arriba Ir arriba

El primer Observatorio Mujeres Ciencia e Innovación para la igualdad de género (OMCI), formado por nueve ministerios, se ha constituido para "romper el techo de cristal" de ellas y garantizar la igualdad de oportunidades en los ámbitos de investigación, innovación y la universidad en España.
Así lo ha indicado la secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación, Ángeles Heras durante la presentación de este organismo que presidirá ella misma y con el que se quiere avanzar en la igualdad de género.

Las mujeres españolas lucharon durante años por el sufragio universal femenino. A principios del siglo XX mujeres de todos los sectores comenzaron a organizarse y a reivindicar su derecho a votar. Pero no fue hasta 1931 cuando Clara Campoamor jugó un papel decisivo en la aprobación del voto femenino.

La Constitución conquistó para las mujeres derechos básicos que hasta entonces les habían sido denegados, como el acceso a los procesos electorales, al mundo del trabajo y a decidir si querían estar casadas o no. Sin embargo, hubo artículos que se quedaron cortos para las feministas, como el 14 o el 57, el que regula la sucesión a la Corona anteponiendo a los varones.

Un reportaje de Marta Gómez | Especial 40 años de Constitución en RTVE.es | 40 años y 40 artículos en RNE

Difícil de creer, pero ocurre en pleno siglo XXI: la subasta de una menor, al mejor postor, para casarse con ella. Ha ocurrido en Sudán del Sur, y la joven se ha convertido en la décima mujer de un empresario del país. Una subasta realizada en Facebook, que ha sido criticada por darse cuenta de la puja demasiado tarde.

530 vacas, tres coches y 8.700 euros, esa fue la oferta que ganó la subasta realizada en Facebook para casarse con esta chica de 17 años. El vencedor, un millonario sudanés, se impuso a otras pujas entre las que había algunas autoridades del país. Lo ha denunciado la ONG Plan Internacional el mismo día en el que se celebró el matrimonio.

Nació y creció como refugiada en Irán, después de que sus padres huyeran de Afganistán tras la invasión soviética. Ella y su familia vivieron como refugiados. Hoy, Khadija Zahra Ahmadi forma parte de la historia de su país de origen: es la alcaldesa de la localidad de Nili, la segunda mujer afgana en lograr ese rango. Un hito que no resulta fácil en ese país: "La sociedad afgana es una cultura que no cree que la mujer pueda ser líder... Es muy difícil", comenta en una entrevista con TVE.