arriba Ir arriba

El Aquarius ha atracado este miércoles en el puerto de La Valeta, en Malta, donde han desembarcado los 141 migrantes rescatados el pasado viernes en aguas del Mediterráneo frente a costas libias. Tras cinco días de incertidumbre, la embarcación gestionada por las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras (MSF) ha podido llevar a los rescatados a tierra firme tras el acuerdo alcanzado este martes por España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Mata para el reparto de los migrantes.

El Ejecutivo que encabeza Giuseppe Conte se ha trasladado a Génova, donde ha celebrado una reunión extraordinaria en la que ha decidido declarar el estado de emergencia en Liguria durante doce meses y "una jornada de luto nacional", para el que aún no se ha fijado una fecha, además de iniciar los trámites para revocar la concesión a Autoestrade per l'Italia.

El Aquarius atraca en Malta con 141 migrantes, después de cinco días de periplo sin destino definido. Este lunes se desbloqueaba la incertidumbre de los migrantes recogidos en aguas del Mediterráneo con el acuerdo de seis miembros de la Unión Europea para la acogida. España asuma la tutela de 60 personas, las mismas que Francia, como socios promotores del acuerdo, que incluye también a Alemania.

La ciudad de Génova despierta en el primer día tras la tragedia en medio de los trabajos de los equipos de salvamento que buscan víctimas entre el hormign y los vehículos caídos este lunes desde un viaducto principal de la ciudad. La cifra de muertos se acerca a la cuarentena. Una tragedia que los vecinos cercanos a la infraestructura venían anunciado por los continúos trabajos de mantenimiento de una autopista a 90 metros de altura que finalmente ha cedido. Las autoridades italianas estudian retirar la concesión de la autopistas italianas a Autostrada, fililal de Atlantia, y multas cercanas a las 150 millones de euros. Mientras, la Fiscalía investiga lo sucedido y apunta a un "error humano".

El balance de muertos por el derrumbe del viaducto Morandi, que atraviesa la ciudad de Génova en Italia, ha ascendido a 35, entre ellos tres menores de ocho, doce y trece años. Así lo ha confirmado este miércoles el ministro del Interior, Matteo Salvini, a través de su twitter. En un mensaje a las 7,44 horas, Salvini asegura que a esa cifra se ha llegado tras el trabajo desarrollado durante la noche por los servicios de emergencia.

El derrumbe ocurrió el martes poco antes del mediodía por causas aún no determinadas. Parte del viaducto de Polcevera, en la autopista A10se vino abajo desde decenas de metros de altura sobre un área profusamente urbanizada, en la que se encuentran varías vías de tren, carreteras, naves industriales, comercios y edificios residenciales. La investigación que estas horas se inicia intentará establecer que provocó la caida de este tramo de unos 80 metros de longitud. Al ceder, los vehículos que circulaban por el puente -unos 30 coches y entre cinco y diez camiones, según el cálculo de Protección Civil- cayeron entre los escombros desde una altura de unos 50 metros.

Salvini ha dado las gracias a todos los servicios de emergencia por su trabajo en este suceso y ha asegurado que el Gobierno cumplirá con el deber de "identificar a los culpables de este desastre, que no quedará impune". En otro mensaje en la misma red Salvini añade que cuanto más piensa en los muertos de Génova "más rabia tengo" e insiste en que los responsables "con nombre y apellidos, pagarán caro".

Los gobiernos de España y Francia han coordinado un acuerdo con otros cuatro países de la UE -Alemania, Portugal, Luxemburgo y Malta- para acoger a los 141 migrantes que salvó el Aquarius frente a las costas de Libia el pasado viernes y a otras 114 personas rescatadas por las autoridades maltesas. De todos ellos, España recibirá 60 migrantes después de que el Aquarius atraque en Malta.

La policía británica investiga como un ataque terrorista el atropello aparentemente deliberado que ha tenido lugar este martes en Londres por un automóvil que luego ha chocado contra las barreras de seguridad colocadas ante el Parlamento y que ha dejado tres heridos, uno de ellos de consideración. El conductor, del que por el momento se conoce que tiene 29 años de edad y nacionalidad británica, ha sido detenido.

El derrumbe de un viaducto en una autopista que atraviesa la ciudad de Génova, en el noroeste de Italia, ha causado la muerte de al menos 22 personas y ha herido a otras 16, de las que nueve están graves, según el balance oficial que ha ofrecido el primer ministro, GIuseppe Conte, aunque las autoridades italianas esperan que el número de víctimas aumente a medida que avance la búsqueda entre los escombros e incluso el ministro de Interior, Matteo Salvini, ha hablado desde Sicilia de "una treintena de fallecidos".

Al menos 22 personas han muerto este lunes al derrumbarse un viaducto en una autopista que atraviesa la ciudad de Génova, en el noroeste de Italia, según el último balance ofrecido por el viceministro de Infraestructura, Edoardo Rixi, quien ha advertido de que el número de víctimas "por desgracia aumentará" a medida que avancen las labores de búsqueda entre los escombros.

Este vídeo garbado por una cámara de vigilancia y difundido por la BBC, muestra el momento en que el vehículo Ford Fiesta que este martes ha arrollado a varias personas en Londres impacta contra las barreras protectoras frente al Parlamento británico. El conductor ha sido detenido y no se han enconatrdo armas en el vehículo, pero el incidente está siendo investigado por las autoridades como un presunto atentado terrorista.

Al menos dos personas han resultado heridas este martes en Londres atropelladas por un automóvil que luego ha chocado contra las barreras de seguridad colocadas ante el Parlamento británico. Las víctimas son dos ciclistas y el suceso ha ocurrido a las 8:37 hora española. El conductor del automóvil, cuya identidad no ha sido facilitada, es "un hombre de unos veinte años" y está retenido "bajo la sospecha de delitos de terrorismo", ha precisado Scotland Yard en una nota de prensa. "Ha sido llevado a una comisaría del sur de Londres donde permanece en custodia policial", ha precisado Scotland Yard en una nota de prensa. "No había nadie más en el vehículo, que permanece en el lugar y es registrado. Por el momento no se ha recuperado ningún arma", añade el comunicado, que también señala: "Abordamos esto como un incidente terrorista y el Comando Antiterrorista de la Met (Policía Metropolitana de Londres) encabeza la investigación".

Imágenes del arresto difundidas en redes sociales muestran a una persona de raza negra esposada por agentes fuertemente armados. La estación de metro de Westminster, cercana al Parlamento, ha sido cerrada al público y acordonada, así como el acceso al edificio gubernamental. Según la Policía, no corre peligro la vida de ninguno de los heridos.