arriba

25 locales en pleno centro de Palma siguen precintados y 13 personas están en prisión provisional. Según la polícía, formaban una red organizada que explotaba a trabajadores en condiciones de semiesclavitud y ejerciendo en ocasiones la violencia. Habrían evitado grandes pagos a la seguridad social con las cuotas de los trabajadores.
 

El abogado de la infanta Cristina, Miquel Roca, ha lamentado este viernes la "pena de banquillo" a su defendida por el caso Nóos, porque la reciente resolución de la Audiencia de Palma, que decide mantenerla en el juicio como cooperadora de dos delitos fiscales al rechazar la aplicación de la doctrina Botín, se aparta, según el letrado de la literalidad de la ley y de la doctrina consolidada del Tribunal Supremo para recoger las tesis de la acusación de Manos Limpias.

La Infanta se enfrenta a dos delitos fiscales como cooperadora necesaria. Los que habría cometido su marido, Iñaki Urdangarín, a través de Aizoon, una empresa de la que ambos son titulares al 50 por ciento. La sociedad formaría parte de la red de empresas fantasma que utilizaba el instituto Nóos para desviar los fondos públicos obtenidos de forma irregular. Según el juez Castro, Aizoon habría defraudado a Hacienda más de 330 mil euros en los años 2007 y 2008, y eso difícilmente hubiera podido ocurrir sin su conocimiento.

En un auto muy técnico de 85 páginas, el tribunal desestima la aplicación de la doctrina Botín. Lo habían pedido tanto la defensa de la Infanta, como la Fiscalía y abogacía del Estado. Argumentaban que no debía ser juzgada porque solo la acusa Manos Limpias y no la Agencia Tributaria que es la perjudicada directa. La audiencia de Palma considera que los delitos fiscales dañan el bien común y por tanto la acusación popular sí está legitimada.

  • Piden la aplicación de la doctrina Botin para exonerar a la hermana del rey
  • La infanta Cristina y Urdangarin se sientan el banquillo junto a otros 16 acusados
  • El tribunal admite como prueba un informe de Hacienda presentado por el fiscal
  • El documento concluye que el infanta no habría cometido delitos fiscales
  • La Abogacía del Estado afirma que el "Hacienda somos todos" es solo publicidad
  • Manos Limpias exige que no se dé a la infanta un "privilegio de inmunidad"
  • El tribunal decidirá sobre la infanta antes de reanudar el juicio el 9 de febrero

Defensa, fiscalía y acusación particular han pedido que se aplique la llamada doctrina Botín para que la Infanta Cristina no se siente en el banquillo. Esta construcción jurisprudencial, se empleó en 2007 y establece que si la Fiscalía y la víctima del delito, no lo piden, la acusación popular por sí sola no estaría legitimada para hacerlo.

Después de 6 años de investigación, se abre el juicio del caso Nóos con 18 acusados, que se enfrentan a más de 100 años de prisión. Por primera vez un miembro de la Casa del Rey se enfrenta a un proceso judicial como acusado. La acusación particular de Manos Limpieas pide 8 años de prisión para la infanta Cristina. Además de la infanta y su esposo, Iñaki Urdangarin, hay otros 16 acusados que van desde el expresidente de Baleares, Jauma Matas, al exvicealcalde de Valenica, Vicente Grau. 

  • El juicio de una investigación que el juez Castro inició en 2010 durará hasta junio
  • Las cifras: 18 acusados, 363 testigos, 100 tomos de investigación y tres magistradas
  • Piden 19 años y medio de cárcel para Urdangarin y ocho para la infanta Cristina
  • La defensa de la infanta pedirá la aplicación de la doctrina Botín para su exoneración
  • Jaume Matas y Alfonso Grau, entre los acusados. Rato, Gallardón y Camps, testigos

Los abogados de la Infanta Cristina defenderán en las cuestiones previas que la acusación por delito fiscal que formula el Sindicato Manos Limpias no se sostiene. El motivo: que ni la Fiscalía ni la Agencia Tributaria la acusan. Si el tribunal les da la razón, no será juzgada pero la imagen de la hermana del rey sentada en el banquillo, como mínimo el lunes, ya es inevitable.

En esta sala empezará el próximo lunes 11 de enero el juicio por el caso Nóos. Tiene cabida para 80 personas. Los 18 acusados se sentarán delante del tribunal, a su derecha estará la prensa, el fiscal y las acusaciones.
El caso Nóos procesará a 18 personas. Además de la infanta Cristina y Urdangarin, se sentarán en el banquillo su exsocio Diego Torres, su esposa, Ana María Tejeiro, los hermanos de esta Marco Antonio y Miguel Tejeiro, y el expresidente balear Jaume Matas, entre otros.

El accidente se ha producido al ceder la estructura metálica que aguantaba el forjado del techo, de unos 30 metros cuadrados. Se trata de un hotel en construcción desde el pasado mes de febrero. En el momento del suceso, cuatro personas trabajaban en la primera planta. Dos han fallecido, tenían 31 y 56 años. Otros dos trabajadores han resultado heridos leves.