llamadas alertando de las pateras a la deriva en el Mediterráneo. 

Maleno, miembro de la ONG Ca-Minando Fronteras, que vela por los derechos de quienes intentan cruzar a Europa, ha realizado numerosos avisos a Salvamento Marítimo de España para avisar de pateras perdidas en el mar. Las autoridades españolas la acusaron de colaborar con la inmigración irregular y con las mafias de tráfico de personas. La Audiencia Nacional española trasladó el expediente a Marruecos, donde aún no se han presentado cargos.

Maleno fue citada a declarar el pasado 27 de diciembre pero la vista se aplazó a petición de su abogada, que necesitaba más tiempo para preparar la causa.

En una entrevista con TVE, Maleno se muestra tranquila y asegura que no ha cometido ningún delito."Hay una convención internacional firmada por España y Marruecos que garantiza la salvaguarda del derecho a la vida en el mar", recuerda la activista.

En Rabat, el ministro del interior español Juan Ignacio Zoido se ha reunido con su homólogo marroquí, Abdeluafi Laftit, para intercambiar información sobre la investigación de los atentados en Cataluña. Fuentes de la investigación vinculan al hombre detenido en Casablanca con el suministro de las bombonas que hicieron saltar por los aires el chalé de Alcanar, donde operaba la célula desarticulada, a la que se considera responsable del doble atentado.