arriba Ir arriba

El hombre que este lunes mató a una niña de 12 años e hirió a trece personas, varias de extrema gravedad, al empotrar su coche contra una pizzería a las afueras de París, había tomado drogas, ha informado la Fiscalía.

El fiscal adjunto de Meaux, Eric de Valroger, ha señalado, en declaraciones a la prensa durante la noche, que el presunto homicida, un hombre de nacionalidad francesa nacido en 1985, estaba bajo los efectos de narcóticos, sin precisar de cuáles se trataba, aunque puntualizó que no había bebido.

El fiscal ha confirmado que por el momento se descarta "el móvil terrorista", como ya lo había avanzado el Ministerio del Interior, que también había señalado que no tenía antecedentes penales ni policiales, y que tampoco era objeto de seguimiento por los servicios secretos.

Era vecino de la localidad de La Ferté sous Jouarre, limítrofe con el pueblo de Sept-Sorts donde se encuentra, en un área comercial, la pizzería Cesena donde se produjo el siniestro poco después de las 20.00 locales (18.00 GMT).