arriba Ir arriba

Este viernes se cumple un mes de la riada que dejó 13 muertos en el municipio mallorquín de Sant Llorenç. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso recuerda el suceso y analiza cómo se produjo con el comandante Demetrio Barrachina, jefe de Relaciones Internacionales del Tercer Batallón de la UME; Mateu Puigros, alcalde de Sant Llorenç; y Kati Masanet, coordinadora de Convivencia del colegio público Punta de n'Amer sa Coma.

Más de un millar de personas han asistido este miércoles en Manacor (Mallorca) a la misa funeral, presidida por las 13 víctimas de las inundaciones del pasado 9 de octubre en la comarca del Levante mallorquín, horas después de que haya sido encontrado el cuerpo sin vida del niño Arthur que permanecía desaparecido. La misa, presidida por los reyes, ha sido oficiada por el obispo de Mallorca Sebastiá Taltavull, en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores de Manacor y ha finalizado pasadas las 20:00 horas.

Los servicios de rescate de la Guardia Civil, efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y bomberos de Mallorca han hallado este miércoles el cuerpo sin vida de Arthur, el niño de 5 años desaparecido a causa de la tromba de agua que golpeó la zona del Levante de la isla el pasado día 9. Con el hallazgo del cuerpo sin vida del niño se eleva a 13 la cifra de víctimas mortales de la riada que afectó a zonas de dos municipios del noreste de la isla, especialmente a la población de Sant Llorenç des Cardassar.

Casi la mitad de las 296 casas afectadas por la riada de la zona del Levante de Mallorca el pasado martes han perdido todos los enseres, según ha manifestado la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, en los pasillos del Parlament balear. Estas viviendas se encuentran en Sant Llorenç des Cardassar, Son Servera y Artà, los tres municipios afectados por la tromba de agua que cayó hace una semana y que causó la muerte a doce personas además de la desaparición de un niño de 5 años.

Buzos de la Guardia Civil, la Unidad Militar de Emergencias (UME), agentes de diversos cuerpos con perros de rastreo y decenas de voluntarios han continuado este viernes desde primera hora de la mañana en Son Carrió la búsqueda del niño desaparecido desde la tarde del martes por la torrentada en el Levante de Mallorca. Los especialistas militares y del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil están trabajando sobre el lecho del torrente en la zona próxima al polideportivo de la localidad, donde este jueves fueron hallados varios efectos personales que los familiares identificaron como los del niño.