arriba Ir arriba

Las lluvias e inundaciones del peor monzón que golpea el suroeste de India en 100 años han provocado ya más de 400 muertos, cientos de desaparecidos y 1.200.000 evacuados, además de poblados y aldeas destruidos y daños materiales incalculables, la mayoría en el estado de Kerala. Allí, los equipos de emergencia tratan de evacuar a los niños y enfermos, buscar supervivientes y llevar suministros a los afectados durante la primera tregua de las lluvias.

Decenas de miles de personas han salido a las calles de India tras conocer la detención de un exfuncionario y cuatro agentes de Policía por encubrir el secuestro, la violación en grupo y el posterior asesinato de una niña de ocho años el pasado mes de enero en un templo hindú de Kathua. A ello se añade la investigación de un diputado del partido del Gobierno indio después de la muerte, bajo circunstancias sospechosas, de un detenido que le había acusado de violar y matar a su hija adolescente en el estado de Uttar Pradesh. Hay varios policías detenidos y un político del partido en el gobierno. El primer ministro ha prometido justicia.

En India, un miembro del partido del Gobierno ha ofrecido una recompensa de un millón y medio de dólares a quien decapite a la actriz protagonista de una película de Bollywood que considera "inmoral". Narra la historia sobre la relación entre un líder musulmán y una reina hindú. El estreno se ha aplazado por la polémica.
 

Al menos 1.200 personas han perdido la vida en la India, Nepal y Bangladesh tras el paso de las peores lluvias monzónicas que se recuerdan en años en el Sudeste Asiático. La peor parte se la ha llevado la India, con más de 600 muertos y miles de aldeas, pueblos y centenares de cuidades completamente anegadas y miles de hectáreas de cultivo destrozadas. Habría 20 millones de damnificados, aunque algunas ciudades ya van recobrando la normalidad. En Bombay se ha restaurado el servicio ferroviario y la población vuelve poco a poco a las tareas cotidianas.