arriba Ir arriba

Las jugadoras de la selección danesa de fútbol denuncian la descriminación salarial que sufren y amenazan con hacer huega si sus sueldos no se equiparan a los hombres. Aseguran que sus sueldos deberían subir un 342% para equipararse al de los futbolistas. Y mientras la Federación de Dinamarca estudia la forma de atender su reivindicación, la selección masculina se muestra dispuesta a ceder parte de su sueldo para ellas.

El Reino Unido ha reducido de "crítico" a "grave" el nivel de alerta terrorista mientras prosigue la investigación policial sobre el atentado del viernes en la estación de metro Parsons Green, que ha dado con el arresto de dos hombres. Un joven de 21 años fue arrestado poco antes de la pasada medianoche en el barrio de Hounslow, cerca del aeropuerto londinense de Heathrow, horas después de que otro joven de 18 años fuera retenido en la sala de embarque del puerto de Dover, en el suroeste de Inglaterra, en virtud de la ley antiterrorista de 2000.

Un hombre de 18 años ha sido detenido en Dover, en el sureste de Inglaterra, en relación con la explosión el viernes en la estación de metro Parsons Green, en el suroeste de Londres, informa la Policía británica. El sospechoso, detenido este sábado por la mañana en el área portuaria de Dover, será llevado a una comisaría de Londres para ser interrogado.

Un hombre de 18 años ha sido detenido en Dover, en el sureste de Inglaterra, en relación con la explosión el viernes en la estación de metro Parsons Green, en el suroeste de Londres, informó hoy la Policía británica. El sospechoso, detenido este sábado por la mañana en el área portuaria de Dover, será llevado a una comisaría de Londres para ser interrogado.

Al menos 22 personas han resultado heridas, aunque no de gravedad, a causa de una explosión en el Metro de Londres que la Policía Metropolitana investiga como "acto terrorista" y que se ha cometido con un artefacto casero.

El ataque ha ocurrido este viernes a las 8:21 hora local (9.21 hora peninsular española) en la parada de metro de Parsons Green, en el suroeste de Londres, en un vagón de la línea District, una de las más importantes, y en plena hora punta. La circulación de trenes entre las estaciones de Earls Court y Wimbledon se ha interrumpido.

El artefacto de la explosión, que provocó "una bola de fuego" en un tren repleto de pasajeros, consistía en un cubo blanco de plástico que estaba dentro de una bolsa de supermercado en el vagón del convoy, con capacidad para 865 personas.

Según indicaron varios medios, la bomba de fabricación de casera no llegó a explotar completamente, lo que también podría aportar información adicional a los expertos, que tratan de determinar el método de fabricación, los productos químicos y el tipo de detonador.

La autoridades británicas han confirmado que investigan un "incidente" en el metro de Londres por una explosión. Varios medios de comunicación aseguran que se ha producido una explosión en un vagón y varias personas han resultado heridas con quemaduras.

Ha ocurrido en la parada de metro de Parsons Green, en el suroeste de Londres, en un metro de la línea District, una de las más importantes de la ciudad. Al lugar se han desplazado ambulancias y policía armada. La circulación de trenes entre las estaciones de Earls Court y Wimbledon se ha interrumpido.

La investigación oficial sobre el incendio que destruyó el pasado junio la torre residencial londinense Grenfell, en el que al menos 80 personas perdieron la vida, ha empezado este jueves en la capital británica. La pesquisa, a cargo del juez retirado Martin Moore-Bick, evaluará las causas del fuego y la forma en que se extendió, las regulaciones en materia de edificios altos y la respuesta de las autoridades locales del oeste de Londres, donde está la torre. También analizará el diseño, la construcción y la remodelación del edificio, cuando se añadió un revestimiento externo que al parecer tenía polietileno, altamente inflamable.

El incendio empezó por el fallo de un frigorífico en una de las plantas y se extendió con rapidez por los 24 pisos del edificio, formado en su mayoría por apartamentos de protección social. Moore-Bick, al dar comienzo a la investigación, aseguró que esta pesquisa "puede y dará respuestas" a la pregunta de cómo pudo ser que un incendio así ocurriera en el siglo XXI en Londres. El magistrado inició su labor en presencia de víctimas y vecinos de la torre, que se quejaron de la falta de respuestas inmediatas por parte de las autoridades locales para ayudar a los más de 400 residentes del edificio. El juez agregó que confía en que su trabajo pueda dar "algo de consuelo" a los afectados y reconoció la "ira y traición" que sienten los sobrevivientes, pero puntualizó que su objetivo es evaluar las pruebas con "calma". Moore-Bick subrayó que su misión es "llegar a la verdad con la ayuda de todos los que tengan pruebas relevantes que aportar. Es un proceso que debería ser esencialmente de cooperación".

"Sé que los últimos meses el mundo cambió para los que viven en North Kensington (donde está Grenfell) y que ex residentes de la torre y los vecinos sienten una gran sensación de ira y traición. Esto es totalmente natural y comprensible", añadió. "Pero si la investigación quiere conocer la verdad de lo ocurrido, debe buscar todas las pruebas y evaluarlas", recalcó.